Las otras especies | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 16 Noviembre 2018 | 

11

27

23

Secciones

Viernes 16 Noviembre 2018 | 

11

27

23

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Las otras especies

Cecilia Ester Castañeda
Escritora | Jueves 18 Octubre 2018 | 00:01:00 hrs

A juzgar por varias noticias recientes, cada vez se difuminan más los límites entre la mancha urbana y el área despoblada. Lo digo por la variedad de animales silvestres localizados en Ciudad Juárez: mapaches, zorrillos y gatos monteses merodean las viviendas de zonas habitacionales situadas a los extremos de la ciudad en busca de alimento, señaló a El Diario el Departamento de Bomberos.

Si a ello se agregan los animales como víboras y arañas buscando en estas fechas cobijo en los patios, casi podríamos decir que ya están aquí los personajes de la película animada “Vecinos Invasores”. Casi, porque a Los Nogales no llegan solos los mapaches y mucho menos los tigres y leones a Rincones de San Marcos —y en esos fraccionamientos también se han detectado estas especies—.

Aun si no acampamos ni salimos nunca de excursión, hace falta cambiar el paradigma sobre nuestra relación con el reino animal. No, no estoy proponiendo comprar felinos mayores ni zorrillos para tenerlos en casa. Sólo creo que si como “civilización” cada vez abarcamos más espacios y recursos silvestres —el agua desviada para uso humano también cuenta— y debido al cambio climático está reduciéndose el hábitat de tantos animales, debemos prepararnos para convivir de manera más que esporádica con un mayor número de otras especies.

Es hora de dejar atrás conceptos culturales como “el hombre vs. la naturaleza” y el éxito basado en el número de piezas de caza o de superficies “domesticadas”. Si algo nos enseña hoy en día el antropogénico cambio climático es que nuestro destino depende de mantener el equilibrio natural, no de destruirlo ni de ignorarlo —¡habrase visto, un huracán apuntando directamente a Ciudad Juárez!—.

¿Cómo adaptamos nuestras prácticas sociales a un entorno donde se valore a cada especie? ¿Cómo aprendemos que todas forman parte de un delicado sistema? ¿Necesitamos, acaso, volver a ver aquellas gráficas circulares escolares sobre el ciclo de la vida para entender nuestra relación de interdependencia con el resto del universo?

Sin duda serviría hacer a un lado la soberbia humana. Tratándose, sin embargo, de una meta probablemente imposible, ¿qué tal indagar la naturaleza y el comportamiento de otras especies? Quizá conoceríamos, como dice a El Diario el director de Protección Civil, Efrén Matamoros, el gran valor del ruido para espantar víboras o arañas, podríamos ver una abeja sin sentir el impulso de matarla o ir de campamento sin estar aterrados por si se acerca algún correcaminos.

Pero volviendo a la ciudad, bien podríamos empezar aprendiendo sobre los animales urbanos. ¿Sabía usted, por ejemplo, que la cerceta alas verdes y el pato cucharón norteño son dos de las especies que se establecen aquí durante el invierno, de acuerdo con datos publicados en El Diario del libro “Aves de Ciudad Juárez”, escrito por biólogos de la UACJ? —a propósito, el sábado se celebró el Día Mundial de las Aves Migratorias—.

Quizá sea mejor comenzar por el hogar. Entender el temperamento de los animales evitaría riesgos innecesarios, como las heridas sufridas hace poco por el dueño de dos leonas y un tigre, lo mismo que condiciones inadecuadas para las mascotas.

En especial, los felinos de cualquier tamaño son poco comprendidos. Un ejemplo fue el reciente caso de la gata persa que perdió una pata tras ser sometida a una desungulación mal atendida. El proceso de extirpar las uñas a los gatos a fin de que no arañen a nadie o maltraten los muebles se basa de falta de información, pues ellos las necesitan para varias funciones esenciales —caminar, incluso— y existen métodos fácilmente localizables en internet de prevenir los inconvenientes de las uñas felinas en el hogar, mientras que el procedimiento equivale a una amputación. 

Ya sea en casa o fuera de ella, convivir con los animales requiere respeto. Un gato va a arañar y saltar, un perro va a ladrar y morder. Disfrutar al máximo de una mascota implica aplicarse a conocer a la especie, adaptar el entorno para sus necesidades, dedicarle atención, tiempo, dinero y paciencia.

No representa un objetivo inalcanzable. Pero, igual que con todos los animales urbanos o silvestres, el resultado de respetar a otras especies es una vida en mayor armonía con la Naturaleza. Y para la humanidad eso es urgente. 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: