El abstencionismo será derrotado | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 16 Noviembre 2018 | 

0

47

32

Secciones

Viernes 16 Noviembre 2018 | 

0

47

32

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


El abstencionismo será derrotado

Javier Cuéllar
Abogado | Domingo 01 Julio 2018 | 00:01:00 hrs

Hoy domingo es un importante día de elecciones y la mayor parte de la ciudadanía se prepara para acudir a depositar su voto por los candidatos de su preferencia. ¿Quiénes ganarán estas elecciones? No lo sabemos porque salvo las encuestas nacionales, a nivel local no se dieron ejercicios que nos permitieran vaticinar a los posibles ganadores, pero creo que la magnitud de los cierres de campaña nos permiten visualizar relativamente los resultados que comenzarán a develarse a eso de las 10 de la noche con los resultados preliminares del PREP. A nivel nacional es fácil intuir un ganador, pero en el ámbito local, salvo la elección de alcalde, las cosas no están nada fáciles.

Lo deseable es que la participación ciudadana en la elección sea copiosa y el gran derrotado sea el abstencionismo como un signo más de madurez del electorado. Lo que todo el mundo quiere es que las fórmulas políticas que resulten electas, le cumplan al electorado sus deseos más caros, que son el restablecimiento de la paz y la seguridad públicas, abatiendo la terrible ola de asesinatos y demás delitos colaterales que estamos sufriendo, entre los que destacan los robos y las extorsiones. Son muchos incendios de negocios acaecidos en los últimos días y eso es un indicativo de que las extorsiones se encuentran en franco ascenso entre nosotros.

Sigue operación cicatriz y convivencia

Mañana lunes todos debemos volver al trabajo y a nuestras ocupaciones cotidianas, las calenturas de las campañas habrán quedado atrás, haya ganado quien haya ganado. Volveremos a nuestra realidad cotidiana pero la cruda moral será para los que se calentaron de más y dieron rienda suelta a su odio y a su imaginario ofensivo en contra de algunos candidatos sin más delito que perseguir, que el haberse postulado. Las famosas redes sociales fueron el gran estercolero donde se destiló el odio de algunos sujetos pervertidos que debieran considerar seriamente la necesidad de acudir con el psiquiatra.

Tengo la esperanza que tantos insultos se olviden con cierta rapidez y la gente que se alimenta de esas redes sociales de odio y mentira restañen las heridas que les dejaron sus detractores, y que los ofensores se arrepientan de tanta inquina vertida. Afortunadamente la prensa regular no dio cabida a esas campañas de lodo y estiércol que se vertieron en las famosas redes sociales que se han convertido en una pesadilla para ofensores y ofendidos, para víctimas y victimarios. Que Dios melifique su ser y que jamás se vuelva a dar una campaña de esa calaña en el futuro. Todos, vencedores y vencidos merecen respeto y consideraciones a su honra personal.

A partir de mañana todos nos veremos las caras “en esta misma ciudad y con la misma gente”, algunos en sus centros de trabajo comunitario y batallaremos para ver a los ojos a aquellos ciudadanos a los que ofendimos. Constataremos que ofender es muy fácil pero perdonar es muy difícil, casi imposible… imposible, porque por principio de cuentas la gente no sabe pedir perdón, ni una simple disculpa siquiera. Tal vez por eso San Agustín nos dice: “Dios perdona siempre, los hombres a veces y la naturaleza nunca”. Y yo tampoco. “¿Pero qué necesidad? ¿Para qué tanto problema? Siendo la vida tan maravillosa”. (Juan Gabriel). En fin ya veremos qué pasa en delante de mañana.

El estado de guerra es evidente

En el ámbito de la ciencia médica, los signos y los síntomas son indicativos que nos permiten diagnosticar las enfermedades, y en nuestro medio social, cada vez se nos manifiestan más asesinatos, más hechos violentos, más robos, atracos a mano armada, extorsiones. En lo que va del año suman más de 530 asesinatos y en la Sierra van más de 700 desapariciones de personas que implican su muerte como resultado de este abuso, y es muy preocupante el índice de incendios aparentemente intencionales.

Todos estos datos nos llevan a concluir que en nuestra sociedad existe una guerra, si usted quiere una guerra no declarada en los términos de la convención de Ginebra, pero una guerra en sí y no de las llamadas de baja intensidad. La gente tiene miedo salir a las calles y muchas familias están adoptando la ruta del exilio como única salida de este ambiente nocivo que no nos permite vivir, de hecho existen varias poblaciones de la serranía que ya parecen pueblos fantasmas.

Ese fenómeno de erosión de la población y de fincas abandonadas ya lo vimos hace poco en Ciudad Juárez con motivo de la guerra de Felipe Calderón contra casi todos los narcos que le costó al país más de 125 mil muertos y que lo enlutó. Pues ahora está sucediendo lo mismo, pero nuestras autoridades están haciendo muy poco por detener esta conflagración interna.

El más grande anhelo de nuestra sociedad es el restablecimiento de la paz y la seguridad pública y que el orden constitucional sea restablecido. Todos los esfuerzos sociales y políticos deben estar encaminados a lograr ese objetivo elemental para todas las sociedades. Las cosas no están tan graves como cuando se sucedieron los clímax de violencia de 2010, pero el ambiente se está calentando para allá vertiginosamente y no tardará mucho en que nos estemos lamentando de situaciones similares si no es que hasta más graves.

La paz que todos podemos dar

Los propios líderes de las bandas de delincuentes rivales deben comprender que aun dentro de sus actividades ilegales, ellos mismos necesitan la paz para sus familias. Si el objetivo de sus actos ilícitos es el obtener dinero fácil, les será imposible disfrutar de esta riqueza sin la elemental paz y el orden que requiere la vida humana para producir cierta felicidad. Sus propias madres y familias no pueden vivir con el martirio de la incertidumbre de si regresarán a casa sanos y salvos o al menos vivos. Ellos tienen que aportar la iniciativa de vivir en paz. Por eso la Baronesa Marie von Ebner Eschembach nos dice: “Solamente puedes tener paz si tú la proporcionas”. Ellos mismos deben participar de la iniciativa de lograr la paz entre ellos porque ya vimos que los esfuerzos de las autoridades para lograr la paz son muy pocos y mayormente infructuosos, pero un pacto entre ellos es posible y muy necesario para todos.

El gobernador Javier Corral Jurado ha convocado a una reunión cumbre de seguridad en Ciudad Juárez para la próxima semana en la cual deberán estar el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales y el comisionado de la Policía Federal, Monelich Castilla Craviotto, en unión el fiscal general del Estado y las más posibles autoridades en materia de seguridad pública donde se analizarán, una vez más, todas las estrategias posibles para que se restablezca el orden jurídico constitucional en nuestra ciudad y en nuestro estado.

Pero la paz no podrá ser posible si todas las fuerzas contendientes no se deciden a participar en los esfuerzos de paz, si ellos no dejan de pelear y agredirse porque “La primera condición para la paz es la voluntad de lograrla” (Juan Luis Vives), y en esta voluntad deben estar incluidas todas las partes beligerantes, nadie debe quedar fuera del pacto para que la paz sea realmente posible.

En un mes, elecciones en la UACJ

Estamos formalmente a un mes de que dé comienzo la final del proceso de sucesión en la Rectoría de la UACJ y para integrar la terna que habrá de llegar a consideración del Consejo Universitario, se encuentra tres distinguidos maestros universitarios: los doctores Ernesto Morán, David Ramírez Perea y el licenciado Juan Ignacio Camargo. Los tres con merecimientos y legítimas aspiraciones para dirigir a nuestra máxima casa de estudios juarense.

El calendario de actividades docente y administrativas de la universidad local comienza en el próximo mes de agosto, y para esas fechas la gente del gobernador debe tener afinado el proceso de la sucesión, puesto que la universidad es un componente muy delicado de nuestra sociedad y deben evitarse todas las posibilidades de conflicto, impidiendo que los intereses políticos se mezclen con el quehacer universitario que debe enfocarse al desarrollo académico dentro de un ambiente de paz y armonía, que es el indispensable para que el quehacer intelectual rinda sus mejores frutos.

Todo parece indicar que la comunidad universitaria se inclina a favor del doctor Ernesto Morán, que amalgama la mayoría de las voluntades de los consejeros universitarios que participarán en la elección, aunque todos los de la terna son universitarios de buena casta que se encuentran interesados en el progreso académico de la institución. Los elementos proclives a la agitación y el desorden deben ser proscritos por mucho que sus candidatos hayan triunfado en la contienda presidencial, pues estas consideraciones políticas no deben incidir en la universidad. La experiencia previa y la vocación de progreso intelectual deben ser primordiales en los criterios de elección y tener mucho cuidado en no permitir el acceso a la Rectoría al grupo de terroristas que opera desde hace algún tiempo dentro de la universidad, porque se ponen en riesgo los avances que ha tenido esa casa de estudios, máxime ahora que tendrán a su líder nacional en la Presidencia de la República.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: