Ahora no perdieron por pendejos, pero sí por maletas | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 17 Julio 2018 | 

15

32

21

Secciones

Martes 17 Julio 2018 | 

15

32

21

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Ahora no perdieron por pendejos, pero sí por maletas

LA COLUMNA
de El Diario | Martes 03 Julio 2018 | 00:01:00 hrs

El Diario de Juárez |
Imagen Galeria

El Diario de Juárez |

• Ahora no perdieron por pendejos, pero sí por maletas

• Corral está derrotado incluso donde ganó el PAN

• Mocken festeja, pero Cabada tiene sus dudas

• El ‘moreno’ chihuahuense que operó el estado

La Selección Mexicana de Futbol no pudo finalmente cumplir su objetivo de alcanzar un quinto partido en una Copa del Mundo, luego de caer derrotada claramente ante un Brasil muy superior por marcador de 2-0. Con ello dijeron adiós a Rusia 2018.

Por mucho que los jugadores se encargaron a lo largo de toda su estancia en Rusia de mandar mensajes a través de las redes sociales para ilusionar a todo un país, sobre todo en el caso del ‘Chicharito’ Hernández, la realidad terminó por imponerse.

En esta ocasión ante Brasil los jugadores mexicanos no fueron derrotados por ‘pendejos’ (en alusión a lo que el ‘Chicharito’ manifestó en su cuenta de Twitter @CH14_ tras la derrota ante Suecia), ahora perdieron porque fueron infinitamente superados por unos estelares jugadores cariocas encabezados por Neymar, Willian y Coutinho.

‘Chicharito’ también dijo antes de comenzar el Mundial que había que ‘imaginar cosas chingonas’. Efectivamente, todo un país mexicano estuvo con ellos hasta el último momento imaginando resultados superiores, pero los jugadores se encargaron de romper esas ilusiones. No sostuvieron sus frases motivacionales con hechos en la cancha. No fueron pendejos pero sí maletas. Adiós. Cuatro años más de espera.

***

Imposible que Javier Corral pretenda culpar al “efecto López Obrador” de su derrota aplastante en el estado del que es gobernador.

El PAN arrasó en el municipio de Chihuahua pero da la casualidad que es uno de los muy contados territorios políticos fuera totalmente del control corralista.

Ahí los chicharrones que truenan son los de un grupo panista que ha tenido la habilidad para aliarse con César Duarte y ganar, defender ahora las siglas de su partido frente al arrollador Morena y ratificar su poderío. Nombres: la alcaldesa, María Eugenia Campos; su secretario del Ayuntamiento, César Jáuregui Moreno; su coordinador de directores, Mario Vázquez Robles.

Corral abomina a ese trío porque ha podido comprobar que estuvieron bajo la nómina secreta de Duarte e intentaron por todos los medios que obtuviera la candidatura a gobernador pero por conveniencia política no les ha podido hacer nada. Ha enviado a una veintena de duartistas a la cárcel; a ellos no, son los únicos que han sabido ganar elecciones.

Por eso la fiesta en la capital del estado no fue de todo el panismo, Corral prefirió quemar sus entrañas en bilis silenciosamente antes que darse el lujo de acudir a las fanfarrias y a la felicitación. Su intolerancia no da ni para eso.

Sabemos que el gobernador estaba seguro de conseguir varios distritos en Ciudad Juárez más algunos en el resto del estado. Sus cuentas alegres sumaban 16 diputaciones propias, más algunas dos o tres de partidos aliados. Con ellos tendría al menos una mayoría relativa entre el total de 33 diputados que forman parte de la Legislatura estatal. Lástima, Margarito. Se hizo creer o le hicieron creer en ¡números inexistentes!

Obliga esta nueva realidad al gobernador a dar un golpe de timón tanto en su forma de conducirse personalmente como en la forma de gobernar al estado. Ayer y el domingo hablamos en este espacio de las lecciones que reciben PAN, PRI, PRD, etc., con la jornada del 1 de julio. Tiene Corral la suya con su derrota en todo el estado, no atenderla sería tan irracional como suicida.

***

Parece muy ojona para que el independiente, Armando Cabada, tumbe la diferencia de cinco-seis mil votos que oficialmente le separan del neomoreno Javier González Mocken.

Con todo y terrible tortuguismo del Instituto Estatal Electoral (IEE) para desplegar el Programa de Resultados Preliminares, anoche sostenía Mocken esa diferencia, pequeña si se quiere pero difícil de tumbar en un recuento restringido.

Las inconsistencias señaladas por el alcalde independiente con aspiraciones de reelección, efectivamente suenan interesantes a nivel general para transformar el resultado a su favor: 53 casillas con cero votos para él y otras 200 con datos “que no son legibles”, denunció ayer al caer la tarde.

Es harto difícil que a los representantes de casilla les bailen actas y mucho menos les rellenen urnas, pero dejemos las aclaraciones pertinentes a las autoridades respectivas. Algo de serenidad y paciencia.

***

Ramón Galindo aparece entre las grandes decepciones del proceso electoral 2018. No podemos omitir su caso porque seguramente en breve lo tendremos de regreso en la nómina pública estatal.

Es el panista una de las grandes rémoras de su partido y un gasto inútil en sueldo para la ciudad. Habla por sí sola su falta de resultados al frente de la subsecretaría de Gobierno en Juárez a lo largo de la presente administración encabezada por Javier Corral.

Era de esperarse que Galindo Noriega no consiguiera más votos que los de panistas muy abnegados y fieles a la historia de su partido. Así apuntaron recurrentemente las encuestas. No podía conseguir más. A su mal desempeño como gobernante debemos sumarle un talante despótico y clasista hacia los juarenses.

Es el ahora excandidato a la Alcaldía de aquellos políticos convencidos de que su sola retórica los llevará a los espacios de representación popular buscados. Por ahora aquellos tiempos con ese tipo de engaños se acabaron.

Los ciudadanos juarenses regresaron a su casa una vez más a Galindo; esperemos lo tenga en cuenta su patrón Corral antes de pensar en recontratarlo y seguir abriendo el agujero por el que perfilan su nueva caída en la siguiente campaña electoral.

***

No es de aspavientos ni reflectores directos al rostro el abogado empresario ahora suplente a senador electo, Rafael Espino de la Peña, pero no hay que perderlo de vista en la nueva configuración del poder nacional.

Es el abogado fiscalista cercano operador de Andrés Manuel López Obrador no de ahora, sino de hace más de 10 años. Siempre ha trabajado para su causa parte del norte del país, con especial atención en Chihuahua, de donde es originario.

Esta vez Espino operó de la mano de la delegada nacional de Morena en el estado, la diputada federal, Ariadna Montiel, para afianzarlo a dicho desde la región serrana hasta la ciudad de Chihuahua y Ciudad Juárez.

Ya escucharemos de Espino de manera más recurrente en las siguientes semanas, y seguramente más todavía de diciembre en adelante.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: