Prefieren morir en el intento | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 17 Noviembre 2018 | 

15

06

33

Secciones

Sábado 17 Noviembre 2018 | 

15

06

33

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Prefieren morir en el intento

Víctor Guzmán
Académico | Miércoles 07 Noviembre 2018 | 00:01:00 hrs

La hospitalidad juarense es una cualidad que se lleva arraigada entre los fronterizos, desde el inicio de su historia. Aquí nadie se muere de hambre, dicen sus pobladores. Y hay trabajo para todo el que quiera.

Son un sinnúmero de personas cobijadas por esta gran ciudad. Desde las diversas comunidades del estado de Chihuahua hasta las ciudades más lejanas de la República, han emigrado a Juárez. Sintiendo su calidez, deciden quedarse para mejorar sus condiciones de vida y ser parte de la población económicamente activa.

No sólo nacionales llegan, también se fue incrementando la presencia de extranjeros, sobre todo centroamericanos que buscan su travesía hacia el vecino país, ello fue recurrente y hasta cierto punto visto como normal. Pero hoy la percepción de los lugareños se ha dividido en torno al tema.

En estos días, está llegando una población cansada, con sed y hambre, pero con una perseverancia a tope, con la única finalidad de ingresar a Estados Unidos, pasando por territorio mexicano en unos casos, y en otros, cruzando más fronteras de naciones. Una travesía larga y sumamente peligrosa.

Con llagas en los pies, frío y desvelo se enfrentan a diario a los malos tratos, insultos y hasta golpes, de algunos transeúntes que cruzan a la vecina ciudad. Pero son más los altruistas que llegan aportando algún alimento, bebida o cobija a los guatemaltecos, hondureños y nicaragüenses, que apostados a la intemperie del puente internacional y con fe inquebrantable guardan los tiempos para ser llamados por las leyes norteamericanas y recibir el beneficio del asilo político.

Familias completas permanecen con la incertidumbre de su futuro, pero con la esperanza, que es lo último que muere.

Los siguientes son sólo algunos de de los comentarios y controversias que surgen en redes sociales, por la presencia de los centroamericanos:

“No podemos dejar de mencionar que como seres humanos merecen un trato digno, su finalidad no es quedarse en México. No debemos ser racistas con ellos, ni con nadie. Alguna vez también fueron parte de México”.

“Cómo estará la situación de pobreza en su país de origen, para que prefieran los padres enviar a sus niños solos en la caravana, únicamente con la bendición a sabiendas que pudieran perder la vida en ese largo e incierto caminar”.

“No todos son personas de bien, también vienen delincuentes huyendo de su nación, que seguramente se van a quedar aquí, creando un ambiente de mayor violencia”.

“Existe mucha pobreza que no se ha podido erradicar en toda la nación y aun así se permite el ingreso de miles de personas. Se les brinda mejor atención que a los connacionales”.

“¿Qué va pasar con todas las personas que no logren ingresar al vecino país, se van a quedar en México?”.

Ya Trump dijo que no va permitir el ingreso de esas caravanas. Además la economía de la ciudad, se va ir a pique si cierran los puentes internacionales.

Son varias las interrogantes y también temores, que surgen entre los fronterizos. Lo seguro es que los centroamericanos no quedarán desvalidos y mucho menos morirán de hambre en esta acogedora localidad. La otra parte, el ingreso de la caravana a Estados Unidos, no le corresponde solucionar a México.

Mientras tanto los misioneros, iglesias y organizaciones civiles brindan un apoyo esmerado a estos seres, ofreciendo lo que está en sus manos hasta este momento, movidos por el amor al prójimo y una solidaridad de hermandad, viviendo con ellos sus penas e historias.

Percibiendo este fenómeno bajo otra perspectiva. Estos son momentos de oportunidad política para aquellos que tengan aspiraciones en un futuro próximo. Aparecer en los reflectores realizando obras filantrópicas es válido, siempre y cuando exista la voluntad de apoyo y servicio verdadero de quien lo necesita. En este caso los migrantes.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: