Votos ocultos | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 14 Noviembre 2018 | 

17

38

54

Secciones

Miércoles 14 Noviembre 2018 | 

17

38

54

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Votos ocultos

Daniela González Lara
Analista | Sábado 16 Junio 2018 | 00:01:00 hrs

A escasas semanas de las elecciones en nuestro país, tanto en el plano nacional como local, se observan distintos fenómenos que van definiendo los márgenes en que se habrá de desarrollar la jornada electoral, con los resultados que algunos esperan y otros temen. Esta vez me refiero al llamado ‘voto oculto’, que es el término que distingue al elector que esconde sus preferencias por temor a ser juzgado o cuestionado por la opción que eligió para representarlo.

Igual que ocurrió  con la salida de Reino Unido de la Unión Europea y con el anticipado pronóstico mundial que erróneamente aseguraba el triunfo de Hillary Clinton en las elecciones de Estados Unidos, este comportamiento del votante nos recuerda que en cuestiones electorales nada está dicho, y que como dijo alguna vez Yogi Berra, el filósofo del beisbol: "Esto no se acaba hasta que se acaba", pues en política así como en el rey de los deportes, puedes ir perdiendo por 10 carreras a falta de un out, y dar la vuelta al marcador.

Ahora la tendencia que se dibuja ya no es anular el voto como lo vimos en anteriores procesos electorales, ahora en esta elección que pinta para ser copiosa, se percibe una marea silenciosa que pocos ven venir, un votante que ante la aguda crítica y el escrutinio de la elección que hizo para emitir su voto, prefiera callar o mentir en su intención para no confrontarse con el atacante cuestionador, que ante el humor iracundo y desequilibrado que es fácil percibir en las redes sociales, es comprensible que exista quien se reserve ese derecho de expresión.

El voto que se oculta también es el voto del desencanto, de aquel elector que con cierta fe o inocencia consideró que un proyecto sin base alguna podría ser viable, y al momento de darse cuenta que ese candidato lo defraudó, le mintió y lo robó, esconde su intención para no quedar ante su entorno social como un chiquillo engañado. Lo interesante de esta figura es que en esta elección ese mismo elector se presenta a la casilla esta vez con información que antes no tenía, con los datos de que quien nuevamente le está pidiendo el voto ya lo engañó antes y seguramente lo hará otra vez, ahí es donde se da la paradoja del cambio que arroja datos que cambian los pronósticos de las casas encuestadoras más respetables. Esta vez, igualmente, votará aquel personaje que siempre esconde sus preferencias,  y que cambia de unas elecciones a otras; por ejemplo, los electores que votaron por el PAN con Vicente Fox y que se quedaron esperando “el cambio verdadero”, y que después, votaron por Peña Nieto confiando inocentemente en “el nuevo PRI”,  serán un factor que definirá la elección del 1 de julio, porque esos mismos votantes ahora tienen una opción con oportunidades reales de ganar las elecciones con el partido de “ya sabes quién”.

También existen los candidatos que ocupan espacios de poder a través de terceros en las administraciones públicas y que están obligando a los empleados a trabajar en sus campañas electorales, a ellos les digo que no existe peor estrategia que confiar la votación en un empleado o empleada que es obligado a trabajar horas extras, sin pago alguno, debajo del sol ardiente de Juárez, abandonando a sus familias y además, bajo la amenaza de perder su trabajo, a esos candidatos, les recuerdo que el voto de nadie les pertenece, y que el primero de julio en la soledad y secrecía de una mampara con una leyenda que nos recuerda que “el voto es libre y secreto”, justo ahí, se revertirá lo que solamente con amenazas han logrado. Llegará el momento en que no se expliquen qué sucedió con el respaldo que sentían en los mítines que nada más llenaban con intimidaciones y chantajes a los empleados de la administración en turno. Surgirá la remontada de “los otros”, pues todavía no existe algoritmo cierto que vea venir las transformaciones sociales históricas en un país o en una localidad, es algo que se palpa en la calle, en la voz de un taxista que todo el día mide el pulso de una ciudad, en el tímido pero firme comentario de una madre de familia al pagar cada vez más alto el costo de la canasta básica, en la fuerza de un estudiante que se esmera por terminar sus estudios cuando existe gente que sin preparación alguna ocupa puestos públicos, en todos ellos está la esperanza de que ahora sí, el cambio está cerca, está en nuestras manos y la cita es el próximo primero de julio, ¡todos y todas a votar!  Gracias por leer, yo soy Daniela González Lara.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: