Fallos de Ayotzinapa | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 18 Junio 2018 | 

2

09

06

Secciones

Lunes 18 Junio 2018 | 

2

09

06

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Fallos de Ayotzinapa

Sergio Sarmiento
Periodista | Miércoles 13 Junio 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- En el afán de demostrar que fue el Estado, los líderes de Ayotzinapa están dispuestos a promover la liberación de los asesinos de los normalistas. Por ingenuidad o perversión política, muchas buenas conciencias están ayudando.

Un juez federal de Matamoros, Tamaulipas, ha ordenado la liberación de cuatro implicados en el caso Iguala. Entre ellos se encuentran Honorio Antúnez Osorio, un expolicía municipal de Iguala que declaró que un grupo de policías de Cocula se llevó a los normalistas, y tres integrantes de Guerreros Unidos. A los cuatro se les declaró libertad por delincuencia organizada y a dos de la banda se les liberó por el secuestro de los normalistas. El juez primero de distrito de Matamoros desechó las confesiones por suponer que fueron hechas bajo tortura.

No es el primer caso. Un tribunal colegiado de Reynosa (¿por qué todos los casos de Iguala los están decidiendo jueces de Tamaulipas?) ordenó la reposición del procedimiento de otros cuatro miembros de Guerreros Unidos. El tribunal hizo juicios de valor que no están amparados en el expediente, como el de que "lamentablemente no contamos con una fiscalía independiente", y ordenó la creación de una comisión de la verdad con representantes de las víctimas y la CNDH que, en violación al artículo 21 de la Constitución, dará instrucciones al ministerio público.

¿Quiénes serán los representantes de las víctimas? Supongo que el mismo grupo de activistas y abogados que han hecho todo lo posible por desacreditar la investigación de la PGR y liberar a los presuntos asesinos. Organismos como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos aplauden la decisión. Los políticamente correctos piensan que la mejor forma de hacer justicia a los normalistas es liberar a sus victimarios. 

María de los Ángeles Pineda, la esposa de José Luis Abarca, el expresidente municipal de Iguala, no ha sido liberada, todavía. Su amparo ha sido remitido a la Suprema Corte.

Hay más de 120 detenidos por el caso de Iguala. Las confesiones han sido importantes en el proceso. Casi todas coinciden y presentan un panorama homogéneo de lo ocurrido, desde la llegada de los normalistas en autobuses robados, el robo de otros autobuses, la agresión por parte de policías de Iguala, su entrega a policías de Cocula y a miembros de Guerreros Unidos, el traslado en camiones de redilas al basurero de Cocula, el asesinato y la quema de cuando menos algunos cuerpos en ese lugar.

¿Fueron torturados quienes confesaron participar en esta infernal historia? Los agentes del MP a cargo de la investigación lo niegan, pero los implicados saben ya que la forma más fácil de ser liberados es denunciar tortura. A nadie le importa que haya un sinnúmero de otras pruebas que fortalecen la hipótesis, desde testimonios de testigos independientes hasta registros telefónicos. ¿Recuerda usted que el padre Alejandro Solalinde fue el primero en reportar el homicidio y quema de los cuerpos? Hoy tenemos también una serie de mensajes de Blackberry ventilados en un juicio en Chicago a miembros de Guerreros Unidos que confirman que los estudiantes fueron confundidos con integrantes de un grupo rival llamado Los Rojos.

Pero poco importa lo que realmente haya ocurrido. Lo que el movimiento de Ayotzinapa necesita es culpar al Estado mexicano. El fin político justifica los medios. Poco importa que los asesinos queden libres.

¿Las víctimas?

¿Dejar que las víctimas decidan quién es responsable del crimen? A algunos les parece buena idea. Así fueron encarcelados decenas de tzotziles por la matanza de Acteal debido a que pertenecían a un grupo político distinto al de las víctimas. Años después la Suprema Corte reconocería su inocencia y los liberaría.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: