Trump ataca a Siria, pero los crímenes de guerra de Assad continúan | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 20 Julio 2018 | 

14

24

13

Secciones

Viernes 20 Julio 2018 | 

14

24

13

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Trump ataca a Siria, pero los crímenes de guerra de Assad continúan

Josh Rogin / The Washington Post | Lunes 16 Abril 2018 | 00:01:00 hrs

  • Relacionadas

Quiere Israel que Siria expulse a fuerzas iraníes

Washington— La administración Trump declara la victoria luego de atacar tres sitios de armas químicas del gobierno sirio. Pero la Casa Blanca no ha aprendido las lecciones de los ataques a manera de “pinchazo” del año pasado contra el régimen de Assad. A menos que se imponga algún tipo de responsabilidad al presidente sirio, la matanza a la que somete Bashar al-Assad a su propio pueblo, de la manera más cruel e ilegal, seguramente continuará a buen ritmo.

“¡Misión cumplida!” Trump tuiteó, elogiando lo que llamó un “ataque perfectamente ejecutado” contra el régimen de Assad llevado a cabo conjuntamente con los militares franceses y británicos. Tácticamente, parecía bastante exitoso. Las capacidades de defensa antiaérea a menudo exageradas de Siria resultaron ser impotentes. Las amenazas de Rusia de tomar represalias resultaron vacías. No se perdieron activos aliados.

El secretario de Defensa, Jim Mattis, dijo que el objetivo del ataque era degradar significativamente la capacidad de armas químicas del régimen de Assad y evitar que Assad las vuelva a utilizar. Es demasiado pronto para decir si se cumplió cualquiera de los objetivos. Pero si la historia es una guía, Assad es experto en esconder sus armas químicas y usarlas de nuevo cuando el centro de atención internacional se desvanece.

La justificación del envío de misiles, según Mattis, era hacer cumplir las normas y leyes internacionales sobre el uso de armas químicas, que según él era un interés vital de seguridad nacional de los EU.

Ningún funcionario de la administración Trump en las últimas 24 horas ha expresado cómo estos bombardeos se ajustan a una estrategia diplomática o política más grande para Siria. Probablemente, no hay ninguno. Pero incluso si la misión se define estrechamente en términos de detener de lo que Trump llamó los “crímenes de un monstruo”, los ataques probablemente no alcanzarán ese objetivo.

Ningún funcionario de la administración Trump ha dicho nada, ni el viernes ni el sábado, sobre las otras atrocidades masivas de Assad, sus crímenes de guerra o sus crímenes contra la humanidad. El mensaje claro para Assad es que él es libre de seguir matando a su gente por medios no químicos.

A unos kilómetros de Douma, Assad ha dirigido una fábrica de torturas y asesinatos que el ex embajador especial del Departamento de Estado para crímenes de guerra Stephen Rapp llamó la peor “maquinaria de muerte cruel” desde los nazis. Un valiente desertor sirio, llamado “César” en clave, trajo pruebas sólidas desde Siria que documentan la tortura y asesinato de miles de civiles en poder de Assad. Dijo que 150 mil sirios aún permanecen en las cárceles de Assad.

El año pasado, el Departamento de Estado de Trump confirmó que el régimen sirio estaba operando un crematorio para ocultar el alcance de las atrocidades masivas de Assad. Assad ha estado usando un asedio para matar de hambre a civiles en la región al este de Ghouta –una campiña que rodea Damasco– durante años. El bombardeo de artillería del régimen ha matado a miles de inocentes por sí solo. Rusia bombardeó hospitales y atacó a civiles desde el aire.

 

Todas estas atrocidades son violaciones de las normas y leyes internacionales que el mundo no debería tolerar. Pero continúan.

“Durante demasiado tiempo, la comunidad internacional se ha mantenido al margen mientras las fuerzas de Assad gaseaban, mataban de hambre y bombardeaban civiles. Las líneas rojas no se aplicaron. Los crímenes de guerra no se detuvieron”, dijo hoy Fadel Abdul Ghany, de la Red Siria de Derechos Humanos. “Hoy, tenemos la esperanza de que este vergonzoso período de inacción termine y comience una nueva era de protección civil”.

Este no es un argumento para más bombardeos. Los ataques punzantes, como argumentaron los republicanos durante la administración Obama, conllevan alto riesgo y bajas recompensas. Los ataques más grandes aumentan ese riesgo sin ninguna garantía de que tendrán el efecto deseado.

Lo que la administración Trump debe hacer, en cooperación con el Congreso, es aplicar varias otras herramientas a su disposición para detener los continuos crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad de Assad e imponer justicia y rendición de cuentas a los perpetradores.

El mes pasado, un grupo bipartidista de senadores intentó de nuevo aprobar un proyecto de ley denominado Ley de Responsabilidad de Crímenes de Guerra Sirios, liderado por los senadores Benjamin Cardin, demócrata de Maryland, Y Marco Rubio, republicano de Florida. El proyecto de ley simplemente habría requerido que la administración de Trump informara sobre los crímenes de guerra de Assad, apoyara las investigaciones y explorara el establecimiento de un tribunal que pudiera hacer rendir cuentas a Assad.

La iniciativa de ley fue apoyada por un senador, Rand Paul, republicano de Kentucky. Un portavoz de Paul me dijo que le preocupa que la legislación pueda ser utilizada como pretexto para una participación más profunda en la guerra civil siria. Ese argumento ahora ha sido superado por los eventos. Trump no necesitaba el proyecto de ley como pretexto para atacar a Siria. Y Trump no quiere una mayor participación de EU, incluso después de atacar.

La Cámara de Representantes aprobó otra ley, llamada así por “César”, que impondría sanciones a Assad por crímenes de guerra y detendría el flujo de armas utilizadas para matar civiles. El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Corker, republicano de Tennessee, se opone al proyecto de ley, por lo que languidece sin una audiencia en el Senado.

Justo antes de ser despedido, H.R. McMaster pronunció un discurso en el Museo Conmemorativo del Holocausto de EU. En el acto dijo: “Todas las naciones civilizadas deben hacer responsables a Irán y Rusia por su papel en permitir atrocidades y perpetuar el sufrimiento humano en  Siria”.

Pero la administración Trump ha ignorado en gran medida las atrocidades, como lo hizo la administración Obama antes. Hasta que los Estados Unidos y sus aliados confronten a Assad, Rusia e Irán por todos los crímenes cometidos durante el conflicto, los civiles sirios y las normas internacionales seguirán sufriendo.

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: