Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 21 Octubre 2017 | 

5

55

26

Secciones

Sábado 21 Octubre 2017 | 

5

55

26

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

¿Debemos o no celebrar a Cristóbal Colón?

Gail Collins/TheNewYorkTimes | Domingo 08 Octubre 2017 | 00:01:00 hrs

 Hay por lo menos 100 estatuas de Cristóbal Colón en Estados Unidos, y muchas de ellas han sido objeto de vandalismo o protestas. Los manifestantes que lo ven como un desastre para los indígenas americanos han salpicado la efigie de Colón con pintura roja y golpeándola con martillos, de Yonkers, Nueva York a San José, California.

Central Park en Nueva York tiene dos estatuas de Colón, una de ellas, la más grande (76 pies de alto) en Columbus Circle. El parque es una especie de mercado de masas para marcadores históricos - 29 estatuas, junto con multitudinarias placas, bustos, paneles tallados y bosques conmemorativos.

Las acciones, motivos y efecto en la historia de Colón han estado bajo la lupa ya durante varias décadas. “Fue un gran negocio en 1892, cuando estaban celebrando el 400 aniversario”, dijo Peter Cooper Mancall, profesor de historia y antropología en la Universidad del Sur de California. “Pero cuando llegamos a 1992, Colón ya no era bien visto”.

Las primeras críticas fueron filosóficas: La gente había comenzado a señalar que los vikingos ya habían descubierto y establecido una efímera colonia en América primero, y que en los albores del siglo 16 ya no era ningún secreto en Europa que el mundo era redondo. Pero la controversia tomó tintes serios cuando el público sopesó que a su llegada al continente le siguió el genocidio de los nativos por parte de europeos que llegaron aquí por causa de él.

Los críticos también señalan que Colón nunca puso el pie en América continental. Puede que no, aunque definitivamente se merece un día festivo si queremos celebrar al europeo que descubrió las islas Bahamas y lo que hoy llamamos la República Dominicana.

Los partidarios de Colón, como el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo, dicen que es un símbolo del orgullo italiano-americano. Eso realmente no funciona, ya que hay tantos italianos-americanos que podemos celebrar. La madre Cabrini fue una gran humanitaria que estableció orfanatos y escuelas para los pobres de todo el mundo. Y ella vivía en este continente.

Nuestra actual obsesión con el valor de las estatuas se reavivó gracias a Donald Trump, quien afirmó que si la gente empieza a quitar monumentos a Robert E. Lee (el comandante supremo del ejército Confederado), lo siguiente es que eliminarán a George Washington y Thomas Jefferson, ya que ambos eran dueños de esclavos.

Robert E. Lee era quizás un buen hombre y un buen general. Pero su punto era ganar una guerra que habría dividido a los Estados Unidos con el propósito de preservar la esclavitud de seres humanos raptados en África y vendidos a propietarios de grandes plantaciones en el Sur de este país.

Usted juzga a figuras históricas por su contribución principal, porque si usted exigiera la perfección, nadie la tendría excepto los santos (incluyendo la madre Cabrini). George Washington ganó la guerra de independencia de Estados Unidos contra Gran Bretaña. Thomas Jefferson instó a la humanidad a ser mejor de lo que era, con la Declaración de Independencia.

El logro de Cristóbal Colón fue la exploración exitosa del mundo que, a excepción de los nativos, la humanidad desconocía.

Aunque la gente sabía que el mundo era redondo, no tenían ni idea de cuánto tiempo podría tardar en recorrerlo, qué había mar adentro o cuándo llegarían a conocerlo. El objetivo de Colón fue llegar al otro lado del planeta. Navegó hacia lo desconocido y compartió sus descubrimientos con el Viejo Mundo.

Pero selló la suerte de toda la gente que ya estaba allí. Colón los describió en términos muy positivos en Europa, pero ¿cómo no decirle a sus amigos acerca de una gran oportunidad de negocios?

Yo diría que no debemos culpar a Cristobal Colón a tal grado, pero con una modesta estatua por cada ciudad grande es suficiente. Y la estatua de Thomas Jefferson también puede quedarse.

Si rasgamos todas las estatuas de personajes históricos con fallas morales o que propiciaron terribles tragedias, no tendríamos ninguna en lugares como nuestro Central Park de Nueva York, quizás con excepción de la Alicia en el País de las Maravillas, y Balto, el perro heroico de dibujos animados.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: