Subsidios o agua | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 20 Mayo 2018 | 

4

09

37

Secciones

Domingo 20 Mayo 2018 | 

4

09

37

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Subsidios o agua

Sergio Sarmiento | Miércoles 16 Mayo 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- La promesa de campaña de Alejandra Barrales de regalar 2 mil 500 pesos mensuales a las jefas de familia de la Ciudad de México tendría un costo para los contribuyentes superior a los 30 mil millones de pesos anuales. La candidata no ha dicho de dónde saldría el dinero. ¿Qué nuevos impuestos cobraría, qué programas recortaría o cuánto aumentaría la deuda pública?

Los 30 mil millones de pesos anuales son una cantidad enorme. Todo el sector público de la ciudad tiene un presupuesto para 2018 de 226 mil 851 millones. Nada más el gasto del gobierno central y sus dependencias, sin contar delegaciones u organismos autónomos, asciende a 65 mil 815 millones de pesos. La Secretaría de Desarrollo Social, que maneja muchos de los programas sociales existentes, tiene un presupuesto de 11 mil 035 millones de pesos. Introducir el nuevo subsidio más que duplicaría el gasto social y representaría casi la mitad de todo el gasto del gobierno central.

¿De dónde surge la cifra de 30 mil millones de pesos? Barrales ha prometido 2 mil 500 pesos mensuales para todas las jefas de familia, lo que se traduce en 30 mil pesos anuales para cada una. Se calcula que un millón de jefas de familia tendrían derecho al subsidio, lo cual equivale a 30 mil millones de pesos mensuales sin considerar costos burocráticos, que ascenderían a varios miles de millones de pesos al año. El monto tampoco toma en cuenta el previsible aumento de beneficiarias por la mudanza real o fingida a la Ciudad de México de jefas de familia de otras entidades, particularmente del Estado de México, para buscar el subsidio. Sacar una credencial de elector en la capital es poca inversión para recibir 2 mil 500 pesos mensuales.

La creación de un nuevo programa social tan oneroso, sin embargo, condenaría a la Ciudad de México a seguir sufriendo su actual deterioro de servicios públicos. El dinero de un gobierno siempre es limitado. Si se utiliza una cantidad tan grande en un subsidio, habrá menos recursos para cumplir con las obligaciones fundamentales de la administración pública. Consideremos el caso del Sistema de Aguas, el órgano desconcentrado responsable de la red de agua y drenaje. El Sacmex obtuvo un presupuesto de 13 mil 617 millones de pesos para este 2018. De esta cantidad, la mayor parte se gasta en pago de agua del Cutzamala, energía eléctrica, combustible, personal y mantenimiento. Solo 2 mil 500 millones de pesos quedan para la inversión, tan importante para reducir las fugas que ascienden a un 40 por ciento de toda el agua que maneja el sistema.

Una fracción del dinero que Barrales pretende gastar en el nuevo programa sería suficiente para resolver en cinco años el problema del agua de la ciudad. Seis mil millones de pesos al año en inversión, sumados a los 2 mil 500 millones actuales, permitirían asegurar agua de calidad potable para un millón de capitalinos y sacar del régimen de tandeo a otro millón. Esa inversión reduciría también de forma importante el desperdicio de agua por fugas.

Los políticos, sin embargo, prefieren usar el dinero de los contribuyentes para repartir dádivas en vez de cumplir con los servicios públicos. Piensan que así compran votos. Lo lamentable es que mientras regalan cantidades tan grandes de dinero, dejan sin presupuestos adecuados los servicios indispensables. No les importa que millones no tengan agua o la tengan de mala calidad. La próxima vez que un residente de Iztapalapa abra la llave y no tenga agua, o que ésta salga amarillenta, debe recordar que los políticos están desviando el dinero a otros propósitos.

SPEI vulnerado

El ataque cibernético al sistema SPEI de transferencias electrónicas ha generado temores fundados. Ayer el Banco de México creó una dirección de ciberseguridad. No creo que sea suficiente.  



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: