País dividido | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 21 Noviembre 2018 | 

1

28

41

Secciones

Miércoles 21 Noviembre 2018 | 

1

28

41

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


País dividido

Pascal Beltrán del Río/
Analista | Viernes 09 Noviembre 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Estados Unidos emergió de las elecciones intermedias del martes como una nación más polarizada de lo que ya era.

El Partido Demócrata se hizo de la mayoría en la Cámara de Representantes arrebatando cuando menos 26 curules al Partido Republicano (a la hora de escribir estas líneas no se conocían aún los resultados en 14 de 435 distritos), pero éste retuvo el control del Senado e incluso amplió su presencia allí.

¿Cómo sucedió eso? La explicación más sencilla es que la Cámara baja se compone de forma proporcional respecto de la población del país, mientras que la colegisladora tiene dos representantes por cada estado, independientemente del número de habitantes que éste tenga.

Pero, además, los electores de la mayor parte de los distritos y estados se volcaron de forma más radical hacia uno u otro partido, en una elección que convocó a un porcentaje de votantes que no se veía en 70 años.

En los comicios del martes participaron 113 millones de electores, contra 83.3 millones que fueron a las urnas en las intermedias de hace cuatro años y 96.5 millones en las de hace ocho.

Estados Unidos ha vuelto a tener un gobierno dividido –Donald Trump ya tendrá oposición– y si bien eso ha ocurrido con frecuencia en la historia del país, en el actual clima de confrontación política no se puede decir que augure una relación más civilizada de las partes.

Los demócratas –que sacaron fuerzas de la población más diversa de las ciudades– y los republicanos –que se atrincheraron en las áreas rurales mayoritariamente blancas– no lucen dispuestos a una mayor colaboración, sino al contrario. Las primeras declaraciones de las partes hacían vaticinar una profundización de la confrontación.

Ante las advertencias de los demócratas, en el sentido que podrían usar su nueva mayoría en la Cámara de Representantes para investigar a Trump y acelerar las pesquisas de las cuales ya es objeto, el presidente estadounidense reviró diciendo que en ese caso haría lo mismo respecto de sus rivales, echando mano de la mayoría republicana en el Senado e incluso del Departamento de Justicia (del que, por cierto, corrió al procurador Jeff Sessions).

Estados Unidos también mostró el miércoles una división política de géneros. Mientras seis de cada diez mujeres votaron por los candidatos demócratas al Congreso, los hombres se repartieron a la mitad entre los dos partidos.

Incluso en el tema de la consulta sobre la mariguana, se reflejó la polarización del electorado. Hubo en total 158 proposiciones sometidas a la opinión de los votantes en las elecciones del martes. Cuatro de ellas tenían que ver con la mariguana y dos, con el uso recreativo de dicha droga. En Michigan, que tiene en la ciudad de Detroit una parte sustancial de sus votantes, el electorado votó a favor, mientras que en Dakota del Norte, un estado predominantemente rural y blanco y con fuerte presencia de la religión en la vida pública, la propuesta fue derrotada.

Pero el factor de mayor división fue Donald Trump, quien se convirtió en la primordial por la que tres de cada cuatro electores depositaron su voto de la forma en la que lo hicieron. Ochenta y ocho por ciento de quienes apoyan al presidente estadounidense votaron a favor de los candidatos republicanos a la Cámara de Representantes, mientras que nueve de cada diez electores que rechazan a Trump sufragaron por los demócratas.

Hay quienes interpretan los resultados como una derrota de Trump. Dicha conclusión podría ser precipitada si se toma en cuenta que la mayor parte de los candidatos republicanos a los que el inquilino de la Casa Blanca decidió apoyar en sus campañas ganaron las elecciones.

Las encuestas de salida, incluso, indican que muchos de los estados en los que ganaron cómodamente los republicanos, Trump emergió con niveles de popularidad que rebasan el 50 por ciento y en algunos casos se acercan al 60 por ciento.

Esto abre la puerta a una mayor toxicidad del ambiente en la vida política estadunidense, que bien puede bajar al primer piso de la ciudadanía.

Respecto de la elección presidencial de 2020, es difícil predecir qué podrá pasar a partir de los resultados del martes. Pese a los avances que tuvieron los republicanos apoyados por Trump, tres de los estados que fueron claves para que el empresario ganara la presidencia hace dos años –Michigan, Pensilvania y Wisconsin– se fueron electoralmente al bando demócrata.

Sin embargo, la oposición salió de estos comicios con avances que reflejan una buena estrategia para ganar distritos específicos –nominando a candidatos surgidos de minorías–, pero sin una estrategia general para enfrentar a Trump ni mucho menos, un claro aspirante para medirse con él en dos años.

Mientras Estados Unidos siga siendo potencia mundial –económica y militar–, la política de ese país afectará no sólo a los estadounidenses, sino también a los habitantes de todo el mundo.

No se diga a los mexicanos, más aún en los tiempos de cambio que vivimos y cuando México se está convirtiendo en territorio de tránsito de miles de migrantes.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: