El ganador, ¿estará a la altura de la situación internacional? | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 21 Abril 2018 | 

13

25

05

Secciones

Sábado 21 Abril 2018 | 

13

25

05

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

El ganador, ¿estará a la altura de la situación internacional?

Ángel Verdugo/
Periodista | Sábado 14 Abril 2018 | 00:01:00 hrs

Ciudad de México.- ¿Qué haría usted al leer un anuncio donde se solicita una persona para ocupar el puesto de gerente general de una gran empresa, sin dar más detalles que el sueldo y las prestaciones que le parecen imposible de creer?¿De inmediato llamaría para agendar una entrevista, sin preguntarse acerca de la actividad de la empresa y demás características para saber, antes de llamar, si sus calificaciones, conocimientos y experiencia estarían a la altura del trabajo a realizar?

Lo anterior sería, con algunas especificaciones de tipo legal -nacionalidad, lugar de nacimiento y edad, fundamentalmente-, lo que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos exige al ciudadano mexicano que estuviere interesado en ocupar la Presidencia de México. ¿Tan fácil? Sí, en esencia, es querer y cumplir con los requisitos básicos que implican demostrar que uno es ciudadano mexicano en el goce de todos sus derechos.

¿Preparación en esta o aquella rama del conocimiento? ¿Experiencia en algún puesto de elección popular, de preferencia en el Poder Ejecutivo? Sin que esto último sea un requisito legal, es evidente que ayudaría, pero repito, no lo es.

Se ve fácil, pero no lo es tanto; hay un proceso de selección que cada partido establece, con miras a contar con el mejor elemento para postularlo como candidato a la Presidencia o a algún puesto de elección popular. Con ligeras variantes, lo anterior se da en los países democráticos.

¿A qué respondería esa selección, o ese conjunto de exigencias de cada partido a los interesados en ser candidatos? Más que a una cuestión de discriminación o inequidad, la idea que subyace en ese proceso de selección es, básicamente, poder proponerle al elector a un candidato capaz de enfrentar los problemas en la gobernación y proponer las soluciones adecuadas. Asimismo, además de tener la capacidad para formar equipos multidisciplinarios, ser capaz de coordinar de manera efectiva sus trabajos.

Esto último exige, evidentemente, además de preparación, una capacidad de liderazgo que genere confianza en los gobernados y, elemento no menor, una voluntad y carácter que le permita enfrentar con serenidad y mesura problemas y situaciones conflictivas ya en la gobernación.

En los tiempos que corren, la globalidad es la regla no la excepción; los problemas de toda índole en la escena geopolítica exigen, además, que el gobernante posea una elevada capacidad de comunicación con sus pares, particularmente con los que el suyo mantiene relaciones no solo comerciales sino políticas y en algunos casos, militares y de colaboración en materia de seguridad y combate a la delincuencia.

Si a lo anterior agregáremos las condiciones que privan en la arena internacional, más las amenazas de conflictos económicos, políticos y militares, de los tres ya conocidos -Anaya, Meade y López-, ¿quién piensa usted es el que estaría a la altura del reto que representa ser presidente de México, a partir del 1 de diciembre de este año?

Véalos y escúchelos; analice su capacidad de comunicarse con claridad y de manera convincente ante audiencias diferentes y, con esos elementos califíquelos.

A estas calificaciones agregue otros elementos que usted consideraría adecuados para entregar su voto al que satisfaga sus requisitos para gobernarlo. ¿Compleja la tarea? Sin duda; elegir al que nos gobernará los próximos años, ¿no merece que lo pensemos bien? 

Tiene de tiempo de aquí al 1 de julio para analizar, juzgar y decidir.




  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: