Presidente López Obrador | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Jueves 20 Septiembre 2018 | 

12

46

00

Secciones

Jueves 20 Septiembre 2018 | 

12

46

00

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Presidente López Obrador

Sixto Duarte
Analista | Martes 03 Julio 2018 | 00:01:00 hrs

Finalmente llegó el día tan esperado para millones de mexicanos. El domingo pasado, el constituyente primario se expresó de manera contundente e incuestionable respecto de cuál debe ser el destino político del país por los próximos seis años.

Después de dos elecciones en las cuales no cristalizó su viejo anhelo, al tercer intento Andrés Manuel López Obrador se alzó con el triunfo, y será presidente constitucional a partir del 1 de diciembre.

Fueron muchos los factores que incidieron para que el político más polémico de los últimos años en la escena nacional conquistara el poder. Existe en el mundo un enorme fenómeno antiestablishment, que reprueba las formas tradicionales de hacer política. López Obrador entendió muy bien el momento, y supo explotarlo para llegar a la Presidencia.

El hartazgo social respecto a Peña fue el principal combustible para el proyecto de López Obrador. Si bien ha habido señalamientos de corrupción y violencia, la verdad es que el gobierno de Peña, en el balance, y a pesar de la furia social, no fue malo. En otra entrega hablaremos de los logros del mismo.

Estoy seguro de una cosa. Dentro de seis años, López Obrador saldrá con el mismo nivel de aprobación que actualmente ostenta Enrique Peña Nieto. Tenemos una arraigada fascinación de autocompadecernos, y culpar al Gobierno de todos los males, aun de aquellos que no son su responsabilidad. Espero equivocarme, y que en seis años nuestra sociedad sea una más comprometida y madura.

Me conmovió ver el enorme gesto de madurez política de Meade al reconocer el triunfo de López Obrador por medio del mejor discurso que dio desde que inició la campaña política. Su mensaje fue claro, conciso, articulado y congruente, demostrando la altura de miras y visión de Estado del mismo Meade. Es una pena que el momento político no hubiera ayudado al candidato más preparado, más formado, e incluso más honesto, que es Meade.

Es de risa como una marca nueva (Morena) puede convencer al elector de traer al poder a priistas como Bartlett, Monreal, o incluso el mismo López Obrador, que por el hecho de repudiar su propio pasado, ahora se harán del poder. La gente opta por esas opciones sin darse cuenta que es el poder, y no los partidos, el que corrompe a las personas.

Los votos dan el poder, mas no dan la razón. El poder a su vez trae consigo una enorme responsabilidad. Después de años de señalar las deficiencias en la manera de gobernar, ahora la izquierda tiene la oportunidad histórica de establecer su agenda de gobierno, y promover el desarrollo del que por años han hablado. No tienen pretextos, pues el elector decidió entregarle a su vez las bancadas más grandes tanto en el Senado, como en la Cámara de Diputados.

A partir del 1 de diciembre no habrá mafias del poder, o canayines a quienes culpar de lo que pase en el país. Tampoco podrán argumentar que “el cambio está en uno mismo”, o que “nos dejaron un país fracturado”, pues conocían las condiciones del país, y sostuvieron saber cómo resolver los problemas. Basaron su estrategia en argumentar que todos los males provienen del Gobierno. Ahora, la solución de los problemas nacionales será responsabilidad de la clase gobernante. Hacemos votos porque lo hagan bien, y contarán con nosotros los mexicanos que no votamos por López Obrador.

El reto inmediato de López Obrador y sus seguidores, es promover una gran alianza nacional. El país fue mezquinamente dividido por intereses políticos, por parte de todos los candidatos. Parece que olvidamos que, como mexicanos, son mayores nuestras coincidencias que nuestras diferencias. Se tiene que partir de que la política no es un partido de futbol donde se celebra y se humilla al derrotado. Por mucho espíritu mundialista que impere actualmente, en política, el derrotado debe aceptar la derrota maduramente, y el triunfador debe ser humilde en la victoria. Me sorprendió gratamente el discurso de López Obrador invitando a la reconciliación nacional. Lo que preocupa hasta el momento son los seguidores, quienes no han tendido la mano como López Obrador. Están ensoberbecidos con el triunfo.

Son muchos los retos que enfrenta el país. Para ello, debemos los mexicanos dejar atrás las diferencias, y apoyar al gobierno. De nada servirán esas expresiones de “AMLO no es mi presidente” y todas esas reacciones inmaduras. Emulando las palabras del político socialista español, José Luis Rodríguez Zapatero, puedo decir que no soy quien está más de acuerdo con la visión de López Obrador, pero López Obrador fue electo democráticamente por los mexicanos. 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: