Urgente reconvertir la economía nacional | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 14 Agosto 2018 | 

21

34

47

Secciones

Martes 14 Agosto 2018 | 

21

34

47

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Urgente reconvertir la economía nacional

Luis Javier Valero Flores
Analista | Jueves 07 Junio 2018 | 00:01:00 hrs

Las consecuencias son varias, y diversas, pero todas adversas en el corto y mediano plazo; podrían ser positivas en el largo, pero a costa de la puesta en marcha de un vasto programa nacional de transformación de la política económica del país, la que se deberá tomar en cuenta un hecho cardinal: las economías de EU y México están indisolublemente ligadas, pero, en nuestro caso, obligados a replantear esa ligazón, en un sentido casi absolutamente contrario a lo realizado en las últimas cinco décadas.

En esa “reconversión” a la economía mexicana deberán jugar un papel central las de las regiones fronterizas, en especial la juarense; por diversas razones, entre ellas las dimensiones de la industria maquiladora de exportación, tanto por el volumen de las mercancías maquiladas, como por el valor de las mismas, así como el número y calidad de empleos generados por esa industria.

La imposición de la elevación de los aranceles al acero y aluminio, decretada por el presidente Trump, y las consiguientes respuestas del gobierno mexicano, además de las anunciadas por el canadiense y las que en su momento han dado los gobiernos europeos, japonés y chino, son ilustrativas de la extremada fuerza de la globalidad de la economía mundial, ante lo cual las respuestas individuales deberán ser pensadas en el largo plazo, pero, en un giro opuesto a lo anterior, teniendo en cuenta que, primero, deberá apostarse a las medidas que tengan una repercusión en los estándares de vida de los mexicanos, en un entorno internacional en el que se le apuesta al comercio exterior, pero en el que las principales economías están en la orientación contraria, la de favorecer las economías propias.

La diferencia estriba en que Europa lo piensa como un solo país, y actúa en consecuencia, con todo el peso económico de que es capaz para competir con Estados Unidos, Japón y China que, por su cuenta, son lo suficientemente poderosas como para que el gobierno de Donald Trump deba negociar de manera distinta al modo en que afronta al de México.

El problema es que la dependencia mexicana, respecto de la economía norteamericana, es tan grande que los cambios deberán, necesariamente, darse paulatinamente, las cadenas comerciales y productivas están tan ensambladas que alterarlas puede originar verdaderos problemas de abasto y carestía.

Es un momento crucial, no tan solo por la elecciones generales de este año, sino por el giro que le puede imprimir a la economía norteamericana el presidente Trump, tan grande que obligará al nuevo gobierno a actuar en esa realidad, que puede incluir un Tratado de Libre Comercio distinto al actual, incluso más agresivo para nuestra economía y que obligará a repensar todas esas cadenas de la economía pues, sin duda, la política de Trump será aún más proteccionista.

El problema es que la orientación de la política económica es hacia el comercio exterior. Efectivamente en ese sector de la producción se encuentran las empresas más dinámicas y de mayor éxito, incluidas las dedicadas a la agroproducción.

No podemos decir lo mismo del resto de la economía, en particular las de la industria agroalimentaria, a pesar de que la balanza comercial en este sentido tengamos un superávit frente a Estados Unidos. Sin embargo, debemos importar la mayor parte de los alimentos básicos del país y cambiar las reglas arancelarias nos puede llevar a arrostrar elevaciones importantes en el precio de las mercancías.

Así, por ejemplo, al imponerle México un arancel del 10 por ciento a la importación de carne de cerdo, hará que su precio se eleve sustancialmente pues la mayor parte de la que se consume en el país es extranjera, pues México no es autosuficiente.

Y lo mismo ocurrirá con “la papa, manzana, algunos quesos, piernas y paletas de cerdo, arándanos, láminas, tubos de acero, y varillas, entre otros productos”. (Nota de Iris González y Cinthya Ávila, El Diario de Juárez, 6/VI/18).

Vistas así las cosas, lo más prudente, y eso debió contemplarse siempre, es que la discusión sobre el TLC deba posponerse hasta principios del 2019 -aunque seguramente las decisiones de Trump no pueden llevarnos a ningún otro escenario más que ese-, cuando ya haya un nuevo gobierno en México y, también, una nueva representación en el Congreso norteamericano.

Pero lo más urgente será, cualquier fuerza que obtuviera el triunfo presidencial, el replanteamiento de la política económica; virar hacia el mercado interno y reactivar la economía nacional con una ruta de una mucho menor subordinación.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: