Discursos, mujeres e igualdad | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 21 Mayo 2018 | 

3

22

44

Secciones

Lunes 21 Mayo 2018 | 

3

22

44

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Discursos, mujeres e igualdad

Clara Scherer/
Analista | Sábado 12 Mayo 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Cuando alguien está, efectivamente, a favor de la igualdad de derechos entre los géneros, hablamos de un proceso que se produjo en el interior de quien lo afirma, proceso por el que adquiere conciencia de que cualquier persona tiene la capacidad, habilidad y facultad para ejercer sus derechos. Esto se refleja en la forma de hablar.

Hemos visto las enormes resistencias a la inclusión hasta en el lenguaje. La polémica por el lenguaje inclusivo es la polémica por usar un lenguaje más justo, menos violento, un lenguaje que no sea utilizado contra nadie. Es decir, utilizar el lenguaje desde la lógica de los derechos humanos, de los que por supuesto son signatarias las mujeres.

Andrés Manuel López Obrador: “El gobierno va a representar a: campesinos, obreros, maestros, integrantes de las clases medias, comerciantes y empresarios, ahora el gobierno es como un comité al servicio de un pequeño grupo, de una mafia del poder que se cree amo y señor de México.

“Pero que no confundan, no es con los empresarios, aquí en este movimiento hay de todas las clases sociales, hay comerciantes, hay empresarios y con los empresarios respeto, amor y paz, con la mafia del poder, la ley, la aplicación del Estado de derecho, que dejen de robar, que dejen de saquear”. El patriarcado es el reino de los cielos en la tierra. Con que a los hombres les vaya bien, ya no hay nada más que obedecerlos. De las mujeres ni siquiera sospecha que pueden ser parte de la llamada “mafia del poder”. Para él, la única experiencia válida es la de los hombres y desconoce y/u oculta la experiencia de las mujeres.

José Antonio Meade, usando (y abusando) de metáforas: “No le apostemos a una alternativa que piensa que lo que se está haciendo es poner popotes en la tierra. Apostemos a una alternativa que sabe que para sacar petróleo y darle energía al país, se entrega una vida de servicio”. Desde una cierta mirada, sexista y machista, intentaría descalificar a un hombre competidor. Por supuesto, las mujeres, cual madre tierra, ¿avasalladas?

Los procesos de producción e interpretación del lenguaje están restringidos por las estructuras sociales efectivamente interiorizadas (normas y convenciones) y por la práctica, siempre creativa, como son los cambios resultantes de la práctica discursiva. Normas que invisibilizan a las mujeres, popotes que apelan a la fragilidad de algunos hombres.

Ricardo Anaya, con frases reiterativas, afirma la igualdad entre mujeres y hombres, pero no hace explícito uno de los derechos que apuntalan la autonomía femenina, el derecho a elegir, el derecho a decidir sobre su cuerpo. “Esas luchas históricas del PRD, a favor de la igualdad, de la justicia social, en contra de la discriminación, por la igualdad de las mujeres y los hombres”. La manera en que nombramos tiene un rol central en la construcción de nuestra cosmovisión. “La igualdad de las mujeres y los hombres” sin clarificar en qué. Puede ser, como ha sido, solamente formal y en la ley se estableció desde 1974.

Con las frases de los discursos como escaparate, se pone en evidencia algo de ese pacto cínico político que, según Elena Simón Rodríguez, define a nuestras democracias: “Los discursos hegemónicos actuales son avasalladores. Prometen todas las dádivas a quienes los acaten y se confunden con ellos. Lo relegado y periférico es irrelevante, imperfecto, incompleto, sin matices, idéntico en suma. Se premia a quienes ayuden a desdibujarlo. Todo el mundo está dispuesto a conceder derechos a las mujeres para que no los ejerzan como mujeres”.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: