Texas no ha visto a un aspirante al Senado como Beto O'Rourke desde 2012 | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 15 Agosto 2018 | 

14

42

56

Secciones

Miércoles 15 Agosto 2018 | 

14

42

56

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Texas no ha visto a un aspirante al Senado como Beto O'Rourke desde 2012

Ross Ramsey / The Texas Tribune | Viernes 06 Abril 2018 | 00:01:00 hrs

Austin— Los promotores de la lucha en la política –los medios, en otras palabras– están encantados de que el representante federal Beto O’Rourke recaudara suficiente dinero en los últimos tres meses para llamar la atención del senador estadounidense Ted Cruz.

Es la diferencia, al menos por un momento, entre una contienda real y las carreras Bambi vs. Godzilla que han marcado las elecciones generales estatales en Texas durante los innumerables últimos años.

O’Rourke recaudó 6.7 millones de dólares entre más de 141 mil personas durante los últimos tres meses, según su campaña. El informe oficial a la Comisión Electoral Federal aterrizará en unos días.

Sin un evento, un incidente o una dinastía para hacer famoso a un candidato —el discurso obstruccionista de Wendy Davis, por ejemplo, o el apellido de George P. Bush– sólo hay una forma confiable de construir una identidad pública: meses de intensa campaña y publicidad. Cuesta dinero construir una marca. O’Rourke está recaudando dinero lo suficientemente rápido como para llamar la atención.

No significa que va a vencer a Cruz. Más bien, es una señal de que tendrá la fortaleza financiera para hacer que los votantes tomen conciencia de que hay una alternativa al titular: que los votantes tengan otro nombre en la cabeza cuando vayan a las urnas. Eso no es suficiente para ganar, como lo atestiguan personas como Hillary Clinton y Mitt Romney. Pero es imposible ganar de otra manera a menos que el titular haya hecho un desorden público.

Cruz no ha hecho eso. En febrero, en la encuesta de la Universidad de Texas y el Texas Tribune Poll, el 73 por ciento de los demócratas dijeron que tenían opiniones desfavorables sobre Cruz, pero el 72 por ciento de los republicanos tenían puntos de vista favorables sobre él. Al mismo tiempo, el 58 por ciento de los votantes encuestados no tenían opinión de O’Rourke, una clara señal de que el retador tiene que darse a conocer (y una señal a Cruz de que O’Rourke sería más susceptible a la publicidad negativa que una figura más conocida).

Cruz ha ayudado, sin embargo, construyendo un gran perfil que se remonta a su triunfo en el Senado en 2012, seguido por sus habilidades para llamar la atención en el Senado –¡Dr. Seuss!– y en su infructuosa candidatura a la presidencia en 2016.

Esto último, en particular, pone al senador júnior del estado en el radar público. Ha estado en las boletas primarias republicanas en todo el país ahora, podría decirse que es una ventaja para sus prospectos de recaudación de dinero ahora y para otras campañas nacionales en el futuro.

También lo puso en el radar demócrata. Ha generado impresiones más profundas con los votantes de Texas que el senador de los Estados Unidos John Cornyn, quien fue elegido por primera vez en 2002 y ahora es el republicano de segundo rango en ese cuerpo legislativo; en la reciente encuesta UT / TT, más del 30 por ciento de los votantes no tuvo una impresión positiva o negativa del senador principal, mientras que menos del 20 por ciento podría decir lo mismo de Cruz.

La atención llama la atención. Los titulares de recaudación de fondos de O’Rourke ahora y en períodos de informes anteriores en los que superó a Cruz llamaron la atención. Los donantes prestan atención a los totales de recaudación de fondos y los pequeños conteos de contribuyentes, como aquellos que blandió el retador.

Los desvalidos son grandes historias. Cruz, cuyas primeras elecciones lo enfrentaron contra un vicegobernador millonario, un alcalde de Dallas y una ex estrella del futbol americano, sabe algo al respecto. Sus oponentes en 2012 se quejaron de la atención prestada al recién llegado en su carrera, pero la audacia de su candidatura fue una buena historia.

La gente en el poder no está loca por las historias de desvalidos, pero al final no tienen nada de qué preocuparse. Los titulares comienzan con organizaciones más profundas, más dinero y más marcas establecidas. Sus seguidores los conocen, y también sus oponentes. Mientras puedan mantener el equilibrio en sus favores, esa es la parte de no hacer grandes líos, casi siempre ganan.

Aún así, 6.7 millones de dólares obtenidos de 141 mil personas es una verdadera sorpresa. Con siete meses antes de las elecciones, es suficiente para hacer que la gente política haga una pregunta que los fanáticos del basquetbol universitario han estado preguntando sobre sus desaventajados durante las últimas semanas.

¿Y si ocurriera?

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: