¿Una nueva Cuba después de los Castros? No exactamente | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 25 Mayo 2018 | 

10

11

42

Secciones

Viernes 25 Mayo 2018 | 

10

11

42

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


¿Una nueva Cuba después de los Castros? No exactamente

Editorial / The New York Times | Lunes 23 Abril 2018 | 00:01:00 hrs

Nueva York— Han pasado 60 años desde que alguien que no sea un Castro estaba al frente del estado cubano, por lo que la instalación de Miguel Díaz-Canel Bermúdez como presidente en La Habana esta semana sí figura como un momento simbólico. Pero no mucho más, al menos por el momento.

Raúl Castro, quien seleccionó a su muy leal sucesor, permanece al frente del Partido Comunista y las fuerzas armadas; su hijo dirige los servicios de inteligencia; su ex-yerno maneja los vastos intereses comerciales de los militares.

En su primer discurso, el Sr. Díaz-Canel juró que no habría “restauración capitalista” y concluyó con un eslogan que no ha despertado a las masas desde hace un tiempo: “¡Socialismo o muerte! ¡Vamos a triunfar!”

Sin embargo, la historia de los regímenes comunistas sugiere que una vez que pase la vieja guardia revolucionaria, el cambio es posible. Raúl Castro, el hermano menor del fallecido Fidel Castro, tiene 86 años, y no hay certeza de que sus parientes y amigos puedan cargar la antorcha una vez que se haya ido, especialmente porque la llama está parpadeando.

En sus 10 años como presidente, Raúl Castro abrió una brecha en la economía a la inversión privada y la empresa privada, pero sin levantar el control centralizado firme y oneroso del estado.

La Unión Soviética ya no estaba para apuntalar la economía, y Venezuela, que durante un tiempo llenó el vacío, descendió a su propio infierno económico.

Y la apertura del presidente Barack Obama a Cuba ha sido parcialmente revertida por el presidente Trump. El resultado, según un estudio de Richard Feinberg del Instituto Brookings, es un “estancamiento persistente” que ha dejado a Cuba cada vez más atrás del mundo en la mayoría de los frentes.

El Sr. Díaz-Canel, de 58 años, aún no había nacido cuando los hermanos Castro emprendieron su guerra de guerrillas desde las montañas de la Sierra Maestra.

Es demasiado pronto para decir si esto finalmente producirá un reformador cubano en el molde de Mikhail Gorbachev o Deng Xiaoping, o si el Sr. Díaz-Canel demuestra ser simplemente un lugar para otra generación de Castros.

Es demasiado pronto para decir si esto finalmente producirá un reformador cubano en el molde de Mikhail Gorbachev o Deng Xiaoping, o si el Sr. Díaz-Canel demuestra ser simplemente un lugar para otra generación de Castros.

El Sr. Obama dio un paso que debería haber tomado hace mucho tiempo en 2014 cuando comenzó a normalizar las relaciones con Cuba. En lugar de tratar de revertir el rumbo, Trump debería unirse con otros vecinos de Cuba para alentar al nuevo líder cubano a expandir la economía privada, liberar a los presos políticos, aumentar el acceso a Internet, descentralizar el poder y, de otro modo críticamente necesario, finalmente romper su país fuera del capullo de Castro.

 

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: