Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 21 Noviembre 2017 | 

20

29

13

Secciones

Martes 21 Noviembre 2017 | 

20

29

13

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Encanto chicano y Jimmy Santiago Baca

Hilda Sotelo/Escritora y académica | Lunes 20 Marzo 2017 | 00:01:00 hrs

Cuando recién emigré a Estados Unidos, escogí trabajar con jóvenes del Segundo Barrio en la preparatoria Jefferson. La asignatura: Español. Pero en realidad debería llamarse identidad mexicana, dignidad. Ellos me mostraron su mundo en Spanglish. Entré al pasillo del encanto pero sin engaños, transcurrían los primero años de mi ejercicio docente, idealismo y agradecimiento a diario. Escucharlos mezclar las dos lenguas con soltura y naturalidad me trasladaba al futuro inevitable de las lenguas, la transformación.

La opresión, la rabia, la herida de la doble conquista, su incertidumbre acerca del futuro y el presente revuelto en la frontera, lo sofocaría el velo de la ilusión, al  seleccionar la identidad que los ancla en el mundo.

Ese sentimiento, esa fuerza, los encontré en el poeta, educador y novelista Jimmy Santiago Baca –nacido en Nuevo México con raíces chicanas y apaches– a quien tuve la oportunidad de conocer hace unos días en un encuentro literario.

Chicanos, se decían mis estudiantes, ahí encontraron el lazo, lo aventaban a la suerte de la nada, la soledad y la esperanza de ser algún alumno del profesor boliviano “Kimosabi”, interpretado  por el actor James Olmos, en Stand and Deliver, buscaron el cobijo en el techo de La casa en la calle Mango de Sandra Cisneros, en  Gloria Anzaldúa que habla de una diosa colectiva lista para el nuevo mito basado en el amor, la educación, el arte y la conciencia”.

Reunían piezas de su identidad en la celebración del Día de Muertos mezclado con Halloween. Repetían las líneas de las películas American Me, o Sangre por Sangre, llegaban hasta la manzana de mi escritorio, la levantaban diciendo: “Matar o morir, Miss”.

Algo debe morir y no precisamente las personas, reflexionaba. Algo en nuestro mundo que nos paraliza. ¿Qué debe morir? Varios años después el patriarcado mostró su rostro, primero fue blanco, neutral y romántico, luego recorrió  los colores hasta el negro para fugarse al blanco y no ser detectado.

Al principio dudé responsabilizar a eso del desastre, pero poco a poco supe de su sigilo, se había infiltrado en el alma compasiva para confundirla, después la mordería y a través de la carcomida, intentaría alcanzar nuestro espíritu. Detectado el trozo muerto, Jimmy Santiago Baca, escribe en su poema ‘Como un animal’:

Detrás de la suave textura//de mis ojos, muy en mi interior,//un trozo de mí ha muerto://Paso mis uñas ensangrentadas//sobre él, duro como una pizarra,//muevo mis dedos a lo largo de él,//las blancas cicatrices de tiza//que dicen TENGO MIEDO,//miedo de en qué podría convertirse//mi yo, el verdadero yo,//detrás de estos muros de prisión.

La espiral  señala la rueca chicana, pero ahora en la literatura en Literatura en el Bravo 2017, y los artículos académicos de las chicanas. Durante el homenaje al escritor Jimmy Baca, él venía de leer a los presos  y los presos le leyeron poesía que habían dedicado a sus madres. Comparte una plática viva, sin cansancio, en movimiento, recordé a Danny Barrón, estudiante de Jefferson, idéntico a Jimmy, sin barreras en la comunicación, cabeza rapa, sin soberbia, humanista. Joven que superó la etapa de la broma, el sarcasmo, el bully  y tuvo que madurar rápido debido al dolor pero permaneció fresco  en sus ideales . “Yo tengo este dinero, de libros y películas, lo dedico a que ya no mueran tantos niños y jóvenes…”, dijo Jimmy.“ Miss mire, me hice un hombre de bien, soy el encargado de los estacionamientos del centro, estoy casado y tengo dos chavos. Dijo Danny.

Le pregunté a Jimmy sobre el significado de macho para los chicanos: protector, valiente y la diferencia del significado para los mexicanos: violento, depredador. “Si hay una fisura en el techo de la casa, la mujer se sube y la arregla, ellas son machos  y los hombres mujeres”. Su respuesta engrandecía a la mujer, era una diosa pero también la llevaba al inframundo en su poesía a través de la erotización. Igual menciona el poder transformativo de la lectura y la escritura en su masculinidad mientras estaba en prisión, “el conocimiento es un proceso interior para el devenir político y el despertar espiritual que se lleva a cabo en actos públicos”.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: