La realeza republicana | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Jueves 20 Septiembre 2018 | 

1

19

37

Secciones

Jueves 20 Septiembre 2018 | 

1

19

37

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


La realeza republicana

Sixto Duarte/
Analista | Martes 08 Mayo 2018 | 00:01:00 hrs

La Revolución Francesa en el siglo XVIII, junto con todos los movimientos liberales que se dieron en México y el mundo durante el siglo XIX tuvieron como principal causa y consecuencia, el rediseño del sistema político. Desde entonces se pugnaba por tener un sistema donde todos los ciudadanos fueran iguales, y donde los gobernantes accedieran al poder por la decisión soberana, no por la gracia de heredar un puesto.

En México, en una decisión de carácter republicano que adoptó el Constituyente, se prohibieron los títulos nobiliarios desde hace muchos años. Sin embargo, a pesar de que no hay títulos, sigue habiendo actitudes que nos hablan de que existe una cierta “nobleza” que está incrustada en nuestra escena política. El espacio no me alcanzaría para mencionar todos los ejemplos de todos los partidos que se me vienen a la mente, por lo que solamente mencionaré a los que participan actualmente en este proceso electoral.

El hecho de que alguien sea “hijo de” un determinado actor político, no le veda para nada su posibilidad de participar en la cosa pública. Hay quienes han demostrado brillar con luz propia en el entorno político. Un ejemplo es Felipe Calderón. Es hijo de Luis Calderón, quien fue uno de los más activos miembros fundadores del PAN. Se podrá estar en contra o a favor de su gestión, pero a Calderón nadie le regatea su enorme capacidad y liderazgo, mismos que le valieron para llegar a ser presidente de México. Como Calderón hay muchos, pero también hay muchos más que, sin mérito ni capacidad, son tomados en cuenta por ser hijos de quien son.

Un ejemplo es el de los Clouthier. La coordinadora de la campaña de López Obrador es Tatiana Clouthier. Sigo sin entender cómo AMLO encarga su campaña a una mujer cuyo único mérito es ser hija de Maquío. Su participación en Acción Nacional fue discreta, su paso por la Cámara de Diputados fue gris, y hoy tiene la enorme responsabilidad de dirigir la campaña de López Obrador. Su hermano, Manuel, es candidato independiente al Senado. Manuel se ha dado a conocer únicamente por querer resolver todo a golpes, y por el uso de un lenguaje florido. Pero también es hijo de Maquío. También sus hermanas Lorena y Rebeca participan en este proceso, apoyando otras corrientes políticas.

Luis Donaldo Colosio Riojas es otro ejemplo. No hace mucho tiempo, el joven Colosio usaba su cuenta de Twitter para publicar albures, y frivolidades como cualquier junior o mirrey de su edad lo hace. Pero de un tiempo para acá, se interesó en participar en política. Desde entonces, Luis Donaldo lucra políticamente golpeando a la institución que encabezó su padre, y de la cual fue abanderado. Es decir, en términos llanos, le da patadas al pesebre. Si Colosio Jr. no fuera hijo del mítico líder priista, ¿quién querría votar por él?

Margarita Zavala es otro ejemplo de lo mismo. Desde siempre he sostenido que Margarita no tiene el perfil o la capacidad para aspirar a la Presidencia. Sigo sin entender cómo alguien pueda promover a Zavala para la más alta responsabilidad de la nación, cuando no puede articular adecuadamente una idea. El debate vino a confirmar lo que he dicho desde hace años. El hecho de que haya sido diputada federal no la hace elegible para la Presidencia. Hay que estar muy enajenado para apoyar a Margarita, después de la nula capacidad que demostró en días recientes. Si Margarita no fuera la esposa de Felipe Calderón, ¿quién la tomaría en serio?

Los Clouthier, Colosio Riojas, y Margarita tienen en común que ahora hablan mal de los partidos que encumbraron a verdaderos patriotas, como lo fueron Maquío, Colosio y el mismo Calderón. Sigo sin entender qué han hecho todos estos “cachorros” por el desarrollo del país, para que se les tome en cuenta. De no ser hijos de quien son, ¿quién les prestaría micrófono para expresarse? La culpa es nuestra como sociedad, por ponderar a personajes sin perfil como estos, pues nos encantan los cuentos de reyes, príncipes y princesas.

Hablando de juniors, aunque lejos del tema electoral, y ya en el ámbito local, hay uno en Chihuahua que ha sido retratado con armas de alto calibre, que ha encabezado escándalos en centros nocturnos, ha sido videograbado golpeando junto con su padre a un joven, y que recientemente, chocó su auto de cinco millones de pesos (mismos que no puede justificar su origen). Curiosamente, nunca ha enfrentado su responsabilidad, pues siempre resulta que la culpa es de alguien más, o de la prensa. Borruel Jr. forma parte de la realeza republicana chihuahuense.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: