La separación de familias "conmociona la conciencia" | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 22 Julio 2018 | 

4

38

31

Secciones

Domingo 22 Julio 2018 | 

4

38

31

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


La separación de familias "conmociona la conciencia"

Editorial/The Washington Post | Jueves 28 Junio 2018 | 00:01:00 hrs

Washington— Un juez federal, al examinar los despojos emocionales, administrativos y logísticos de la política de inmigración de "cero tolerancia" de la administración Trump, que ha destrozado familias mientras traumatizaba a padres e hijos, llegó el martes a la misma conclusión alcanzada por millones de estadounidenses que presenciaron el caos: ya basta.

En lenguaje sencillo, el juez de distrito Dana Sabraw dictaminó que ya se cumplió el tiempo para la incompetencia y la crueldad fortuita que ha caracterizado la práctica desordenada de la administración de separar a las familias sin formular procedimientos para reunificarlas, incluso cuando se presentan legalmente en un puerto de entrada y con un caso creíble de asilo. El que más de 2 mil menores, incluidos niños pequeños que apenas comienzan a caminar, permanezcan separados de sus padres es una ofensa no solo contra la garantía constitucional de ser sujetos a un debido proceso legal, sino también va en contra de los valores fundamentales de los Estados Unidos.

"Somos un país de leyes y de compasión", escribió Sabraw, quien fue designado por el presidente George W. Bush. Ordenó que las familias inmigrantes de ahora en adelante sean detenidas juntas y liberadas juntas. Los padres que permanecen separados de sus hijos deben reunirse con ellos dentro de 30 días o, en el caso de niños menores de 5 años, dentro de las dos semanas. Esa orden sensata debería ayudar a enfocar la atención de una administración que, a pesar de que la orden ejecutiva del presidente Donald Trump de hace una semana puso fin temporalmente a la separación familiar, ha parecido desconcertada por la tarea de reunir a los niños ya separados de sus padres.

La decisión desautorizó directamente la ficción, difundida por el Fiscal General Jeff Sessions y la Secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, de que la separación de los niños inmigrantes de sus padres es similar a los procedimientos que se aplican cuando los ciudadanos estadounidenses cometen delitos. Por el contrario, el tribunal explicó: Si bien los menores que son ciudadanos estadounidenses pueden ser atendidos por una serie de agencias de servicios sociales, por no mencionar a sus parientes, los niños inmigrantes arrebatados a sus padres quedan en manos de una burocracia que no está diseñada ni equipada para cuidarlos.

El indignante resultado ha estado a la vista de todos en los últimos días y semanas: niños ubicados a cientos o miles de millas de sus padres, sin procedimientos establecidos para que se comuniquen entre ellos, o para que coordinen sus casos de inmigración o asilo, rastreen el paradero del otro, o puedan ser reunidos: en algunos casos, el padre o hijo ha sido deportado sin el conocimiento del otro. Todo eso, dijo Sabraw, es una desviación de la "gestión pública medida y ordenada", aspecto fundamental de las garantías del debido proceso establecidas en la Constitución.

"La desafortunada realidad es que bajo el sistema actual los niños migrantes no son contabilizados con la misma eficiencia y exactitud que si fueran una bienes tangibles", escribió el juez, señalando que a los inmigrantes se les dan recibos de bienes confiscados o efectivo, pero existen recibos para un niño que llora y que fue enviado a quién sabe dónde.

La orden del juez no es necesariamente la última palabra. La administración puede apelar la orden, buscando retener su opción de implementar la crueldad como un método de disuasión para la futura inmigración no autorizada.

La característica constante de tal política, junto con su implementación caótica, es, como remarcó el juez, que "conmociona la conciencia". Ese es un estándar legal; también es una medida del sentido común y de lo que la mayoría de los estadounidenses considera tolerable. En lo que corresponde a dividir y traumatizar a padres e hijos, ese umbral se ha cruzado.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: