La llegada de Lázaro y el adiós a Batis | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 16 Noviembre 2018 | 

15

34

42

Secciones

Viernes 16 Noviembre 2018 | 

15

34

42

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


La llegada de Lázaro y el adiós a Batis

Jorge Fernández Menéndez
Analista | Sábado 25 Agosto 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Andrés Manuel López Obrador hizo una magnífica adquisición colocando a Lázaro Cárdenas Batel como su coordinador de asesores. El exgobernador de Michoacán, hijo de Cuauhtémoc y nieto de Lázaro, es un político con inteligencia, sensibilidad y criterio, quien, además, luego de que dejó el Gobierno estatal, trabajó y estudió en Washington en distintos organismos internacionales acrecentando su preparación y experiencia.

Qué bueno que estará junto al presidente López Obrador porque puede apoyarlo, y bien en muchos temas, pero me llamó profundamente la atención que, como se hablaba en ciertos espacios, Lázaro no haya quedado como director de Pemex. Siempre me pareció que ese sería un nombramiento que tendría incluso un sentido histórico, con un hombre capacitado para encabezarla. Octavio Romero Oropeza, más allá de la estrechísima relación personal con López Obrador, no tiene ninguna credencial que justifique su designación y los mercados ya han comenzado a castigar a Pemex desconfiando precisamente de ese nombramiento.

Lo cierto es que Lázaro Cárdenas será el coordinador de asesores en un equipo donde están los pocos personajes que son realmente cercanos al próximo presidente. Lo que hace a Lázaro diferente es que tiene experiencia real de gobierno y que le tocó gobernar Michoacán en el momento en que estalló el crimen organizado. A diferencia de otros mandatarios, Lázaro se involucró y trabajó intensamente con las autoridades federales, entonces encabezadas por Felipe Calderón, para combatir al crimen. Tuvo claroscuros en su gestión, pero cuando concluyó la misma no fue objeto de persecución o denuncia alguna.

La relación de los Cárdenas con López Obrador no ha sido sencilla. El ingeniero Cárdenas catapultó a los primeros planos del PRD a Andrés Manuel, él fue quien lo hizo presidente del partido y quien le dio, aunque no cumplía con los requisitos de elegibilidad (su domicilio estaba en Tabasco y acababa de competir en la elección estatal), la candidatura capitalina. Ahí comenzaron a romper, a distanciarse, sobre todo porque Cárdenas, padre e hijo, apoyaban a Rosario Robles, entonces presidenta nacional del PRD, y enfrentada con López Obradorde cara a la candidatura del 2006.

Cuando se dan los videoescándalos, al contrario de lo que muchos pensaban, la que termina fuera del PRD es Rosario y Cuauhtémoc y Lázaro son marginados. No estuvieron en la campaña del 2006, en la de 2012 ni en la de este año. El documento con el proyecto de nación que durante años trabajó Cuauhtémoc tampoco fue tomado en cuenta.

Pero unas horas después de la elección vimos reunirse y caminar juntos a López Obrador y Cuauhtémoc, ambos radiantes. El acuerdo se había recuperado y me imagino que buena parte de él pasaba por la incorporación de

Lázaro a las filas del nuevo gobierno. Lázaro, como coordinador de asesores será, si es escuchado, una ayuda notable para López Obrador, escudado también por Alfonso Romo, en la oficina de la Presidencia, y por Julio Scherer, en la oficina jurídica, los dos grandes operadores de Andrés en esta transición. César Yáñez estará en la coordinación de política y gobierno en una posición de mayor peso y cercanía.

El equipo personal ya está conformado con estos y otros nombramientos. Lo que desconcierta es la aclaración de que todos trabajarán en las oficinas de Palacio Nacional, las cuales, dijo López Obrador, no serán en absoluto remodeladas. En Los Pinos trabajan 700 personas. En el área presidencial de Palacio Nacional, que ocupa sólo el 15 por ciento del edificio, en el extremo que da a la calle de Moneda, sencillamente no caben, ni aunque fueran la mitad. Quién sabe cómo le harán.

Luces y sombras, aciertos y ocurrencias de un sexenio al que aún le faltan cien días para comenzar.



Huberto Batis

Conocí a Huberto Batis cuando él era ya un personaje notable de la vida cultural y periodística de México. Era 1985 y, en la ruptura interna que hizo surgir del unomásuno a La Jornada, Huberto había decidido quedarse en unomásuno, a pesar de la relación volcánica que sufría y disfrutaba con Manuel Becerra Acosta, dirigiendo el suplemento Sábado. Tuve la enorme suerte de que, siendo demasiado joven y en medio de muchas otras tareas, una de ellas fue estar muy cerca de Batis, mientras podía apreciar en forma directa ese magnífico y divertido desfile de personalidades que día con día llegaban a la pequeña y atestada oficina de Huberto. Ahí se discutía, reía, conspiraba, se unían y rompían parejas y sociedades y muchas de las mujeres terminaban posando en el sillón de Huberto para su enorme colección de fotografías. Ahí se aprendía todo, desde escribir de una forma diferente hasta saber cómo lidiar con las presiones y las pasiones políticas y periodísticas del momento, se descubría y disfrutaba de la mejor vida cultural de México y de la fascinación de Huberto con el erotismo, que nos inculcaba a todos los que por allí pasábamos.

Murió Huberto Batis y deja un espacio que nadie ha podido llenar desde que desapareció, mucho antes, el extraordinario Sábado del viejo unomásuno.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: