City Manager | Opinion

Viernes 19 Octubre 2018 | 

11

55

39

Secciones

Viernes 19 Octubre 2018 | 

11

55

39

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


City Manager

Gerardo Cortinas Murra
Analista | Lunes 24 Septiembre 2018 | 00:01:00 hrs

La iniciativa de reforma al Código Municipal, presentada por el diputado panista Miguel La Torre, para efecto de “crear la Administración de la Ciudad y así optimizar la organización de la Administración Pública Municipal Centralizada (APM) para una mejor prestación de los servicios públicos en beneficio de la ciudadanía”, constituye otro intento de incrustar instituciones extranjeras ajenas, por completo, a la evolución de los municipios en México.

La propia Exposición de Motivos, así lo acredita: “La falta de actualización y modernización de las estructuras administrativas resulta incompatible con la atención de los problemas presentes, para los que se requiere del uso responsable de los recursos públicos a fin de lograr la eficaz prestación de los servicios públicos y la satisfacción de las necesidades básicas de la población que percibe, en los municipios, la forma de gobierno más cercana a la gente”.

Para este diputado panista, la APM “ha prevalecido a lo largo de los años, por lo que los presidentes municipales se constituyen en autoridades con funciones legislativas/reglamentarias, desempeñan el cargo de liderazgo político y cívico, y además se encargan de la prestación de los servicios públicos a cargo de los municipios, así como de cuidar el patrimonio y la Hacienda Municipal”.

Para justificar su propuesta legislativa, Miguel precisa que “ha cobrado auge y repercutido, positivamente, en América Latina una institución de origen norteamericano: el ‘City Manager’, conformada por un cuerpo colegiado (Ayuntamiento), una persona profesionista especializada en Administración Pública (administrador de la ciudad) y alcalde (Presidente Municipal).

El administrador de la ciudad es –o debe ser– una persona con experiencia en administración pública, nombrada por el Ayuntamiento; a quien se le otorgan facultades administrativas propias del Presidente Municipal: “El administrador de la ciudad es la persona encargada de planear, coordinar, ejecutar, operar, administrar, dar seguimiento y evaluar las funciones, planes, programas y proyectos de la APM”.

Ahora bien, ¿cuáles serían las cualidades de este administrador municipal? Debe de contar y desarrollar diversas habilidades administrativas y empresariales. “Es fundamental que cuente con estudios superiores de administración pública y experiencia en puestos ejecutivos de gobierno, además de contar con conocimiento en aspectos económicos y financieros”.

El diputado panista asume que “la implementación del cargo de una persona administradora de la ciudad, permite que los municipios cuenten con un servidor público con alto perfil profesional, alejado de las actividades políticas y partidistas, cuyas acciones trasciendan al periodo de la APM”. ¿Será...?

Lo anterior, porque en el sistema del ‘City Management’ –a diferencia de la administración tradicional de los municipios–, “la persona titular de la Presidencia Municipal es reconocida por su liderazgo legislativo y político en la comunidad y es quien representa a la comunidad ante las diversas instancias de gobierno; así como también, en ceremonias oficiales, cívicas y culturales”.

Sin duda alguna, políticamente, la propuesta de Miguel resulta improcedente por los siguientes motivos: a) Obligaría, de manera forzosa, a los 67 municipios del Estado a incorporar esta institución municipal, lo que incrementaría el gasto corriente municipal; y b) Otorgaría a los presidentes municipales la atribución para “delegar la facultad para la celebración y firma de contratos, convenios y toda clase de actos administrativos, incluyendo la representación ante autoridades, en el titular de la administración de la ciudad”.

La posibilidad de que un Presidente Municipal delegue facultades plasmadas en la Constitución Local y en el Código Municipal, constituye una aberración jurídico-política, ya que le permitiría evadir cualquier tipo de responsabilidad. Ya me imagino su respuesta, ante una denuncia en su contra: ¿Acaso yo lo firme?



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: