De política y cosas peores | Paz fideliana | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 18 Noviembre 2018 | 

11

50

48

Secciones

Domingo 18 Noviembre 2018 | 

11

50

48

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


De política y cosas peores | Paz fideliana

Armando Fuentes
Escritor | Jueves 18 Octubre 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.-"El que enamora casadas / tres cosas debe tener: / mucha labia, mucha suerte. / y patas para correr". Afrodisio Pitongo, hombre proclive a la concupiscencia de la carne, estaba refocilándose con mujer ajena en el domicilio conyugal de la pecatriz. De pronto se oyeron cerca golpes retumbantes. Tembló la tierra; se agitó el candil del techo y vinieron a tierra los objetos que había en el buró. "Es mi marido -dijo nerviosamente la mujer-. Conozco sus pasos". En la entrevista de trabajo Babalucas declaró: "Hablo dos idiomas". Le preguntó el entrevistador: "¿Español e inglés?". Respondió Babalucas: "Oui". Le indicó el otro: "Eso es francés". "Ah -se alegró el tontiloco-. Entonces hablo tres". Don Algón llamó a su secretaria por el interfono. "Señorita Rosibel -le dijo-. Quiero verla en el acto". "Caramba, jefe -se desconcertó la linda chica-. No le conocía esas aficiones. Pero en fin, hable con mi novio, a ver él qué opina". Se supone -"es un supongando", dice la gente del Potrero- que Monterrey es una ciudad empresarial, y que los empresarios no ven con buenos ojos a los sindicatos. Sin embargo en la capital nuevoleonesa hay una estatua de tamaño heroico dedicada a don Fidel Velázquez, y hay también una importante avenida con su nombre. No debe extrañar eso. Si algo necesitan las empresas es paz laboral, y el dirigente de la CTM garantizó ese bien social durante muchos años, sin descuidar por eso el interés de los trabajadores afiliados a su confederación. Así como se habla de una paz porfiriana, igual se podría hablar de una "paz fideliana", resultado del hábil control ejercido sobre los obreros por el veterano líder. Fue inalterable su fidelidad -al fin Fidel- al presidente en turno y al sistema representado por el PRI. Personaje polémico, don Fidel Velázquez ha sido objeto ya del juicio de la historia. En la balanza de los hechos, creo, pesó más lo bueno que hizo que las fallas que se le pueden imputar, errores que más deben achacarse a su tiempo y a su circunstancia que a él mismo. Cuando me refiero a él siempre antepongo a su nombre el tratamiento de respeto "don", y salvando toda diferencia digo don Fidel Velázquez igual que digo don Adolfo Ruiz Cortines, don Jesús Reyes Heroles, don Jesús Silva Herzog o don Gilberto Rincón Gallardo, entre otros dones que México ha tenido en nuestro tiempo. Desde luego todavía quedan restos -bastantes- de aquel sindicalismo clientelar y corporativista del cual fue don Fidel representante principal, y aún hay líderes que permanecen en sus cargos merced a elecciones amañadas y prácticas corruptas. Los trabajadores mineros y petroleros, por ejemplo, viven aún bajo ese régimen que parece cosa del pasado pero que aún está presente en sus organizaciones. Por eso es de alabarse la propuesta de López Obrador en el sentido de implantar el voto secreto en las elecciones sindicales. El carácter secreto del sufragio es fundamental en una elección. Sin ese elemento básico cualquier acto eleccionario se desvirtúa y vuelve simulación o farsa. El voto secreto que el presidente electo pide es un paso de importancia para conseguir la democratización de los sindicatos. Don Pacianito, empleado público de modesta condición, se acercó a la musa de la noche que ofrecía sus servicios en una esquina al tiempo que mascaba chicle y daba vueltas a su bolsa de chaquira. Le pidió: "¿Me haría usted el favor, amable señorita, de darme a conocer el monto de su tarifa, coste, tasa, honorarios o arancel?". La sexoservidora le proporcionó a don Pacianito el dato que le solicitaba. Preguntó el tímido señor en tono vacilante: "¿Podría otorgarme un financiamiento a 30, 60 y 90 días?". FIN. 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: