El maltrato de Trump a Puerto Rico | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 25 Septiembre 2018 | 

7

51

47

Secciones

Martes 25 Septiembre 2018 | 

7

51

47

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


El maltrato de Trump a Puerto Rico

Andrés Oppenheimer Miami Herald | Viernes 30 Marzo 2018 | 00:01:00 hrs

Miami— Seis meses después de que el huracán María azotara Puerto Rico, lo que muchos de nosotros sospechamos entonces acaba de ser confirmado con datos del gobierno: Trump envió mucha más ayuda a las víctimas del huracán Harvey en Texas que a las de Puerto Rico, aunque la isla sufrió pérdidas mucho mayores.

Poco después del huracán que barrió con Puerto Rico, recibí muchas críticas de los partidarios de Trump por criticar la “tardía y poco entusiasta” respuesta del presidente a la crisis humanitaria de Puerto Rico. Añadí que Trump “parece ajeno al hecho de que las 3.4 millones de personas que viven allí son estadounidenses”.

Basé esa columna, entre otras cosas, en el hecho de que Trump visitó Texas dos veces durante los primeros ocho días después del huracán Harvey, y Florida cinco días después del huracán Irma, mientras que le tomó casi dos semanas poner el pie en Puerto Rico después del huracán María. Y cuando Trump finalmente visitó Puerto Rico, ofendió a muchas víctimas al arrojar toallas de papel juguetonamente a la multitud.

Pero ahora, seis meses después, Politico.com ha publicado un detallado informe que confirma el doble estándar del Gobierno de Trump con los huracanes en Texas y Puerto Rico. Entre los datos oficiales citados en el artículo:

Nueve días después de cada uno de los huracanes, FEMA —la agencia gubernamental encargada de ayuda en desastres naturales— había aprobado 141.8 millones de dólares en asistencia individual para las víctimas en Texas, mientras que apenas 6.2 millones para las víctimas en Puerto Rico.

Durante los primeros nueve días después de cada uno de los huracanes, FEMA entregó 5.1 millones de cajas de alimentos a Houston, pero solo 1.6 millones a Puerto Rico.

Nueve días después de cada uno de los huracanes, el Gobierno federal había enviado 30 mil  trabajadores a Houston, pero solo 10 mil a Puerto Rico.

Setenta y ocho días después de cada huracán, FEMA había aprobado el 39 por ciento de las solicitudes federales de víctimas del huracán en Texas, mientras que solo el 28 por ciento de las víctimas del huracán en Puerto Rico.

Seis meses después de los dos huracanes, FEMA había enviado fondos federales para más de una docena de proyectos de reparación de escuelas y carreteras en Texas, pero aún no había financiado un solo proyecto de trabajo permanente en Puerto Rico.

FEMA dijo en un comunicado que “rechaza categóricamente la idea de que Puerto Rico recibió un trato diferente”. Añadió que “hubo desafíos reales en Puerto Rico que tuvieron que superarse, incluida una infraestructura obsoleta, una red eléctrica deteriorada y problemas de liquidez”.

“Cada desastre es diferente”, me dijo el portavoz de FEMA William Booher. “Es mucho mas fácil enviar recursos a una zona de desastre en Texas que a una isla a mil millas de distancia”.

Puede que hayan existido circunstancias atenuantes. Pero estas circunstancias serían mucho más creíbles si no fuera por el hecho de que los puertorriqueños no pueden votar en las elecciones de Estados Unidos, y el que Trump ha demostrado una y otra vez su desdén hacia los latinos.

Este es el presidente cuyo principal tema de campaña fue construir un muro con México, que afirmó falsamente que la mayoría de los inmigrantes indocumentados mexicanos son delincuentes y violadores, que dijo que un juez nacido en Estados Unidos no era apto para tratar un caso “porque es mexicano” y que fue citado describiendo a El Salvador y Haití como “países de mierda”.

Y es el mismo presidente que acaba de ordenar al censo de Estados Unidos que pregunte a las personas si son ciudadanos de este país, lo que dará como resultado un menor conteo de los hispanos, una reducción de fondos para sus escuelas y hospitales, y a largo plazo, la disminución de su representación en el Congreso.

Considerando lo dicho y hecho por Trump, es difícil excluir el desdén -o el racismo- como una de las principales causas de su respuesta tardía a la tragedia de Puerto Rico. Si algo se parece a un pato, nada como un pato y suena como un pato, lo más probable es que sea un pato.



@oppenheimera



 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: