Degradación electoral | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 21 Mayo 2018 | 

3

22

14

Secciones

Lunes 21 Mayo 2018 | 

3

22

14

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Degradación electoral

Gerardo Cortinas Murra/
Abogado | Lunes 14 Mayo 2018 | 00:01:00 hrs

En los últimos años, la calidad de la función electoral ha tenido un notorio retroceso. Cuando todos suponíamos que la creación de órganos electorales autónomos en la década de los ‘90, sería la pauta de una competitividad electoral ajena a toda suspicacia política, la añeja desconfianza del mexicano y, en especial la inmadurez de la clase política nacional, trajo consigo que las contiendas electorales sean, hoy en día, aburridas y fastidiosas.

Para empezar, la excesiva injerencia del INE en lo procesos electorales locales, no solo ha demostrado que las nuevas reglas electorales no están a la altura de la cultura cívica de la ciudadanía chihuahuense; sino además, ha convertido a los consejeros del IEE, en vasallos del Consejo General.

Es ya una tradición que a las sesiones del ‘árbitro electoral’ local, acudan los periodistas y reporteros de los medios de comunicación para realizar apuestas con respecto a la duración de las sesiones y la participación de los consejeros electorales. Una de las apuestas más recurrentes es: ¿El Consejo Estatal romperá el récord de duración de una sesión de escasos 15 minutos?

Es decir, la apuesta consiste en la posibilidad fáctica de que una sesión dure menos de 15 minutos. Otra apuesta, consistente en apostar si en una determinada sesión los consejeros electorales tan solo se limitarán a levantar el dedo para aprobar los acuerdos que les remite su patrón, el Consejo General del INE; o bien, harán uso de la palabra para sustentar tal o cual acuerdo que ha sido cuestionado por un representante partidista.

Por desgracia, el órgano colegiado del IEE ya no es, como en tiempos pretéritos, un órgano deliberativo y autónomo. Motivo por el cual, la mayoría de los acuerdos son aprobados ‘de manera económica’, es decir, sin discusión alguna con un simple ‘levanta-dedos’, al mero estilo legislativo. Y aun cuando el órgano electoral se ufana de que casi todos los acuerdos han sido ‘fruto del consenso’; la realidad es que la mayoría de los acuerdos aprobados son meras directrices elaboradas en las oficinas patronales del INE.

Por otra parte, a pesar de que la Ley Electoral establece que el IEE tiene como fin el de “coadyuvar en la promoción y difusión de la cultura política democrática y la educación cívica” y la de “orientar a los ciudadanos para el ejercicio de sus derechos y cumplimiento de sus obligaciones político-electorales”, hasta el día de hoy, no existe difusión en los medios de comunicación, impresos y digitales, en los que se explique al electorado chihuahuense, cuando menos, el impacto político de los actuales comicios concurrentes y de la integración de las casillas electorales.

Al consultar el sitio oficial del IEE, lo que destaca son las pláticas promovidas por las consejeras electorales para “impulsar los mecanismos de protección para garantizar el derecho de las mujeres a participar en los comicios y para prevenir y dar seguimiento a los casos de violencia política por razones de género”. No más.

Por último, quisiera citar como referencia, la práctica que estuvo de moda en los pasados procesos electorales en la que ciertos candidatos publicitaban su ‘firme’ compromiso de cumplir sus propuestas de campaña, certificándolas ante un Notario Público.

Postura por demás ridícula, toda vez que dicha certificación notarial ni siquiera trasciende al mundo jurídico-político. ¿O acaso, existe algún procedimiento administrativo o judicial por el cual el electorado pueda exigirle al candidato, cuando asuma el poder, el cumplimiento cabal de sus promesas de campaña? Por supuesto que no.

Ahora, la moda es otra: los candidatos al Senado de la Republica y a diputados federales, solicitan el voto tratando de convencer al electorado de que ellos harán posible la obtención de ‘recursos’ para abrir más guarderías y fuentes de trabajo. Es decir, los candidatos asumen el papel de futuros gestores políticos; denigrando con ello, la función legislativa. Qué bajo han caído…



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: