Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 23 Octubre 2017 | 

23

56

48

Secciones

Lunes 23 Octubre 2017 | 

23

56

48

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Acabar con DACA empeora crisis de doctores

Anirudh Rao/The Washington Post | Miércoles 11 Octubre 2017 | 00:01:00 hrs

Imagínese que no puede ver a un médico cuando le da fiebre o nota un bulto en su cuello, o cuando su madre tiene dificultades para respirar. Imagine tener que viajar largas distancias o sufrir largas esperas para obtener citas para el cuidado médico que necesita. Para muchos, esto ya es una realidad desafortunada, debido a la creciente escasez de médicos en ciertas especialidades y regiones particulares del país.

Aquellos que no tienen este problema lo van a tener en un futuro cercano. Los estudios demuestran que estamos tendiendo hacia una escasez nacional durante la próxima década, con 100 mil médicos menos de los que necesitamos para que nuestro sistema de salud funcione de manera eficaz.

Desafortunadamente, la escasez de médicos empeorará rápidamente con la eliminación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

DACA es un programa que permite a los inmigrantes indocumentados que llegaron a este país como niños a registrarse con el gobierno y trabajar legalmente sin miedo a la deportación. Estos jóvenes sólo conocen un hogar: Estados Unidos.

Por sí sola, la decisión de poner fin a DACA es moralmente deplorable. Separaría familias e infligiría años de trauma e inestabilidad. Pero el movimiento también podría ser debilitante para nuestro sistema de salud. Los beneficiarios de DACA son enfermeras, asistentes médicos, técnicos médicos, terapeutas respiratorios y sí, también médicos. De hecho, más del 25 por ciento de los médicos de Estados Unidos son inmigrantes legales.

Como un médico que nació en la India y llegó a Estados Unidos de niño, esto es una cuestión de preocupación personal para mí, no sólo profesional. Mi familia emigró a Estados Unidos a través de la visa de estudiante de mi padre, que llegó en 1996 para obtener una maestría.

Mientras yo estaba en la universidad, nuestra solicitud para una tarjeta verde fue aprobada, y finalmente respiramos un suspiro de alivio. Ya no tendríamos que preocuparnos por solicitar y renovar visas. Mi deseo de ser médico se cristalizó durante estos años; esperaba convertirme en el tipo de médico que podría cuidar no sólo la salud física, sino también las necesidades espirituales y psicosociales de los inmigrantes, las minorías y los pacientes desatendidos.

Los "dreamers" merecen la misma oportunidad que yo y tantos otros médicos inmigrantes hemos tenido.

Y su pérdida de su estatus, luego de que el presidente Trump decidiera finiquitar el programa en etapas, no es sólo un problema para ellos. Debe importarnos a todos, especialmente si nos preocupa el acceso generalizado a una atención médica de calidad.

Más y más médicos que abandonan la profesión por la jubilación. A medida que esa tendencia continúa, sólo exacerbará la escasez de médicos, que es más aguda en las comunidades desatendidas, lugares donde los receptores de DACA que ingresan en la profesión médica también tienen más probabilidades de trabajar.

Trump podría pensar que está anotando puntos políticos con su base al eliminar DACA. Pero amenaza con sabotear nuestro sistema de salud y poner en peligro el cuidado de miles, si no millones, en el proceso. Si el presidente no los protege (ni nosotros, los ciudadanos, tampoco), el Congreso debe tomar medidas antes de que la cancelación destruya a las familias, exile a miles y exacerbe la creciente escasez de médicos. Terminar DACA va contra los principios de este país y nos perjudicará a todos.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: