Un ataque al periodismo en sí | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Jueves 15 Noviembre 2018 | 

5

55

57

Secciones

Jueves 15 Noviembre 2018 | 

5

55

57

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Un ataque al periodismo en sí

Editorial / The Washington Post | Sábado 30 Junio 2018 | 00:01:00 hrs

Washington— La sección de Opinión del viernes en el diario ‘Capital Gazette’ consistió en sólo 56 palabras, centradas en cinco nombres. Fue un homenaje sobrado, elocuente, y desgarrador, a los que se perdieron en la tragedia que había sufrido este periódico el día anterior, y al tipo de periodismo que encarna el periódico.

Los cinco nombres eran los de los dedicados profesionales que acudieron a la sala de redacción del Capital el jueves por última vez, sus vidas acabaron al parecer a manos de un hombre que según la policía había librado una larga venganza contra el periódico.

El atacante disparó perdigones a través de las puertas de cristal del Capital, destrozando vidas en el más horrible ataque a periodistas de Estados Unidos en décadas.

Si hay algo que agradecer en esta carnicería, es que el tirador no tenía un arma con un magazine de gran capacidad que le hubiera permitido asesinar a muchos más.

Las víctimas ofrecieron una muestra representativa de lo que hace funcionar a un buen periódico local.

Wendi Winters encarnó al periodista local, resaltando las buenas acciones de los adolescentes locales, cubriendo las artes y la cultura en el condado de Anne Arundel y asistiendo a los desfiles locales.

Gerald Fischman era el editor de la página editorial, apacible pero apasionado, que buscaba el buen argumento en lugar de caer en lo fácil. Rob Hiaasen escribió reflexiones extrañas sobre la vida, surgidas de sus décadas en el periodismo.

John McNamara era el veterano reportero de la vieja escuela que instruía a las generaciones más jóvenes sobre las habilidades atemporales del buen periodismo. Y Rebecca Smith, una asociada de ventas, ayudó a mantener el periódico en funcionamiento para que la comunidad tuviera noticias.

Estos hombres y mujeres son el rostro de los periódicos estadounidenses, porque los periódicos de la comunidad son donde realmente sucede mucho de lo que es el periodismo básico.

Como señaló el columnista especializado en medios de comunicación del Post, Erik Wemple, sólo hay 600 periodistas en la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca, pero existen 32 mil trabajos editoriales en periódicos de todo el país.

Estos miles obtienen poco crédito, poseen menos glamour y salarios generalmente miserables, ya que cubren los partidos de futbol americano, las reuniones del ayuntamiento y las aperturas de restaurantes. Pero hacen un trabajo esencial.

El viernes en Annapolis, como todos los días en la capital de Maryland, comenzó con un nuevo número de The Capital circulando por la ciudad. Junto con varias páginas sobre el tiroteo, incluía un artículo sobre la inducción de la nueva clase de 2022 de la Academia Naval de Estados Unidos, una función del entrenador de mucho tiempo del equipo de baloncesto juvenil de Meade y una guía de las festividades del 4 de julio del condado de Anne Arundel.

El compromiso de informar al público no deja tiempo para el dolor; cuando ocurre una tragedia, los periodistas la miran fijamente e informan sobre lo que ven.

Asesinar gente por hacer este valioso trabajo es particularmente despreciable. Y llegó en un momento en que el presidente rutinariamente vilipendia a los reporteros por hacer su trabajo. En el pasado, los líderes del país honraron de palabra y obra el papel crucial de los medios en la sociedad estadounidense.

Las palabras finales del editorial del viernes del Capital explican acertadamente por qué la última postura es más apropiada: “Mañana esta página volverá a su constante propósito de ofrecer a nuestros lectores una opinión informada sobre el mundo que los rodea, para que puedan convertirse en mejores ciudadanos”.

 

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: