El Mundial, Trump y AMLO

Jorge Fernández Menéndez
Analista
2018-06-15

Ciudad de México.- El jueves comenzó el Mundial de Rusia y, unas horas antes, nos enteramos de que México, Estados Unidos y Canadá organizarán en forma conjunta el Mundial de Futbol del 2026. Tener un Mundial en casa (aunque aquí sólo se jugarán 10 de los 80 partidos contemplados, otros 10 serán en Canadá y 60 en la Unión Americana) siempre es un placer, sobre todo para quienes amamos el futbol. Pero en esta ocasión es también una suerte de símbolo que llega en un momento político muy oportuno, cuando desde la Presidencia de Estados Unidos arrecian el racismo, la condena a los migrantes, el nacionalismo, la cerrazón de los mercados, cuando el gobierno de Donald Trump ha insultado a canadienses y mexicanos y quiere romper el Tratado Comercial que nos une desde hace un cuarto de siglo.
Mi amigo Juan Pablo de Leo dice que lo que estamos viendo con el presidente estadunidense es una suerte de Doctrina Trump para la política exterior, en la cual su gobierno, simplemente, ejerce la diplomacia sólo donde ha podido ejercer, previamente, la fuerza. No sé si alcanza a ser una doctrina, pero es verdad, a Trump, antes como empresario y ahora como presidente, no le gustan los acuerdos, le gusta avasallar, imponer, doblar a sus adversarios, pero también a sus socios.
Lo ocurrido en la última semana lo demuestra. En apenas unos días, Trump prácticamente rechazó el TLC, dijo que prefería establecer acuerdos bilaterales con México y Canadá por separado (lo que no aceptaron ninguno de los dos países); fue a la reunión del G7 en Canadá; llegó tarde; pidió que reincorporaran a Rusia, lo que el resto de los países del grupo rechazó (salvo el nuevo gobierno italiano, fruto de una coalición entre grupos populistas muy de derecha y de izquierda); firmó una tibia declaración a favor del comercio mundial que rompió horas después en medio de insultos contra los mandatarios de ese grupo, en especial contra el premier Justin Trudeau. Y se fue a Singapur a festejar su cumpleaños y recibir al dictador de Corea del Norte, Kim Jong Un, como si fuera un viejo gran amigo. Firmó con él un acuerdo de cuatro puntos, que es más una expresión de deseos, donde, quizás, lo más importante fue el regreso de unos prisioneros estadounidense presos en Corea del Norte desde hace años y un compromiso, sin fechas ni controles, de desmilitarización nuclear de Corea del Norte. Nada más.
Trump lo ha presentado como un gran logro diplomático, aunque los que más han ganado con ello son los socios del hijo y nieto de la dinastía Kim, o sea, en ese orden, China y Rusia. Japón, otro aliado histórico de Estados Unidos, ha quedado aislado y Corea del Sur parece estar expectante ante un acuerdo que no pasa de ser un compromiso verbal.
En este contexto se anunció la organización del Mundial 2026 entre México, Canadá y Estados Unidos. Trump, aseguran medios estadunidenses, para lograrlo bajó el tono de su discurso antiinmigrante e incluso llegó con la FIFA al compromiso de permitir el ingreso a su país de turistas de todas las nacionalidades. México fue un motor clave en esta votación entre países que no querían que el Mundial fuera, nuevamente, a Estados Unidos, pero también por el peso de los latinos que viven en la Unión Americana.
Todo eso es importante, pero lo es mucho más el símbolo. México, Estados Unidos y Canadá no son sólo una zona comercial, América del Norte es una región cada día más integrada. Existe un proceso de integración real, que ha comenzado por la economía y los mercados, pero que cruza a los tres países y que no se puede detener, más allá de cómo se llame quien gobierne en cada una de las tres naciones.
Donald Trump se está topando con esa realidad una y otra vez: ni entre sus propios partidarios se entiende muy bien que se pueda distanciar y hasta romper con sus aliados históricos: la Unión Europea, Canadá, México, Japón, mientras coteja a Kim, a Vladimir Putin, al filipino Duterte o al gobierno chino. Es evidente que está más cómodo con mandatarios autoritarios y en algunos casos simples dictadores, que con demócratas que pregonan, aceptan y viven en economías abiertas y en un marco de libertades. Pero no podrá cambiar ni la historia ni la realidad.
Si la elección del primero de julio la gana López Obrador allí estará uno de sus principales desafíos. El candidato de Morena ya ha dicho que conservará el TLC, pero también, en algo bien intencionado pero irreal, dijo que el país debe consumir, como diría Trump, lo que produce. En el debate del martes aseguró, además, que el campo es la principal fábrica del país y que de allí surge la riqueza. No es verdad, son visiones de los años 70: si queremos mejorar la calidad de vida de la gente, tenemos que beneficiarnos del comercio global, vendiendo lo que nos da ventajas y comprando lo que beneficie a los consumidores. El campo, sin duda, es importante, pero México vive hoy, fundamentalmente, de las manufacturas y de los servicios, incluyendo el turismo. Y eso está íntimamente ligado a la globalización (como el sector agropecuario exitoso en el país). Creo que a su hora, y eso ya está ocurriendo, Andrés Manuel también se topará con esa realidad. Y el Mundial 2026 de América del Norte es una forma espléndida de comenzar a comprenderla.

Te puede interesar
Piden renuncia de la titular de la Secretaría de Energía
El Diario de Juárez | 21:01hrs.
El Partido de la Revolución Democrática acusó falta de experiencia a Rocío Nahle por no dar solución al desabasto de combustible en el país
Victoria del Magic sobre Celtics
Associated Press | 21:01hrs.
Orlando se impuso 105-103 a Boston y con ello rompió su racha de cuatro derrotas consecutivas
EU y Argentina apoyan a 'presidente interino' en Venezuela
Excélsior | 19:01hrs.
Esto por considerar al gobierno de Nicolás Maduro como una dictadura
Inicia AMLO festejos por Zapata
Reforma | 08:01hrs.
AMLO iniciará en Morelos la celebración por Centenario de la muerte de Emiliano Zapata, a quien rendirá homenaje el primer año de Gobierno
Cae con AMLO compra de gasolina de EU
Reforma | 21:01hrs.
Es una caída de 28 por ciento respecto a diciembre de 2017 y enero de 2018
EU reitera que no reconoce la toma de posesión del 'dictador' Maduro
Excélsior | 19:01hrs.
Son varios los países de América que no reconocen el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela por considerarlo una dictadura
Tips para ser un experto al buscar vuelos en Google
El Diario de Juárez | 19:01hrs.
Esta herramienta utiliza un algoritmo que analiza las tarifas de boletos de avión en cualquier fecha
Parálisis en EU podría resultar más cara que construir muro
El Diario de Juárez | 14:01hrs.
El cierre parcial de gobierno en Estados Unidos ha supuesto una pérdida de 3 mil 600 millones de dólares hasta el momento
Define Congreso venezolano plan para enfrentar a Maduro
Associated Press | 09:01hrs.
La oposición ha considerado el segundo mandato del presidente como 'usurpación' de cargo