¿Aguantaremos tanto desatino? | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 20 Octubre 2018 | 

0

37

17

Secciones

Sábado 20 Octubre 2018 | 

0

37

17

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


¿Aguantaremos tanto desatino?

Ángel Verdugo
Analista | Sábado 22 Septiembre 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Una de las preguntas que con más frecuencia plantean hoy los interesados en la situación venezolana, es cuánto tiempo más va a aguantar ese país. Las imágenes que muestran los noticiarios televisivos y las que reproducen los medios impresos, dan pie a la pregunta aquella.

Al conocer un poco más, tiende uno a sorprenderse de la resistencia de ese pueblo que ha soportado todo; si bien el éxodo rebasa ya los dos millones de venezolanos, otros siguen dando la batalla y esperan, a estas alturas, prácticamente un milagro: la caída de Nicolás Maduro. A la tragedia venezolana se une la de otros pueblos, el sirio por ejemplo y los ejemplos de sobrevivencia de algunos grupos africanos.

La resistencia de las sociedades ante las tragedias parece, en no pocas ocasiones, ser infinita. Sin embargo, al pasar del sentimiento de solidaridad y llegar al análisis objetivo, la conclusión es otra: no hay sociedad que posea una resistencia infinita; tarde o temprano se rompe el equilibrio precariamente mantenido, y el conflicto estalla, casi siempre violentamente.

Los procesos de degradación en un país adquieren, en cada caso, especificidades que sorprenden; el desenlace no necesariamente es violento ni el proceso tarda años. Hay ocasiones donde el proceso termina en poco tiempo, y la solución es pacífica y civilizada.

Sin embargo, siempre las preguntas que se hacen los especialistas en relación con las causas que dieron origen al conflicto estudiado, tardan en ser respondidas o jamás encuentran las respuestas correctas; de ahí la imposibilidad de evitar la repetición de un nuevo proceso de degradación, debido a causas diferentes o impensables poco tiempo antes del estallido de aquél.

En los tiempos actuales, por ejemplo, hay procesos que a medida que se presentan situaciones nuevas, uno tiende a pensar que alguna de las entidades en conflicto –de tener el poder necesario y la voluntad política exigida–, tomará medidas radicales y el conflicto será enfrentado y resuelto. Si bien la solución no es siempre la más adecuada, al menos el conflicto cambia de carácter, y la normalidad perdida empieza a ser reconstruida.

Pienso en dos, específicamente; la presidencia de Donald Trump y el proceso independentista de Cataluña, en España. Los meses pasan, se presentan situaciones que ayer eran impensables y por encima de ellas, los conflictos siguen; escalan y se complican, y su solución se ve cada día más lejana.

Ahora, para pensar en lo local, imaginemos esta eventualidad: México y el próximo gobierno. Supongamos que la gobernación que lleve a cabo López y su gabinete estuviere marcada por afirmaciones como las recientes relativas a la bancarrota del país y al papel del Banco de México en un conflicto financiero, y algunas otras como la de tengo mis datos.

¿Cuánto tiempo aguantarían los agentes económicos privados declaraciones así, o una gobernación basada en afirmaciones sin el menor sustento? ¿Qué posición adoptarían los organismos empresariales? ¿Sería razonable pensar que las desestimarían y seguirían invirtiendo? Además, ¿desecharían el efecto cambiario negativo que generarían, y seguirían adelante con sus proyectos de expansión y las nuevas empresas proyectadas?

Por otra parte, ¿cómo reaccionarían la clase política y los partidos de oposición? ¿Qué harían los radicales que veneran a López y odian a los empresarios? Y las fuerzas controladas por López, ¿qué pensarían?

¿Qué piensa usted? ¿Es impensable el ejemplo?



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: