Enfrentamiento comercial de Trump | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 21 Agosto 2018 | 

19

38

06

Secciones

Martes 21 Agosto 2018 | 

19

38

06

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Enfrentamiento comercial de Trump

Robert J. Samuelson / The Washington Post | Jueves 10 Mayo 2018 | 00:01:00 hrs

Washington— Por ahora, ya es obvio para casi todos que las políticas comerciales de la administración Trump, aunque implican menos melodrama que las relaciones con Corea del Norte e Irán, amenazan con causar un enorme daño a la política exterior de Estados Unidos, y a los  propios Estados Unidos.

Utilizo la palabra “amenazar” porque todavía no sabemos si el presidente Trump llevará a cabo algunas de sus propuestas más radicales: eliminar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) con Canadá y México, por ejemplo. Como sostiene el analista de comercio Geoffrey Gertz de la Brookings Institution, hay una gran brecha entre la retórica comercial de Trump y la realidad subyacente.

“La explicación más simple y quizás la más convincente [de la brecha] es que Trump es Trump”, escribió en un análisis reciente. “No ve ninguna diferencia entre la retórica de la campaña electoral y los anuncios presidenciales oficiales, no está particularmente preocupado por la veracidad de sus afirmaciones y nunca está dispuesto a admitir un error”.

Aun así, lo que está en juego es significativo. Además del NAFTA, se incluyen las relaciones económicas con China, los aranceles sobre las importaciones de acero y aluminio y la posibilidad más amplia de que el proteccionismo de Trump desencadene una espiral de represalias: una guerra comercial total. Recuerde, Trump ya ha retirado a los Estados Unidos de la Asociación Transpacífica, un acuerdo comercial con otros 11 países.

La mayoría de los economistas creen que un mayor proteccionismo sería un lastre para la economía mundial. Los precios internos aumentarían, lo que dificultaría el gasto del consumidor. Una mayor incertidumbre para las empresas puede impedir nuevas inversiones corporativas. Aunque se pueden crear algunos trabajos, el alto desempleo ahora no es un problema importante. En abril, la tasa de desempleo cayó a 3.9 por ciento, la más baja desde 2000.

En promedio, el comercio eleva el nivel de vida de los Estados Unidos mediante el suministro de productos más baratos, la estimulación de nuevas tecnologías y la intensificación de la competencia. Un estudio de los economistas Arnaud Costinot, del Instituto de Tecnología de Massachusetts y Andrés Rodríguez-Clare, de la Universidad de California en Berkeley estimó las ganancias del comercio entre el 2 por ciento del producto interno bruto (la economía) y el 8 por ciento del PIB. Con el PIB en alrededor de $20 billones, las ganancias se traducirían en beneficios anuales por valor de entre $400 mil millones y $1.6 billones. (El estudio fue publicado recientemente en The Journal of Economic Perspectives).

Un estudio de 2017 realizado por el Instituto Peterson de Economía Internacional encontró ganancias aún mayores, por un total de aproximadamente $2.1 billones, en función de los efectos acumulativos de la liberalización del comercio desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Eso fue equivalente a aproximadamente $7 mil 14 en ingreso promedio para cada estadounidense, según ha calculado Peterson. Sin embargo, el estudio de Peterson también estimó que el comercio (importaciones y exportaciones) eliminó un promedio de 156 mil 250 empleos anualmente de 2001 a 2016.

Aunque la mayoría de los estudios sobre el comercio se centran en la economía, lo que a menudo se pasa por alto es que el comercio es básicamente un acto político. Lo que comercia un país y con quién define fuertemente sus relaciones exteriores. Es por eso que las propuestas comerciales de Trump han sido muy controvertidas. Él no se opone simplemente a comerciar en ciertas industrias, como el acero o los autos. Este tipo de conflictos han existido desde principios de la década de 1970 y, a menudo, han sido desactivados por negociaciones políticas pragmáticas. Por el contrario, Trump cuestiona las alianzas políticas básicas entre Estados Unidos y sus principales socios comerciales.

Desde la Segunda Guerra Mundial, la suposición de los Estados Unidos y sus aliados históricos ha sido que el comercio, gobernado adecuadamente por las reglas internacionales, es mutuamente beneficioso. Creyendo eso, las naciones de Estados Unidos, Japón y Europa compartieron sus conflictos comerciales, limitando el daño a sus relaciones generales. Todavía eran aliados. Por el contrario, a menudo Trump trata a los aliados de Estados Unidos como adversarios. Parece ver el intercambio como un juego de suma cero (“Yo gano, tú pierdes”). Al pensar eso, es indiferente, incluso hostil, a su destino. Él profesa estar ansioso por participar en una guerra comercial, incluso cuando los supuestos objetivos son nuestros amigos.

Es esta distinción la que invierte la actual reevaluación de las relaciones comerciales con tanta importancia. Es cierto que China es una gran excepción. No es ni un aliado ni un adversario, sino algo por el cual aún tenemos que inventar una etiqueta. De lo contrario, Trump corre un gran riesgo si convierte los conflictos comerciales en una guerra comercial.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: