De política y cosas peores | Los golazos de Trump | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 20 Noviembre 2018 | 

4

52

50

Secciones

Martes 20 Noviembre 2018 | 

4

52

50

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


De política y cosas peores | Los golazos de Trump

Armando Fuentes
Escritor | Miércoles 29 Agosto 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Un tipo le contó a su amigo: "Después de casarnos, a mi mujer le cambió la voz". "¿Cómo estuvo eso?" -se extrañó el amigo. Explicó el tipo: "Cuando era mi novia me decía siempre: '¡Sí, sí, sí!'. Tan pronto fue mi esposa empezó a decirme: 'No, no, no'". Babalucas fue al circo. Se presentó en la pista The Great Pointer, lanzador de cuchillos. Ponía a su linda ayudante ante un cuadro de madera y dibujaba en él su silueta lanzándole desde una distancia de 10 metros agudísimos cuchillos que se clavaban en la tabla. Después de que le tiró cinco puñales que se clavaron a unos milímetros del cuerpo de la joven, Babalucas le gritó al artista. "¡Concéntrate, güey, a ver si le atinas por lo menos uno!". Doña Fecundina dio a luz a su hijo número 14. "Señora -le preguntó el obstetra-, ¿qué su marido no toma precauciones?". Respondió con tono apesadumbrado la mujer: "Él sí, doctor, pero los otros no". Dispongo de una falta de elementos que no me permite apreciar si en el acuerdo comercial con Estados Unidos (vale decir con Trump) obtuvimos una victoria moral, caímos con la cara al sol o conseguimos un honroso empate como el que dijo el cronista porteño que habían tenido los equipos de Argentina y Brasil: "Brasil: cero goles. Argentina: cero ¡golazos!". En este caso los golazos serían de Trump, y los modestos goles serían los nuestros. Sólo la lectura detenida del documento signado por los representantes de los dos países me pondría en aptitud de saber si tiene base el optimismo que acerca del documento han mostrado Peña Nieto y López Obrador, y las buenas opiniones que sobre el mismo han expresado destacados financieros y empresarios. Por ahora sólo puedo decir que si el tal acuerdo satisfizo a Trump no ha de ser muy bueno para México. Mi inquietud se relaciona sobre todo con la industria automotriz, por los efectos que los caprichos del prepotente mandatario yanqui podrían tener sobre mi amadísima ciudad, Saltillo, cuya economía depende grandemente de las plantas pertenecientes a esa rama. Nadie me pida, pues, en estos días mi opinión sobre el tratado, porque o bien perderé la mirada en el vacío como si súbitamente hubiera perdido las tres potencias del alma: memoria, entendimiento y voluntad, o bien recurriré al método Ollendorf, consistente en dar una respuesta que no tiene ninguna relación con la pregunta: "¿Qué piensa usted sobre el nuevo tratado comercial con Estados Unidos?". "La película 'Matar un ruiseñor' (1962), marca el debut en la pantalla del actor Robert Duvall". En el manicomio un loco acariciaba una muñeca. El director le explicó a un visitante: "Es que su esposa lo dejó para irse con otro". En el extremo opuesto de la sala un segundo alienado se daba cabezazos contra la pared. Añadió el director: "Ése es el otro". A doña Trombeta no le gustaba la barba que usaba su marido. Le decía: "Es como si te hubieras tragado un animal peludo y la cola se hubiera quedado afuera". Aun así el hombre se dejaba la barba, pues pensaba que le daba personalidad, siendo que no tenía ninguna. Sucedió, sin embargo, que llegó el día del cumpleaños de la señora, y el sujeto pensó en quitarse la barba como regalo sorpresa para su mujer. Acudió pues a un barbero -"Tonsorial artist", decía su tarjeta de presentación-, y el hombre lo rasuró de tal manera que el rostro le quedó mondo y lirondo, como nalga de princesa. Así afeitado llegó a su casa por la noche. Su esposa dormía ya. El tipo se desvistió, se acostó junto a la mujer, le tomó la mano y se la puso en la cara. Ella despertó y le dijo en la oscuridad: "Está bien; nomás que sea rapidito, porque ya no tarda en llegar el barbón". FIN.  



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: