Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 21 Noviembre 2017 | 

0

57

58

Secciones

Martes 21 Noviembre 2017 | 

0

57

58

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lesiona a maestros propuesta de reforma fiscal

Esther J. Cepeda/The Washington Post | Lunes 13 Noviembre 2017 | 00:01:00 hrs

La semana pasada, gasté alrededor de 2 dólares en un tubo de bálsamo labial ChapStick para uno de mis estudiantes que se presentó a la escuela con la boca tan seca y agrietada que su labio inferior estaba ensangrentado.

La semana anterior, fui testigo de las celebraciones del salón de Halloween en mi escuela primaria, donde el 98 por ciento de los estudiantes provienen de hogares de bajos ingresos, donde los estudiantes comían pastelitos, dulces y obtenían favores como lápices y calcomanías. Para muchos de nuestros estudiantes, esta fue su única actividad de Halloween. Todo esto fue pagado por los maestros.

Esto se sumó a la lista de disposiciones que los maestros, especialmente aquellos que enseñan en distritos de escasos recursos y de alta pobreza, traen rutinariamente a sus estudiantes para que los niños no se pierdan: libros para bibliotecas de aulas, borradores para el pizarrón y marcadores para trabajos en grupos pequeños, decoraciones de tablones de anuncios, placas de identificación, lápices de colores y lápices de colores, bocadillos y, con el cambio de clima, abrigos, bufandas y manoplas para el recreo y para caminar a casa para los niños que no los tienen.

Nadie requiere que los maestros proporcionen a sus estudiantes. Lo hacemos porque nos preocupamos por ofrecer la mejor experiencia educativa posible en circunstancias tremendamente difíciles.

Esta es otra forma de decir que no lo hacemos por la reducción de impuestos.

Aun así, hay personas en Washington que parecen sentir que la educación es un lugar digno para hacer recortes para apuntalar el exagerado presupuesto del país. Según los informes preliminares sobre el proyecto de ley republicano, la deducción de 250 dólares por gastos de educación, que los maestros de K-12 pueden reclamar por gastos de bolsillo en cualquier cosa, desde suministros hasta cursos de desarrollo profesional y equipos y software informáticos.

En mi hogar con dos maestros, esto representa 500 dólares –pero probablemente he pasado más de que ya este año escolar en cosas como los sistemas de archivo aulas, cinta de embalaje, borradores de mesa y tarjetas variadas, tejidos, toallitas desinfectantes y desinfectante para las manos, juegos de mesa de matemáticas, software de control de progreso e incluso una máquina de coser para prepararse para una clase de ropa.

Según una encuesta realizada en 2016 por Scholastic Corp., la empresa de educación y medios de comunicación, los maestros de escuelas públicas K-12 gastaron un promedio de 530 dólares de su propio dinero en el año anterior para uso en el aula o el alumno. Y los maestros en las escuelas de alta pobreza gastaron casi un 40 por ciento más que sus pares en otros lugares.

Le pregunté a Randi Weingarten, presidente de la Federación Americana de Maestros, qué pensaba de la idea del Partido Republicano de poner fin a la deducción de los gastos de los educadores. Su respuesta fue cortante: “Extraer (este) crédito impositivo... para financiar deducciones impositivas para los ricos y las corporaciones no sólo perjudica a la clase media, es insensible e irrespetuoso para los educadores y los niños por igual...  La combinación de eliminar este crédito y la deducción fiscal estatal y local muestra al presidente Trump y al claro compromiso del Partido Republicano con los ricos y poderosos a expensas de los niños, los educadores y las familias”.

Y no olvidemos que esto se suma al plan de finales de verano lanzado por la administración Trump para poner fin al programa de condonación de préstamos de servicio público, que ayuda a los maestros que asumen estas tareas de servicio público súper desafiantes. El Partido Republicano también ha considerado un montón de otros recortes que ayudan a capacitar a los maestros y mantienen el tamaño de las clases pequeñas.

De todos modos, los maestros continuarán yendo más allá para garantizar que los estudiantes bajo su cuidado sean atendidos lo mejor posible durante el día escolar.

Sin embargo, a largo plazo, el antagonismo que el gobierno federal parece tener hacia su cuerpo docente se desgastará. Los maestros próximos a la jubilación se van a ir, mientras que nuevos maestros idealistas entrarán en ruinas escuelas, gastarán su propio dinero para ayudar a sus estudiantes, y dedicarán 18 horas al día a la tarea de enormes proporciones tan sólo para desilusionarse rápidamente y dejar la profesión.

Pero al final, millones de maestros de escuelas públicas invertirán su propio dinero para obtener las cosas que sus estudiantes necesitan para tener éxito, a pesar de un gobierno federal que no valora sus esfuerzos.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: