Un mundo de caramelo | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Jueves 20 Septiembre 2018 | 

18

39

45

Secciones

Jueves 20 Septiembre 2018 | 

18

39

45

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Un mundo de caramelo

Vianey Esquinca
Analista | Lunes 18 Junio 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Un país sin corrupción, con un salario mínimo de 350 pesos diarios, sin aumento de impuestos, con hospitales 100 por ciento equipados y abiertos las 24 horas del día durante todo el año, con hombres y mujeres ganando lo mismo por igual trabajo… no, no es Noruega o Suecia, es el país que los candidatos presidenciales ofrecieron en el tercero y último debate que se llevó a cabo el pasado martes.

Como todos los sexenios, los candidatos se ponen creativos para prometer cosas que caen en el terreno de la fantasía, que son increíbles o imposibles, pero que apelan a ese espíritu soñador que todos los ciudadanos tienen y que cada seis años despierta con más o menos ímpetu.

Así como Carlos Salinas prometió que México sería una potencia económica; Vicente Fox, que el país crecería 7 por ciento anual o que resolvería el conflicto chiapaneco en 15 minutos; Felipe Calderón, que sería el presidente del empleo, o que Enrique Peña Nieto le devolvería la paz al país; hoy, cuatro candidatos sacan de la chistera aquello que la gente quiere escuchar.

Si se hicieran realidad las promesas que los candidatos presidenciales hicieron en materia de economía, crecimiento, salud, educación y medio ambiente, el 2 de diciembre de 2018 México amanecería con “IMSS, Seguro Popular o ISSSTE 100 por ciento equipados; con clínicas abiertas 24 horas del día todos los días del año y sin desabasto de medicamento”, como lo dijo José Antonio Meade. Con “expediente clínico electrónico que le permita a las personas ir de manera indistinta a cualquier hospital”, cortesía de Ricardo Anaya. “Un sistema de salud dirigido por expertos y no por políticos”, de acuerdo con Jaime Rodríguez Calderón y, eso sí, sin corrupción, de acuerdo con Andrés Manuel López Obrador.

Habría un país donde todos los niños hablarían inglés y los padres de familia contarían con 100 mil escuelas de tiempo completo. Una nación a la que regresarían los 1.2 millones de mexicanos altamente capacitados que están viviendo fuera de México.

Sería una República en la que no se aumentarían los impuestos ni la deuda y no habría gasolinazos; en el que se destinarían más recursos a la ciencia y a la tecnología; con un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables en el sur-suroeste del país. Sería un lugar donde el salario mínimo iría a los 350 pesos diarios, donde todos los habitantes tuvieran una tablet o un smartphone e internet gratuito en hospitales, escuelas, oficinas públicas, plazas y jardines públicos de México.

Un lugar, seguramente, envidiado por todas las naciones del mundo, en donde haya menos vehículos y más transporte público con energía eléctrica, y encima de todo, sólo se trabajen cuatro días a la semana. Donde no existiera nadititita de corrupción, lo que metería inmediatamente a las arcas públicas 600 y 800 mil millones de pesos que serían destinados exclusivamente a programas de desarrollo.

México sería ejemplo porque los hombres y las mujeres ganarían exactamente lo mismo por hacer el mismo trabajo.

Lo único que les faltó a los candidatos, aunque estuvieron cerca de hacerlo, es garantizar que la Selección Mexicana ganaría el próximo mundial de futbol.

¿Qué cómo lo van a lograr? Eso no es relevante cuando se trata de prometer, que no dijeron cómo, y ¿eso qué importa si se trata de soñar despiertos?

Después de 6 años, otra vez los mexicanos estarán frente a las urnas el próximo 1º de julio. Otra vez entregando la confianza a alguno de los candidatos, otra vez pensando que ahora sí será la buena, que en esta ocasión sí nos van a cumplir y no habrá desilusión.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: