La impunidad de la derrota | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Jueves 19 Julio 2018 | 

2

07

41

Secciones

Jueves 19 Julio 2018 | 

2

07

41

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


La impunidad de la derrota

Vianey Esquinca/
Analista | Lunes 14 Mayo 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.– De acuerdo con las encuestas, los dos candidatos presidenciales independientes están en el sótano de las preferencias electorales: Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, y Margarita Zavala.

El Bronco no tiene nada que perder. Por un lado, llegó a la contienda electoral por obra y gracia de sus cuatro padrinos, los consejeros del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; y por otro, en Nuevo León ya no lo querían de gobernador, así que, seguramente, pensó que era el momento de tomarse unos meses electorales sabáticos para distraerse.

Sin embargo, sabiendo que no tiene la menor oportunidad de ocupar la silla presidencial, El Bronco se sabe poseedor de la impunidad de la derrota. Puede darse la licencia de hacer las propuestas más absurdas y no pasa nada.

En el primer debate presidencial propuso cortarle las manos a los corruptos, y ante la ola de críticas, en lugar de recular, dijo que analizaba hacer lo mismo con el crimen organizado. Por supuesto, no propuso cortarle la lengua a los habladores y a los que no cumplen sus promesas, porque el primero sería él. También ha señalado que militarizaría los bachilleratos para disciplinar a los jóvenes y evitar que se conviertan en criminales.

En la semana dijo que colocará laboratorios de ADN en cada uno de los municipios para analizar los restos humanos cada vez que sean hallados. ¡En cada uno de los municipios, es decir, en más de dos mil 400!

Definitivamente, detrás de sus propuestas y promesas, su único objetivo es generar polémica y que se hable con él, sin importar cómo.

Seguramente, todas las noches se reúne con su equipo de trabajo para ver qué propuesta le puede generar cobertura y conversación. Por ello y con el único objeto que no se desgaste más, esta columna le propone una serie de medidas ad hoc a su plataforma de gobierno.

Como parte de sus políticas de seguridad, puede proponer amurallar el desierto de Sonora y mandar a los delincuentes de la cárcel ahí. También puede prometer que, en lugar de perseguir a los huachicoleros, los va a contratar como ingenieros expertos de exploración y explotación de petróleo. Así eliminará de una vez por todas este delito.

En su política de turismo podría sugerir construir una tirolesa del Ajusto al Zócalo para que la gente pueda llegar más rápido al Centro de la ciudad. Para apoyar a las familias más necesitadas, ahora que ha dicho que quitará los programas asistencialistas, puede crear un mar artificial en el Desierto de los Leones para que la gente tenga dónde disfrutar sus fines de semana.

En materia de transporte y movilidad, puede lanzar el programa nacional: “Crédito para adquirir tu primer cuaco”, de tal manera que la gente deje sus automóviles y utilice los caballos. En educación incorporará una materia de albures y groserías y todo será a través de las redes sociales. Adiós aulas, bienvenido Facebook Live. Para lograr la mejor comunicación entre padres e hijos, hará obligatorio el uso de WhatsApp, tal como él se comunica con sus electores.

Dice que va a reducir impuestos, como lo hizo en Nuevo León, donde quitó la tenencia vehicular (gatito, ternurita, como si hubiera sido el único y no hubiera tenido la presión de la gente para que cumpliera su promesa de campaña), pues que no sea tímido, que proponga ¡quitar todos los impuestos! De una vez, borrón y cuenta nueva.

Jaime Rodríguez Calderón se ha dedicado a ser el bufón de la campaña, pero sin gracia ni simpatía, que en su momento hizo que en Nuevo León votaran por él. Afortunadamente, ni sus bravuconadas ni sus propuestas fuera de toda lógica le han dado puntos. Lástima por los regios, que lo verán regresar después de julio.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: