De política y cosas peores | Muchas cosas buenas hay en México | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 21 Noviembre 2018 | 

3

09

29

Secciones

Miércoles 21 Noviembre 2018 | 

3

09

29

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


De política y cosas peores | Muchas cosas buenas hay en México

Armando Fuentes
Escritor | Viernes 31 Agosto 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- "Tienes un lindo culo". Así le dijo el primer actor a la damita joven en el curso de aquella obra de teatro español. Aconteció que entre el público estaban doña Tebaida Tridua, presidenta ad vitam interina de la Pía Sociedad de Sociedades Pías, y doña Panoplia de Altopedo, dama de buena sociedad. Al oír aquella palabra abandonaron al punto la sala arrastrando tras de sí a sus respectivos cónyuges. Al día siguiente las dos señoras se apersonaron en la oficina del alcalde y pusieron en su conocimiento aquel atentado contra la moral que ponía en inminente riesgo el futuro de la patria y amenazaba los cimientos de la sociedad. Esa misma noche el munícipe fue al teatro. Cuando el primero actor apareció en escena el alcalde se puso en pie y le advirtió con enérgica y sonora voz: "Si dices 'culo' haré que se suspenda la función". La señorita Peripalda, catequista, se propuso hablarles a los niños acerca del pecado original. Les preguntó: "¿Cómo se llama el pecado que cometieron Adán y Eva?". Nadie supo la respuesta. La catequista procuró ayudarles: "Se llama pecado ori. ori.". "¡Horizontal!" -completó Pepito triunfalmente. No me hago fuera de la razón, como dicen algunos cuando van a decir algo irrazonable, pero lo que en seguida voy a decir es sumamente razonable. Muchas cosas muy malas hay en México. Pero quien anda por todas partes del país como ando yo encuentra igualmente muchas cosas buenas que disipan las tentaciones pesimistas y fortalecen la esperanza. Hace unas semanas, por ejemplo, tuve el privilegio de hablar ante más de mil muchachas y muchachos en el primer día de clases del Cecyte, Plantel Escobedo, en Monterrey. Agradezco las atenciones que me brindaron en esa ocasión la maestra María de los Ángeles Errisúriz Alarcón, excelente secretaria de Educación en el Estado, y la ingeniera Martina del Rosario Salazar Moreno, directora del plantel. El Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos de Nuevo León es un notable sistema de educación superior que cuenta con 34 escuelas distribuidas por todo el estado, especialmente en las zonas de mayor vulnerabilidad social. En esos planteles millares de jóvenes nuevoleoneses cursan, a más del bachillerato, varias carreras técnicas que los capacitan para el trabajo en diversas áreas laborales. Un educador de extraordinario mérito dirige ese sistema: el maestro José Cárdenas Cavazos, cuya noble y eficaz labor en el campo de la educación incluyente lo ha hecho merecedor de reconocimientos nacionales e internacionales. El pasado día 21, en el Plantel García, tuvo lugar una emotiva ceremonia en la cual se graduaron 125 alumnos con discapacidad, y se entregó la presea "Dr. Jorge A. Treviño" a personas que han destacado en el ámbito académico, tecnológico y científico. Una labor como la del maestro Cárdenas Cavazos, que beneficia a tantos jóvenes, da motivos sobrados para pensar que mientras unos pocos hacen daño a México hay muchos mexicanos que trabajan cada día por hacer de este país una nación mejor. Para quienes creemos que la educación es la base del futuro, constituye un ejemplo alentador el trabajo que maestros, alumnos, funcionarios y empleados realizan en planteles como éstos del Cecyte en Nuevo León. Los vestidos femeninos deberían ser como las cercas de alambre de púas, que protegen lo necesario pero sin obstruir la vista. El maduro caballero llegó al consultorio médico y le dijo a la recepcionista: "¿Está el doctor? Necesito que me haga una receta para Viagra". Preguntó la muchacha: "¿Tiene usted cita?". "Sí -respondió el provecto señor-. Hoy en la noche. Por eso necesito la receta". FIN. ​



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: