Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 24 Noviembre 2017 | 

7

55

40

Secciones

Viernes 24 Noviembre 2017 | 

7

55

40

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Trump hace honor a su cobardía

Maribel Hastings/America's Voice | Miércoles 06 Septiembre 2017 | 00:01:00 hrs

Sorpresa, no. En lo absoluto. El presidente Donald J. Trump tomó la decisión que se anticipaba: revocó la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). Su oscuro corazón solo le permitió dar un lapso de seis meses para que la revocación se haga efectiva y, presuntamente, ver si en ese periodo el dividido Congreso de mayoría republicana aprueba algo que ofrezca algún alivio a los "dreamers".

No era necesario revocar DACA para pedir acción del Congreso, pero a Trump lo mueven al menos tres cosas: cumplir con su promesa de campaña a su base antiinmigrante de eliminar DACA, no porque su vil acción sea justa o necesaria, sino porque quiere mantener contento a ese sector recalcitrante que le es fiel hasta el final.

La segunda razón es que DACA fue girado por Barack Obama en junio de 2012 y la misión de Trump desde que asumió la presidencia es sencillamente deshacer todo lo que tenga el sello de Obama, sea legislación o acción ejecutiva. Trump es tan inseguro y su desdén contra Obama es tal, que solo quiere borrar el legado del expresidente.

Hay una tercera razón. Trump no asume ni culpas ni responsabilidades. Tras decir que los DREAMers estaban cerca de su corazón o incluso afirmar que los ama, Trump coloca a su achichincle, el Secretario de Justicia, Jeff Sessions, a dar la cara por él. Algo que al antiinmigrante Sessions no lo perturba en absoluto. Sessions y su pupilo, Stephen Miller, asesor de Trump en la Casa Blanca, tienen a DACA en la mira desde que se ordenó en 2012. La catalogan de anticonstitucional.

Además, con su decisión, Trump coloca la pelota en la cancha del Congreso; pero si este no actúa, la responsabilidad de la inacción recae entonces sobre el legislativo, aunque el Ejecutivo tenga la prerrogativa de evitar esta desdeñable acción y haya optado por no hacerlo.

La acción de Trump es políticamente cobarde y económicamente contraproducente. Y, claro está, totalmente inhumana. Se trata de 800 mil almas que no arribaron sin documentos por cuenta propia, que solo conocen a este país como su único hogar, que estudian, trabajan y contribuyen.

No son los criminales que Trump dice persguir, pero estarán expuestos a su maquinaria de deportaciones porque en esta administración la priorización ya no existe.

Pero a estas alturas nada de eso sorprende. Ya estoy curada de espanto ante los excesos de Trump.

Pero, ¿qué hará el Congreso de mayoría republicana?

Cuando Obama era presidente, los republicanos bloquearon las medidas que ofrecían una vía de legalización a los indocumentados. En 2010, la Cámara Baja de mayoría demócrata aprobó el DREAM Act para legalizar a los "dreamers", pero la medida no avanzó en el Senado.

En 2013, el Senado de mayoría demócrata aprobó una reforma migratoria amplia que luego murió ante la inacción de la Cámara Baja de mayoría republicana.

Muchos de esos republicanos, incluyendo los líderes, citaron DACA 2012 como una de las razones para oponerse a la reforma, argumentando que Obama pasó por alto al Congreso y que la acción ejecutiva era anticonstitucional, aunque todos los presidentes, incluyendo ahora Trump, las giren.

Era más que obvio que los republicanos simplemente no querían tocar el tema migratorio.

Curiosamente algunos de los republicanos que condenaron a Obama por girar DACA, ahora le pidieron al antiinmigrante Trump que no la revocara.

Pues bien. La pelota ahora está en la cancha del Congreso republicano.

Queda por ver si ese puñado de republicanos que quiere ayudar a los "dreamers" es capaz de trabajar de forma bipartidista con los demócratas interesados en hacer lo correcto sin politizar el futuro de miles.

Durante demasiado tiempo los "dreamers" han sido piezas en un cruel juego de ajedrez, y la nefasta acción de Trump es la más reciente movida.

Una movida que hace honor a su cobardía.

Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America's Voice

 


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: