Republicanos quieren manipular el censo, seguir en el poder | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 17 Julio 2018 | 

15

34

27

Secciones

Martes 17 Julio 2018 | 

15

34

27

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Republicanos quieren manipular el censo, seguir en el poder

Judith Giesberg/The Washington Post | Domingo 14 Enero 2018 | 00:01:00 hrs

El Censo 2020 se realizará en un momento de agitación política, cuando los estadounidenses están experimentando una crisis de confianza en las instituciones federales. Desafortunadamente, es probable que el censo exacerbe esa crisis, porque la administración Trump la ha alistado en el trabajo de mantener el control político republicano.

Las señales de la estrategia de la administración surgieron en mayo, cuando John Thompson, director de la Oficina del Censo y un veterano de 27 años de la agencia, renunció a un pronóstico del presupuesto del Congreso que dijo que era inadecuado. Los recortes propuestos socavarían los esfuerzos para expandir el acceso, difundir la información entre las comunidades que no se contabilizan o experimentar con las respuestas en línea.

Esas campanas de advertencia sonaron más fuertes en diciembre cuando llegaron las noticias de que el presidente Trump nombraría al subdirector Thomas Brunell, un científico político que ha defendido en los tribunales las tácticas aleatorias de los republicanos. Luego, hace dos semanas, ProPublica informó que los funcionarios de la administración han pedido incluir una nueva pregunta sobre el estado de ciudadanía, una adición claramente dirigida a asustar a los inmigrantes para que no participen y sean contados.

Esto debería preocupar a todos los estadounidenses.

Un recuento preciso del pueblo estadounidense es la base de gran parte de nuestra política: todo, desde la asignación de escaños en el Congreso a miles de millones de dólares en fondos federales, está determinado por la cantidad de cabezas que se cuentan y dónde. Las preguntas que se hacen también pueden tener profundas consecuencias. Entonces, quizás no sea sorprendente que Trump, al igual que sus predecesores, intente jugar con el censo para obtener beneficios políticos.

Pero esos esfuerzos para manipular el censo no siempre han funcionado. Un esfuerzo burocrático masivo, el censo demuestra el poder del gobierno nacional y resalta los límites de su poder en las decisiones de centenares de minutos hechas por aquellos que hacen el recuento y los individuos que deben ser contados.

El censo siempre ha sido controvertido.

El intento de la administración Trump de jugar con el censo agregando una pregunta de último minuto sobre la ciudadanía al cuestionario puede tener el efecto deseado de intimidar a los inmigrantes que de otra manera resultarían contados. Esto podría ayudar al partido a mantener el control político en las comunidades donde los latinos podrían inclinar la balanza de poder de los republicanos.

O podría terminar reduciendo la población contada en estados republicanos confiables como Texas, reduciendo así su representación. Al igual que en 1870, no se sabe cómo se desarrollará el censo una vez que las formas se ponen en manos de las personas y comienza el recuento.

(Giesberg es profesor de historia en la Universidad de Villanova).



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: