Es hora de negociar: hagan el muro, salven a los dreamers | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 22 Octubre 2018 | 

15

01

26

Secciones

Lunes 22 Octubre 2018 | 

15

01

26

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Es hora de negociar: hagan el muro, salven a los dreamers

The Washington Post | Viernes 12 Enero 2018 | 00:01:00 hrs

El presidente Trump se dice optimista de que se pueda llegar a un acuerdo para proteger a los "soñadores", los jóvenes indocumentados cuyas vidas puso en peligro al despojarlos de permisos de trabajo y protección de deportación, a partir del 5 de marzo. Su precio y el de muchos republicanos , hay hasta 33 mil millones de dólares en medidas de seguridad fronteriza, incluido el "hermoso" muro de 1800 millones de dólares de Trump.

Si ese es el trato, no uno cargado con una lista de lavandería de otros artículos en la lista de deseos del Partido Republicano, los demócratas deberían tomarlo.

Concedido, Trump dijo una vez a los estadounidenses que un muro fronterizo, pagado por México, costaría 4 billones de dólares. Después de eso, dijo 6 billones o 7 billones, y luego 10 billones. Ahora su administración dice que son realmente 18 billones de dólares para 722 millas de muros, de los cuales solo 316 millas serían una estructura completamente nueva a lo largo de la frontera suroeste de 2 mil millas. Ah, y México no pagará ni un centavo.

La pared es una idea boba. No hará mucho para suprimir los cruces fronterizos ilegales, que han estado cayendo durante décadas. Y el gasto adicional en seguridad fronteriza propuesto por la administración, incluidos miles de nuevos agentes de la Patrulla Fronteriza, es en gran medida un desperdicio.

En lugar de abordar seriamente la epidemia de opioides, o las crecientes amenazas de guerra cibernética o la desmoronada infraestructura de Estados Unidos, el presidente quiere fortificar una frontera donde los cruces ilegales, según lo medido por aprehensiones de la Patrulla Fronteriza, ya están en su punto más bajo desde la administración Nixon.

Pero considere cuán raro es que una idea tonta en el Congreso compre algo inteligente. En este caso, la ganancia de esa idea tonta es enorme. (Y apostar que los tribunales salvarán a los "dreamers" es un gran riesgo, a pesar de la decisión de un juez federal que congela las protecciones de los "dreamers" el martes, solo por ahora).

El precio del muro de 18 billones de dólares se extendería a lo largo de una década. Si 1.8 billones de dólares al año son la compensación que proporciona certeza -un camino a la ciudadanía o estatus legal permanente– para 700 mil jóvenes inmigrantes educados, productivos y elocuentes traídos a este país como niños por sus padres, vale la pena. Porque la alternativa –todas esas vidas arruinadas, todos esos empleos perdidos, toda esa educación y promesa acortadas- es mucho peor.

Los demócratas que se dan golpes de pecho ante la posibilidad del muro, renuentes a darle a Trump un triunfo político, podrían preguntarse qué otras ofertas podrían hacer tanto bien para tanta gente tan inmediatamente y a un precio relativamente modesto. La respuesta es: muy pocos.

Algunos republicanos están buscando una ventaja desleal. Usando a los soñadores como rehenes, quieren diezmar la inmigración legal, reducir las visas de reunificación familiar y disolver el sistema de lotería que proporciona visas para personas de África y otras regiones que generan relativamente pocos inmigrantes.

Esas medidas infligirían un daño real a personas reales. Pero gastar miles de millones en seguridad fronteriza, aunque es despilfarrador, ha contado con el respaldo bipartidista en el pasado. En el 2006, muchos demócratas prominentes, incluido el entonces Sen. Hillary Clinton y Barack Obama votaron a favor de 700 millas de cercas en la frontera suroeste, aunque en un momento en que los cruces ilegales eran más de tres veces mayores de lo que son hoy.

Muchos en el Congreso pueden haber perdido el músculo necesario para aceptar un compromiso, pero aquí un recordatorio: el compromiso a menudo es doloroso. Eso no significa que lo debes rechazar.

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: