#ImaginemosCosasChingonas | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 18 Noviembre 2018 | 

3

21

50

Secciones

Domingo 18 Noviembre 2018 | 

3

21

50

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


#ImaginemosCosasChingonas

Vianey Esquinca
Analista | Lunes 25 Junio 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Éxtasis, esperanza y alegría fueron los sentimientos que la Selección Nacional provocó entre los mexicanos al ganarle 2-1 a Corea del Sur en el Mundial. Fueron 90 minutos y cacho en los que se paralizó el país. Por hora y media, no hubo otro idioma que el del futbol. No campañas, no espotiza, no promesas ni candidatos.

El futbol no es tan distinto a la política: Existe el juego sucio, los cracks, los payasos o los que nadie entiende por qué fueron seleccionados. Incluso hay similitudes entre los políticos y algunas figuras del deporte de la patada.

Andrés Manuel López Obrador, abanderado de Juntos Haremos Historia, es como Juan Carlos Osorio, entrenador de la Selección Nacional. Después de las elecciones del 2012 nadie creía realmente que tenía alguna oportunidad, todo mundo criticaba sus acciones y muchos pedían que ya se retirara. Sin embargo, está dando la sorpresa en el actual proceso electoral. A nadie le gustan los movimientos y cambios constantes que el morenista hace, pero al menos, de acuerdo con las encuestas, le ha dado resultado.

Por su parte, Ricardo Anaya, candidato de la alianza Por México al Frente, es como Miguel Layún: Siempre tirando a gol, pero mandando la pelota por arriba de la portería. En cada debate presidencial colocó la pelota, hizo tiro de esquina, chilena, tijera e incluso, a bote pronto, pero ni así anotó. Incluso con el tema de Manuel Barreiro y su hermano, más de uno pensó que lo que sí metió fue un autogol.

José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos Por México, es como la Selección Peruana. Después de muchos años finalmente llegó a la contienda electoral, fue el último abanderado en calificar, pero le costó mucho trabajo salir del tercer lugar y podría, incluso, ser descalificado el primero de julio. Eso sí, como a los peruanos, seguramente muchos le van a llorar, pero le faltó más empuje y tiempo.

Jaime Rodríguez Calderón debería buscar su alineación en la Selección Coreana. El juego sucio y los golpes bajos son lo suyo. Incluso el árbitro electoral, el Instituto Nacional Electoral, ya lo ha sancionado, pero resulta que El Bronco es el crack del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y todo le perdonan.

Margarita Zavala quedó como Néstor Araujo. Ya estaba invitada al partido, ya la habían incluido en las boletas, pero de última hora no se pudo recuperar de la maquinaria partidista, que le pasó encima, y se autodescartó para jugar la grande.

Pero los candidatos presidenciales no son los únicos que juegan. Cuauhtémoc Cárdenas es como Rafael Márquez. Realmente no juega, pero lo mantienen en el equipo porque es un líder moral. Lo meten de cuando en cuando para dar ánimos o hacer pronunciamientos, pero nadie espera realmente que meta goles.

Diego Fernández de Cevallos podría ser comparado con el astro argentino Diego Armando Maradona: Es protagonista, da consejos, les habla al oído a los jugadores, todo mundo quiere una foto con él y lo invitan a los programas para entrevistarlo, él quisiera seguir pegándole al balón en la cancha, pero realmente ya no juega.

A unos días del juego mayor, la fiesta democrática del 1º de julio, más de un candidato espera tener entre los suyos a un Javier Hernández Chicharito que pueda salvarlos con el gol de la victoria, o que estuviera un Guillermo Ochoa parándole las anotaciones. Sin embargo, a unos días de las elecciones, se ve poco probable que las cosas cambien, aunque habrá algunos optimistas que, inspirados en los resultados de la Selección Nacional, se digan entre ellos: #ImaginemosCosasChingonas.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: