Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 11 Diciembre 2017 | 

17

50

30

Secciones

Lunes 11 Diciembre 2017 | 

17

50

30

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

El derecho a olvidar

Gail Collins
The New York Times | Lunes 05 Diciembre 2016 | 00:01:00 hrs

Nueva York— ¿Se acuerdan de la película “50 First Dates”? Es una cinta de Drew Barrymore sobre una muchacha con amnesia de corto plazo, que cada mañana se despierta sin acordarse para nada de lo que pasó el día anterior.

Estoy pensando que esa es la analogía perfecta con Donald Trump.

Anteriormente, yo siempre suponía que cuando Trump cambiaba por completo de opinión sobre la atención médica, el muro en la frontera con México o las armas nucleares de Japón, se debía a oportunismo político descarado. Pero es mucho más tranquilizador trabajar con el supuesto de que él no recuerda nada de lo que dijo antes de hoy.

Piense en eso la próxima vez que lo escuche jactarse sobre su amplio margen de victoria. “Ganamos de forma arrolladora; eso fue una victoria arrasadora”, le dijo a una multitud en Ohio el jueves. Quizá fue la primera vez en la historia en que un candidato usaba esos términos después de haber recibido 2.5 millones de votos menos que su rival.

Es increíblemente irritante a menos que manejemos la teoría de que el señor Trump ya no recuerda lo que pasó realmente.

La semana pasada, Trump estuvo en un recorrido triunfal en Indiana, donde la empresa United Technologies aceptó conservar unos mil empleos en una fábrica Carrier de hornos de gas que estaba programada para trasladarse a México. Durante su campaña. Trump se comprometió repetidas veces a salvar los empleos de Carrier. Y aunque no hay ninguna razón para creer que esto vaya a tener algún efecto en otros empleos o en otras fábricas, parece una bonita victoria simbólica.

Pero en sus comentarios ante sus efervescentes admiradores, Trump alegremente reconoció que no tenía ningún recuerdo de haber prometido proteger el empleo de los trabajadores de Carrier. Hasta que lo escuchó en la televisión.

Trump les dijo a sus bases en Indiana que él estaba viendo las noticias una noche, la semana anterior, cuando vio un reportaje en el que un trabajador de Carrier declaró que no estaba preocupado por los planes de la empresa de llevarse a México su empleo pues Donald Trump había prometido salvarlo.

“Yo pensé si no estaría siendo sarcástico, pues eso era un asunto ya decidido”.

Pero no, Trump dijo que después vio un corto del candidato Trump “donde hizo la declaración de que Carrier no se iba a ir a ningún lado, de que la empresa no se iba”.

¡Vaya sorpresa para Donald Trump! Fue entonces cuando sintió la necesidad de cumplir y le hizo una llamada a Greg Hayes, el jefe de UTC.

Nadie cree el cuento de Trump de que salvó las cosas prometiéndole a Hayes que en su gobierno los negocios recibirían tantas facilidades en materia de impuestos y regulación, que no tendrían ningún incentivo de irse a un país donde los trabajadores cuestan unos 3.50 dólares al día.

Pero la moraleja del cuento es que nuestro próximo presidente es por completo una criatura del momento. Tanto así que él no tuvo ningún inconveniente en borrar de su mente una de sus promesas de campaña más publicitadas, un instante después de que la hizo.

Cuando la escuchó en la televisión, Trump dijo que efectivamente recordó haber prometido salvar los empleos de Carrier, “pero eso fue un eufemismo”.

No, no fue un eufemismo; un eufemismo es una expresión con la que se sustituye un término rudo o desagradable por otro más suave. Trump parecía tener en mente otra palabra. Quizá “mentira”. Pero para mí es más fácil vivir con la idea de que simplemente se le borró de la mente.

Él es como Leonard, el protagonista de la película “Memento”, que tenía que tatuarse en el brazo las pistas de un asesinato porque no podía recordar nada. Pero Leonard se esforzaba mucho más.

No soy la única persona que trata de llegar a una explicación general del constante cambio de posición de Trump, pero creo que soy la que ofrece la teoría más halagüeña.

El ex jefe de campaña de Trump, Corey Lewandowski, declaró en una mesa redonda la semana pasada que la reacción negativa de la prensa ante el constante cambio de historias de su candidato se debía a la insistencia en tomarlo “tan literalmente”.

Los ciudadanos estadounidenses, agregó Lewandowski, entienden que “cuando se tiene una conversación, ya sea en la mesa del comedor o en un bar, se van a decir cosas y no siempre van a haber hechos que las respalden”.

Algunos de los lectores podrían encontrar inquietante que uno de los principales apologistas de Trump haya dicho en esencia que el presidente electo habla de política como borracho en hora feliz. Pero otros podrían escuchar a Trump contradecir hoy lo que dijo ayer y decidir que simplemente es estúpido.

De ahora en adelante voy a pensar en él un poco como en mi perra Frieda. Frieda es en extremo inteligente pero su memoria es buena sólo durante unos 90 segundos.

Cuando escuchemos el discurso de toma de posesión de Trump, o su primer informe de gobierno, hay que recordar que él se reserva el derecho a olvidar todo lo que diga tan pronto como lo diga. De ninguna manera podremos creerle a largo plazo. A menos que se lo tatúe en el brazo.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: