Urge una reconversión al Gobierno de Corral | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 17 Julio 2018 | 

15

33

34

Secciones

Martes 17 Julio 2018 | 

15

33

34

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Urge una reconversión al Gobierno de Corral

Luis Javier Valero Flores
Analista | Jueves 12 Julio 2018 | 00:01:00 hrs

Las consecuencias del pasado proceso electoral serán de larga data y de una enorme profundidad. Algunas de ellas impactarán de inmediato y otras no podrán apreciarse a cabalidad en los primeros meses.

Repercutirán, a querer y no, en casi toda la vida política de los mexicanos.

Es de tal magnitud el marrazo electoral propinado al sistema de partidos que los grupos gobernantes deberán efectuar, rápidamente, muy sesudas reflexiones. Por lo menos 17 gobernadores estarán obligados a pactar los presupuestos de 2019 con las bancadas de Morena, pues en ese número de entidades triunfó el partido de López Obrador.

Por supuesto, no será lo único que tendrán que solicitarle les aprueben a los legisladores de izquierda.

Nunca había sucedido tal fenómeno; había ocurrido, sí, en el ámbito federal desde 1997, pero en los congresos estatales había sido un hecho aislado.

A ese número de legislaturas de oposición morenista se le agregarán alrededor de tres o cuatro más en las que, como la de Chihuahua, el partido del cual emergió el gobernante no obtiene mayoría legislativa, sino que serán primera minoría y, como aquí, una minoría muy pareja con Morena.

Ese hecho, más allá de lo ocurrido en el ámbito federal, debería llevar a los grupos gobernantes a reaccionar de manera absolutamente distinta a la previa pues perdieron las elecciones, que fueron, indudablemente, referendistas sobre el gobierno de Peña Nieto y el PRIAN, pero que también llevaron su carga de evaluación sobre los gobiernos locales.

Tal reflexión, se cree, debería haber sido la que presidiera la postura del Gobierno de Chihuahua en el conflicto de la caseta Sacramento. Se puede agregar que debiera ser siempre la que se tuviera en los conflictos sociales, y no la que llevó a la actual administración estatal a confrontarse con los ejidatarios de Sacramento y los usuarios de la caseta ahí ubicada, a las afueras de la capital del estado; a reprimirlos, detener a una docena de vecinos de la caseta, entre los que iban hombres de la tercera edad y un adolescente de 15 años.

El conflicto tiene orígenes hasta ridículos.

Desde la instalación de la caseta de peaje de la carretera Chihuahua-Juárez, el Gobierno estatal pactó no cobrarle a los vecinos (en aquellos años, 1988, prácticamente puros ejidatarios) el peaje. La razón es obvia, muchos de ellos deben efectuar viajes a la capital (ubicada a 30 kilómetros), otros trabajan en la ciudad.

Con el paso de los años la población alrededor de la caseta creció y más personas solicitaron ser incluidas en tal prestación que, otra vez obviamente, es de justicia incluir.

Pero a alguien se le ocurrió cambiar las reglas de tal acuerdo, ¿para qué?

Luego vino una larga temporada de discusiones entre representantes de los vecinos y el Gobierno. El rompimiento de negociaciones, su restablecimiento y, finalmente, el acuerdo de elaborar un padrón.

Luego, en versión de los vecinos, el Gobierno incumplió con el padrón y las credenciales, aquellos abren una brecha para eludir la caseta, el Gobierno le pone gruesos barrotes de acero enterrados y bloques en ella. Los vecinos los quitan y llegan los policías reprimiendo, golpeando y deteniendo a la docena de personas.

Conocidos los hechos por la opinión pública, se abre la brecha y los vecinos transitan por ella.

Para justificar la acción, el secretario de Gobierno, César Jáuregui Robles, alegó que se habían presentado “abusos” por parte de los vecinos, de ahí el operativo policial.

Explicación por demás chambona que esconde, en realidad, el verdadero motivo del conflicto, la pretensión gubernamental de echar abajo la exención del pago de peaje a los vecinos de Sacramento.

¿Alguien les puede decir a los ocupantes del Palacio de Gobierno que perdieron las elecciones, que la realidad política es otra, muy distinta a la del 30 de junio?

¿Alguien le podrá aconsejar que deberán actuar con mucha más sensibilidad política que la previa? ¿Que deberán reconvertirse?

¿Que antes de lanzar policías contra la gente deberán ser extremadamente tercos en buscar la negociación, el acuerdo, el convencimiento?

Sacramento es solamente una probadita; ojalá fuera el ejemplo del cambio de actitud del grupo gobernante en Chihuahua… hasta ahora.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: