Juicio Político vs Judicatura | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 14 Agosto 2018 | 

16

53

32

Secciones

Martes 14 Agosto 2018 | 

16

53

32

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Juicio Político vs Judicatura

Gerardo Cortinas Murra
Analista | Lunes 04 Junio 2018 | 00:01:00 hrs

En el transcurso del día, estaré presentando un Juicio Político en contra de los 5 integrantes del Consejo de la Judicatura del TSJ. El motivo: la convocatoria emitida para “concursar 56 plazas disponibles de jueces de primera instancia, con carácter definitivo” no solo violenta los principios rectores de la función judicial, sino además, resulta ser excesivamente discriminatoria y excluyente.

Uno de los requisitos establecidos, relativo al de “poseer el día de la designación una antigüedad mínima de 3 años en el ejercicio profesional de la licenciatura en derecho”, violenta el principio del profesionalismo de la carrera judicial. Resulta inadmisible que un abogado, menor de 30 años, sea admitido como juez.

El procedimiento de selección y designación aprobado por los consejeros de la Judicatura es un “Concurso de Oposición”, el cual se desarrolla en estos días a través de 5 etapas “tendientes a identificar, evaluar y fortalecer las habilidades, competencias, conocimientos, aptitudes, rasgos o idoneidades de las personas que aspiren a desempeñarse como Juez de Primera Instancia en el Poder Judicial”.

Estas 5 etapas, son: 1. Presentación de documentos y registro de participantes; 2. Examen general de conocimientos; 3. Examen psicométrico y entrevista psicológica; 4. Curso de preparación; y 5. Examen práctico de conocimientos.

La segunda etapa, se realizó mediante “la aplicación de un examen escrito en dispositivo electrónico, con base en preguntas aleatorias y de respuesta con opción múltiple”, cuyo objetivo era “identificar qué aspirantes cuentan con conocimientos teóricos que le permitan desempeñarse como Juez de Primera Instancia”.

La sorpresa fue que la inmensa mayoría de los aspirantes reprobaron el examen. La pregunta obligada fue: ¿Será posible que más de 300 abogados (entre ellos jueces provisionales y secretarios de acuerdos y proyectistas) no tuviesen los conocimientos elementales para ocupar el cargo de juez definitivo?

Ante los absurdos resultados del examen de conocimientos teóricos, de manera coyuntural, la Convocatoria debió ser modificada para admitir a 168 aspirantes (que en su mayoría habían reprobado). Es decir, de golpe y porrazo, se redujo la cantidad de aspirantes en más de un 70 por ciento. Yo me pregunto: ¿Acaso, ese era el plan?

Ahora bien, este “concurso de oposición” es notoriamente inconstitucionalidad en virtud de que a la segunda y tercera etapa se les otorga “el carácter de eliminatoria”; lo cual, violenta el siguiente criterio jurisprudencial:

CARRERA JUDICIAL. FINALIDAD DE ESE PRINCIPIO CONSTITUCIONAL. El citado principio, consiste en que en las Constituciones y leyes secundarias estatales se establezcan las condiciones para el ingreso, formación y permanencia de los Magistrados y Jueces de los Poderes Judiciales Locales; de ahí que la fijación de ese sistema de desarrollo profesional garantice que prevalezca un criterio de absoluta capacidad y preparación académica, para asegurar un mejor desempeño.

En lo relativo a los concursos de oposición interna para la designación de jueces, existe una Tesis de Jurisprudencia, en que se acepta que la calificación final debe incluir, “tanto la evaluación de los factores del desempeño judicial como la del caso práctico y del examen oral”, que en su caso se apliquen a los concursantes.

De no ser así, como acontece en el actual procedimiento de designación de jueces, se está en presencia de un ‘concurso de oposición’ en el que se violenta el derecho humano de acceso a la función pública, en perjuicio de la mayoría de los aspirantes, por habérseles negado la oportunidad de participar -en igualdad de condiciones- en todas las etapas de este aberrante procedimiento.

Lo anterior es así, ya que en un verdadero concurso de oposición la calificación final debe ser acumulada; es decir, se deben suman todas las sub-calificaciones obtenidas en las diferentes etapas o exámenes aplicados, por cada participante. ¿Habrá impugnaciones?



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: