El otoño de la transición | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 15 Diciembre 2018 | 

9

23

52

Secciones

Sábado 15 Diciembre 2018 | 

9

23

52

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


El otoño de la transición

Jorge Fernández Menéndez
Analista | Sábado 22 Septiembre 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Comienza el otoño y con él la oscuridad luego de la luminiscencia del verano político. Al mismo tiempo, la transición de terciopelo comienza a mostrar arrugas en la tela y el choque con la realidad provoca reacciones cuyos costos demuestran que es muy diferente estar en campaña que gobernar.

Comienzan también, en la misma medida en que se acerca la toma de posesión de López Obrador, a sentirse de forma diferente las tensiones políticas. Un ejemplo lo tendremos este lunes. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación decidió que en la elección de Puebla se aplique, por primera vez a ese nivel, el voto por voto: todos los paquetes electorales serán abiertos y se contarán, nuevamente, todos los votos para establecer el ganador de los comicios entre la frentista Martha Erika Alonso, esposa de Rafael Moreno valle, y el morenista Miguel Barbosa. Será un conteo durísimo, donde se escrutará cada boleta y en la cual se tratará de impugnar cada voto que sea favorable al adversario.

Eso ya lo sabemos, lo que no sabemos es hasta dónde se llegará en esa lógica. Me sorprendió que Barbosa dijera que ahora el peligro es que se hayan manipulado los paquetes electorales que están resguardados por la autoridad electoral. En 2006, aunque no se contaron todos los votos, sí se cotejaron los de todas las casillas impugnadas, cerca de un tercio de la elección y, sin embargo, Andrés Manuel nunca aceptó aquel resultado. Barbosa está transmitiendo algo similar: si en el recuento no gana es que hubo fraude, no sólo en la votación, sino, incluso, con la manipulación de los paquetes, lo que suena inverosímil con los actuales controles electorales. Más allá de eso, lo importante será la actitud del presidente electo y de Morena respecto al resultado electoral y saber si lo respetarán en caso de que no les sea favorable.

Otro tema que tendrán que atender desde la administración entrante es la situación en Pemex. La empresa petrolera tiene calificación positiva en las calificadoras, pero en su nivel más bajo, y no parece existir claridad alguna sobre lo que se hará en el sector. Un día se respetarán los contratos petroleros y se abrirán nuevas licitaciones, otro se califica como un fraude a la Reforma Energética, un día se quiere aumentar en 600 mil barriles la producción petrolera en apenas un año y al otro se quieren invertir 175 mil millones de pesos en ella, pero luego se quiere hacer en tres años una refinería que no está ni siquiera contemplada en el papel a un costo de miles de millones de dólares, recursos que Pemex no tiene porque sus utilidades van en su mayoría al presupuesto nacional.

Pero, además, es una empresa donde comienza a haber mucha inestabilidad laboral porque sus principales especialistas están temerosos del rumbo que tome y, también, de las restricciones salariales que pueden sufrir. Uno de los temas de controversia es que su próximo director, Octavio Romero Oropeza, un hombre de toda la confianza de López Obrador, no tiene la más mínima experiencia en el sector, en la industria y en la empresa. A eso se suma que dice que concluyó su carrera de ingeniero, pero desde 2001 cuando era oficial mayor del DF (su única experiencia en el servicio público) se publicó que en realidad no contaba con cédula profesional. Se dijo, entonces, que la misma estaba en trámite. Pues han pasado 17 años y todavía no cuenta con esa cédula profesional, un requisito indispensable para ser director de Pemex. Como indirectamente lo tendría que ser saber inglés en una empresa tan globalizada, un idioma que el próximo director de la empresa no domina. Ya tuvieron que cancelarse algunas reuniones informales con futuros inversionistas hasta ver cómo se soluciona ese detalle.

Pero la realidad también se hace presente en otros frentes. El miércoles el presidente electo y sus acompañantes estuvieron varados casi cinco horas en Huatulco, porque su vuelo comercial se demoró. Se podrá argumentar que fue porque el aeropuerto capitalino estuvo cerrado por las lluvias, pero en realidad la demora se dio, además del cierre que fue menor a una hora, a la saturación aeroportuaria (lo que, por cierto, no resolvería el anhelado aeropuerto de Santa Lucía, que tanto entusiasma al próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú), pero más allá de eso, lo que hay que considerar es cuánto costaría esa demora del presidente y su equipo, en una pista de un aeropuerto cuando Andrés Manuel esté en funciones si sigue empeñado en transportarse en vuelos comerciales. En un avión oficial podría mantener la comunicación con sus oficinas y funcionarios, podría seguir trabajando, tendría prioridad aérea para salidas y aterrizajes, gozaría de mayor seguridad. Es bueno que un presidente no se exceda y actúe con austeridad, pero lo que la gente quiere es que, además, sea eficiente en una labor que no permite que durante una cuarta parte del día el mandatario esté atrapado en un avión estacionado en una pista de un lejano aeropuerto.

Esperemos que este otoño, para algunos la estación más bella del año, no termine siendo el preámbulo del invierno de nuestro descontento.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: