Desaforados | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 21 Septiembre 2018 | 

8

04

29

Secciones

Viernes 21 Septiembre 2018 | 

8

04

29

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Desaforados

Sergio Sarmiento | Lunes 23 Abril 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- En estos tiempos es muy raro un voto unánime en la Cámara de Diputados, pero el 18 de abril 360 diputados de todos los partidos (los otros 140 quién sabe dónde andaban) votaron al unísono por eliminar el fuero para funcionarios y legisladores, incluido el presidente de la República.

Todos trataron de adjudicarse la paternidad de la iniciativa. Los priistas bautizaron como Ley Meade. Ricardo Anaya la señaló como un triunfo del PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano.

La disputa por la paternidad ratifica que se trata de una iniciativa popular en estos tiempos electorales. El fuero es identificado por millones como una de las razones de los abusos del poder. ¡Cuántos casos hemos visto de diputados y senadores que se escudan en el fuero para no ser sancionados por faltas de cualquier tipo! ¿Recuerda usted a Antonio Enrique Tarín García, ex director de adquisiciones del gobierno de Chihuahua de César Duarte, quien durmió en la Cámara de Diputados la noche del 27 al 28 de marzo de 2017 para tratar de tomar protesta como diputado y obtener el fuero que le permitiría escapar a una orden de aprehensión por presunto peculado?

No cerremos los ojos, sin embargo, a las razones por las que existe el fuero. La protección a gobernantes y legisladores estaba ya en la Constitución de 1824, cuyo artículo 107 establecía: "El presidente, durante el tiempo de su encargo, no podrá ser acusado sino ante cualquiera de las cámaras, y sólo por los delitos de que habla el artículo 38, cometidos en el tiempo que ahí se expresa." Ese artículo restringía los delitos para juzgar al presidente a "traición contra la independencia nacional, o la forma establecida de gobierno, y por cohecho o soborno".

El artículo 103 de la Constitución liberal, la de 1857, señalaba que el presidente "durante el tiempo de su encargo sólo podrá ser acusado por los delitos de traición a la patria, violación expresa de la Constitución, ataque a la libertad electoral y delitos graves del orden común". El texto original de la Constitución de 1917 señaló en su artículo 108: "El Presidente de la República, durante el tiempo de su encargo, sólo podrá ser acusado por traición a la patria, y delitos graves del orden común." Este párrafo se mantiene en vigor todavía.

México no es el único país que otorga protección al gobernante. En Estados Unidos el presidente tampoco puede ser juzgado mientras se encuentra en funciones. Primero debe ser objeto de un juicio político y, solo entonces, procesado. Lo mismo ocurre en la mayoría de los países democráticos.

La protección constitucional tiene el simple propósito de permitir que el gobernante gobierne. Cualquier mandatario se enfrentará a cuestionamientos y ataques. El fuero busca liberarlo de enfrentar una interminable tormenta de procesos judiciales para que pueda concentrarse en gobernar.

En Brasil la presidenta Dilma Roussef sufrió 37 iniciativas de juicio político. Al final fue destituida por supuestamente haber maquillado información estadística. Ella afirma, y con razón, que la medida fue un golpe de estado en su contra.

La unanimidad de los diputados en la votación para quitar el fuero refleja un intento de conseguir votos en un período electoral. Eliminar el fuero es una medida popular. Unos cuantos, sin embargo, señalan los riesgos. Gerardo Fernández Noroña, candidato de Morena a una diputación federal, apunta en Twitter: "Si algo salvó a @lopezobrador_ fue el fuero. Evitó que lo quitaran a la mala de la carrera presidencial en 2006."

La aguja

El debate ha sido importante, pero también los debates sobre el debate. Si bien todos los candidatos se presentan como ganadores, lo importante ahora es ver si se mueve la aguja en las próximas encuestas. 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: