Elección bajo amenaza | Opinion

Martes 11 Diciembre 2018 | 

20

25

47

Secciones

Martes 11 Diciembre 2018 | 

20

25

47

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Elección bajo amenaza

Francisco Ortiz Bello/
Analista | Domingo 13 Mayo 2018 | 00:01:00 hrs

En marzo de 2017, apenas unas horas después del cobarde y artero asesinato de la periodista Miroslava Breach Velducea, el gobernador del estado pronunció un lapidario y estremecedor término para calificar el crimen de la periodista: “A Miroslava la mató la narcopolítica” dijo entonces Corral. Hoy, ese término parece volverse contra el mismo mandatario y, como efecto búmeran, golpea su rostro en pleno proceso electoral.

El 23 de marzo de 2017, el jefe del Ejecutivo estatal señaló la narcopolítica como el móvil central del asesinato de Miroslava, y lo hizo ante los medios de comunicación y sin vacilar un instante. La nota recorrió todos los titulares de los medios informativos del país. No obstante ese señalamiento y el testimonio publicado, meses después el mismo gobernador ha intentado matizar o hasta desviar el móvil hacia otros derroteros, luego de que altos funcionarios panistas se vieran directamente involucrados durante las investigaciones.

En el juicio oral que se le sigue al único detenido por el crimen de la periodista, se presentó como evidencia irrefutable un audio en el que Miroslava es “advertida”, vía telefónica, por el vocero del Comité estatal del PAN, sobre la molestia de líderes del narco en Chínipas, a causa de las publicaciones de Breach en el proceso electoral del 2016, mismas que ocasionaron la sustitución forzada de algunos candidatos ligados al narco en la zona serrana de Chihuahua. El audio fue encontrado en una computadora personal de uno de los capos relacionados al crimen.

El pasado viernes, el periódico Excélsior publicó la nota titulada “Tiran la toalla mil candidatos; aspiraban a cargos federales o locales”, en la que informa que candidatos de todo el país, están abandonando la contienda electoral por temor a su integridad física, ya sea porque fueron amenazados de plano por grupos del narco, o porque argumentan razones personales para ello.

La situación es crítica. Sin ánimo alguno de generar un temor colectivo, o psicosis, las autoridades electorales deberían estar seriamente preocupadas -y ocupadas- en atender ese enorme foco rojo. No es posible que en nuestro país, en medio de nuestra incipiente democracia, sean los líderes del crimen organizado quienes decidan candidaturas a cargos de elección popular. Es gravísimo.

Pero más grave es aún que nuestro estado es la tercera entidad con mayor número de candidatos sustituidos. Excélsior en su nota reporta 80, pero de acuerdo con datos actualizados del IEE el número llega ya a 89. El estado que encabeza la lista es Oaxaca con 306, le sigue el Estado de México con 225 y luego Chihuahua con 80.

Todo esto en el contexto de violencia y criminalidad generalizada en algunos puntos de la entidad, que dio como resultado el fin de semana pasado, en el asesinato de una candidata y de un líder partidista.

Durante un violento ataque realizado por un comando fuertemente armado a la comunidad de Ignacio Zaragoza, que incluyó casas y vehículos incendiados, resultó muerta la candidata a regidora por el Partido de la Revolución Democrática, Liliana García.

Ese mismo día, el dirigente municipal del Partido Encuentro Social en Chihuahua, Eduardo Aragón Caraveo, fue encontrado en la cajuela de su vehículo torturado y asesinado a tiros. Su desaparición se había denunciado en días previos.

Otra vez la violencia en el estado. Otra vez la zona serrana de la entidad. El fantasma de Miroslava se hace presente recordándonos la narcopolítica que dijera Corral.

Pero resulta incierto y desconcertante ver que la autoridad electoral se desmarca de la situación, tanto la estatal como la nacional, hacen como que no ven los focos rojos, se niegan a reconocer la realidad y voltean la mirada para otro lado justificándose en que como autoridad administrativa no tienen facultades para entrar al tema de la seguridad.

Nos quedan muy claras las facultades tanto del INE como del IEE, la más importante y parece ser la que se les olvida, es que son los responsables absolutos de organizar el proceso electoral. En ese sentido, como responsables de la organización de los procesos electorales en curso, son ellos quienes deben advertir de los potenciales riesgos que amenazan con ensombrecer la jornada electoral, para exigirle a las autoridades correspondientes ya sea federales, estatales o municipales, la intervención inmediata y que se tomen las medidas necesarias para contener esta ola de criminalidad.

Por supuesto que no visualizamos de ninguna manera a los consejeros del IEE o del INE, o a los funcionarios de las asambleas municipales, patrullando las calles pistola en mano para detener a los delincuentes, ¡claro que no! Pero sí los queremos ver garantizando que, desde ahora, los procesos electorales en curso cuenten con todas las medidas de seguridad necesarias y suficientes para asegurar una elección lo más tranquila posible.

En Chihuahua hay en juego 867 candidaturas en total a los diferentes cargos de elección popular locales. De acuerdo con el IEE, eso significa que tienen registradas 5 mil 703 candidatos que buscan ocupar esos cargos. En Ciudad Juárez son 15 posiciones las que están en juego con algo así como 350 candidatos.

Resulta pues impensable que, en medio del clima de inseguridad y violencia que se vive en esta frontera, en donde ya hemos alcanzado de nuevo picos de hasta 10 ejecutados por día, el tema de la narcopolítica no esté presente, y que en ese universo tan amplio de candidatos no existan riesgos razonables sobre eventuales vínculos con grupos del crimen organizado.

Más aún, resulta inexplicable el ominoso silencio de la autoridad estatal que, ante el recrudecimiento delincuencial solo atina a negar los hechos, a decir que nada ocurre y que todo está bajo control, a pesar de que el grueso del trabajo policíaco realizado por la corporación municipal en Juárez, da cuenta de detenciones, aseguramientos e incautaciones de armas, en una gran medida por delitos relacionados con el narcomenudeo.

Solo para ilustrar un poco el trabajo de la Policía municipal. En lo que va de la presente administración se han asegurado 165 mil dosis de diferentes tipos de droga, lo que representa un 900 por ciento más que en ejercicios anteriores.

Se han detenido y consignado a 10 mil 441 líderes y distribuidores de droga, lo que significa un 880 por ciento más que en años anteriores. Además de las dosis, la Policía municipal ha incautado en lo que va de la presente administración cuatro toneladas y media de mariguana, casi nueve kilos de cocaína, 21.6 kilogramos de cristal y un kilogramo de opio.

Por supuesto que estos números son solo en cuanto a los delitos relacionados a la actividad específica del narcotráfico, porque hay muchas otras cifras en relación con delitos del orden común, pero sirven para ilustrar el tamaño del problema en Juárez del narcomenudeo y del narcotráfico, lo permeado que está en nuestra sociedad y el riesgo potencial que esto significa para el proceso electoral en general.

¿Dónde está pues el trabajo de la autoridad estatal? ¿Dónde su coordinación y colaboración con autoridades federales y municipales? Por el contrario, recién nos enteramos que se han vuelto a llevar de Juárez a más de 100 elementos de la Policía Estatal a la Sierra, para reforzar allá las tareas de combate a los grupos del crimen organizado. Tapan un hoyo y destapan otro.

Insisto, no se trata de desatar una psicosis de inseguridad que termine por afectar el proceso electoral, porque si el electorado percibe que puede haber brotes de violencia por mínimos que sean, no saldrá a votar el domingo 1 de julio con todo lo negativo y perjudicial que eso sería para nuestra democracia.

Se trata solo de puntualizar sobre los focos rojos que se han prendido y que requieren de la atención inmediata de todas las autoridades involucradas. Aún estamos a tiempo de que se tomen las medidas necesarias para evitar que se ponga en riesgo la elección. Pero hace falta que se reconozca el problema y que se atienda sin demora. Es hora de pensar en Chihuahua y en los chihuahuenses dejando de lado caravanas por todo el país, grillas nacionales y mezquinas venganzas personales. Hace falta ponerse a gobernar el estado ya.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: