El que tiene más saliva, traga más pinole | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 16 Octubre 2018 | 

23

28

53

Secciones

Martes 16 Octubre 2018 | 

23

28

53

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


El que tiene más saliva, traga más pinole

Vianey Esquinca/
Analista | Lunes 16 Abril 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- Arrrancaaan los debates entre candidatos que contienden a diferentes cargos de elección popular. El próximo 18 de abril se llevará a cabo el debate entre los candidatos a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México y el domingo 22 será el tan ansiado y morbosamente esperado 1er. debate presidencial.

Desde que John F. Kennedy y Richard Nixon tuvieron el primer debate televisado en 1960, se dejó claro que los debates fueron hechos para el espectáculo, para la televisión.

Si el amable lector hurga en su cabeza tratando de recordar algo de los debates -en caso de que haya visto alguno-, difícilmente será alguna propuesta. Esto sucede porque todos juran y perjuran lo mismo: Que si llegan a ganar, acabarán con la corrupción, la inseguridad, la pobreza, las plagas, las enfermedades y todo mal que aqueja al país. Todos prometen el desarrollo económico, social, político, cultural y ambiental; defender los derechos humanos, llevar al país al primer mundo, mejorar la calidad de vida y traer el paraíso para todos, incluso para los pecadores.

Por eso quien gana los debates no es necesariamente el de la mejor propuesta, sino quien tiene mejor desempeño como orador y una mayor agilidad mental para responder y contraatacar. El carisma e incluso el sentido del humor son mejor recompensados que el conocimiento. Es más recordado el “Me ha llamado chaparro, mariquita, me ha dicho la vestida, me ha dicho mandilón”, de Francisco Labastida Ochoa en el debate del 2000; la mirada lasciva de Gabriel Quadri al derrier de una edecán en 2012 o las láminas al revés que presentó Andrés Manuel López Obrador también en 2012, que cualquier discurso.

En 2018 las cosas no tienen que ser distintas. En los debates del 18 y 22 de abril el juego es muy claro: “Tírele a los morenos”, ya que los aspirantes a vencer son: López Obrador y Claudia Sheinbaum. Por lo mismo, seguramente esta dupla va a tomarse un té de pasiflora antes de estos ejercicios para aguantar los ataques y no caer en provocaciones. Básicamente, lo único que tienen que hacer es resistir mientras sus contrincantes pelean por un segundo lugar.

En el debate presidencial cada candidato tiene sus propios retos. El tabasqueño deberá proponer, responder a los ataques y decir algo de sus enemigos políticos de manera rápida, lo cual de por sí no necesariamente se le da; José Antonio Meade debe demostrar que de verdad no tiene atole en las venas y que es capaz de emocionarse y emocionar; Ricardo Anaya deberá parecer algo más que el listillo del salón y Margarita Zavala deberá demostrar que es capaz de responder en pocas palabras, con frases contundentes y sin dar tanto rollo. El último de la lista, el candidato del Tribunal, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, seguramente irá en su papel de buscón. Su mayor reto será no solo parecer el vaquero que no tiene nada que perder, sino que es capaz de dar una propuesta con sentido.

Este debate además tendrá nuevo formato. Se busca que la gente se interese un poco más, y que en lugar de monólogos aburridos sean verdaderos ejercicios de esgrima mental. El único problema es que cinco candidatos y tres moderadores suena a multitud, habrá que ver si el tan esperado formato no se convierte en un verdadero caos que termine siendo el deleite de los memes.

Salvo el debate de 1994, cuando Diego Fernández de Cevallos fue el claro ganador, o el del 2000, donde Vicente Fox confirmó su ventaja, los debates no necesariamente cambian la tendencia electoral, pero no por eso todos los candidatos dejan de hacer su mejor esfuerzo tirándose a matar. Eso es verdaderamente lo divertido de estos ejercicios.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: