Una elección cerrada en Texas... si todos votaran | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 25 Mayo 2018 | 

18

29

40

Secciones

Viernes 25 Mayo 2018 | 

18

29

40

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Una elección cerrada en Texas... si todos votaran

Ross Ramsey / The Texas Tribune | Martes 24 Abril 2018 | 00:01:00 hrs

Austin— Probablemente haya visto la nueva encuesta política de Quinnipiac lanzada la semana pasada: la que señala que el demócrata Beto O'Rourke se encuentra sólo unos puntos porcentuales por detrás del republicano Ted Cruz en la carrera por un escaño en el Senado estadounidense de este año.

Se trata de revelaciones fuertes o aterradoras, dependiendo de tu equipo.

Surge de una operación de encuestas muy respetada, pero hay un par de advertencias que deberían tomar en cuenta en su júbilo / trepidación. Lo más importante es que la encuesta incluyó a muchos texanos que nunca han estado en una casilla electoral y probablemente nunca lo harán.

Además, es una encuesta de primavera. Muchos votantes que realmente se presentarán el día de las elecciones no tienen más idea de cómo van a votar el 6 de noviembre que lo que saben qué tendrán para almorzar ese día.

Los partidarios lo saben. Las personas familiarizadas con los candidatos lo saben. Pero las predilecciones políticas son difíciles de definir. Las personas cambian de opinión, los candidatos cometen errores, las circunstancias cambian. Eche un vistazo a todo el ruido que generan las encuestas de primavera del Proyecto de Política de Texas de la Universidad de Texas en Austin (los autores de esta columna forman parte del equipo que conduce la encuesta de la Universidad de Texas / Texas Tribune) y puede ver la diferencia entre lo que los votantes del estado han dicho meses antes de las elecciones y cómo han votado realmente.

En segundo lugar, este nuevo sondeo fue una encuesta de votantes registrados, a diferencia de una encuesta de votantes probables. La diferencia es inmensa. Texas tiene 15.2 millones de votantes registrados, según el secretario de Estado. Un poco más de 9 millones votaron en las elecciones de 2016, y las elecciones presidenciales siempre obtienen la más grande respuesta. En 2014, que fue un año de elecciones de mitad de período presidencial como el año en el que estamos ahora, votaron 4.7 millones de personas. La gente de Quinnipiac también notó que el 53 por ciento de los votantes registrados en Texas todavía no tenían una impresión de O'Rourke. Después de todo, nunca se ha presentado en todo el estado, nunca ha estado en una boleta electoral fuera del Condado de El Paso, y aún no ha llegado a la parte caliente de la temporada electoral.

Todo eso es bastante normal, pero te dice dónde están los agujeros en cualquier encuesta inicial de este amplio grupo de votantes.

O, como resulta, de no votantes. La baja participación es un problema perenne en todo el país, pero Texas supera a la mayoría de los estados, del modo equivocado. (Dígale a Hawaii, con voz fuerte: ¡Gracias por superarnos!)

Aquí hay una máxima política simple: si no votas, no importas.

No tienes poder hasta y a menos que lo hagas.

Protestar, marchar y hablar no es votar. Es útil. Algunas veces hace que la gente vote. A veces, les recuerda a las cabezas de chorlito de los capitanes en Texas y Washington, DC, para quienes están trabajando y que sus jefes votan. Pero las personas y las facciones que no votan no tienen ningún beneficio. A nadie le importa. Son bebés desde el punto de vista cívico: ruidosos, irritables y con un dolor general en la espalda. Nadie va a entregarles las llaves del auto.

Nadie escuchó el Tea Party hasta las elecciones de 2010. Hasta esa elección, los conocedores sabelotodo y los titulares de las oficinas consideraban a esas personas como palancas. Después de esa elección, fueron reconocidos como miembros esenciales del movimiento conservador.

Entraron al juego de la manera más fácil posible. Se comprometieron.

Los no votantes obtienen su poder cuando hacen la aburrida tarea de registrarse como votantes para registrarse, presentarse en la casilla y votar de una manera que hace que la gente escuche.

Los políticos son receptivos. Honestos. Puedes darte cuenta cuándo tratas de lograr que hagan algo contrario a sus amos. La única forma de cambiar lo que están haciendo es dominar a los amos: superarlos en número. La única forma de hacerlo es ir a las urnas.

Es un país libre, y no tienes que votar. Todos tienen amigos que pueden alardear sobre lo poco que vale un voto. Esas son las personas que los funcionarios ignoran siempre que pueden, como un vegetariano que ignora al carnicero.

No les sucede nada a los políticos que ignoran a los que no son votantes, a menos que se alejen tanto que esas personas se conviertan en votantes. Mientras tanto, ignorar a quienes no votan les da más tiempo para escuchar a los otros votantes y a los grupos de interés que podrían o no tener las cosas en la dirección en que a usted le gustaría que las cosas siguieran.

Las personas que fueron electas cuando esas personas no estaban votando generalmente preferirían que esas personas se apegaran a sus hábitos, para siempre. No los necesitaban para llegar a donde están, y los nuevos participantes en el juego son potencialmente amenazantes para sus carreras. ¿Quieres protegerlos? Quédate en casa. Mira televisión. No sacrifiques tu cama de flores o tu videojuego. A nadie le importa lo que hagas si no votas.

Los demócratas de Texas tienen el lema de que “Texas no es un estado rojo, es un estado que no votan”. A los republicanos les gusta decir que las personas no votan porque están contentos con la marcha de las cosas.

Es difícil de decir, a menos que mires las encuestas que incluyen a todos los que se registraron para votar, no sólo a aquellos que probablemente lo hagan. Entre esas personas, en Texas, en primavera, Cruz está tres puntos porcentuales por delante de O'Rourke, según la última encuesta de la Universidad de Quinnipiac.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: