Breva tras breva | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Sábado 21 Abril 2018 | 

13

25

29

Secciones

Sábado 21 Abril 2018 | 

13

25

29

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Breva tras breva

Carlos Irigoyen/
Analista | Viernes 13 Abril 2018 | 00:01:00 hrs

Se viene un periodo sumamente interesante para el desarrollo de negocios en nuestra ciudad. Al margen de todo el ambiente enrarecido por la violencia y las elecciones, lo que resta de abril y mayo hay que “agarrar aire” para aprovechar toda la cantidad de oportunidades comerciales.

30 de abril el Día del Niño, ojalá que el enfoque sea dirigido a que le estamos construyendo al infante como sociedad; la reflexión debe arrojarnos datos muy relevantes sobre los derechos de los niños así como la legislación sobre su cuidado y protección. Y es que si la reflexión se orienta a ¿qué le vamos a regalar en lo material? Estamos hipotecando el futuro integral de nuestra comunidad, el futuro de una ciudad como la nuestra pende de lo que estemos sembrando en esta generación denominada 2020, estigmatizada por ser de alto impacto tecnológico, que demerita los efectos del “secuestro emocional” y que supone el uso excesivo de los llamados “aparatos inteligentes” que en muchas ocasiones restan intelecto a quienes lo usan. Estamos caminando sobre arenas movedizas cuando privilegiamos en exceso la comodidad que brinda la tecnología a expensas de la interacción humana; nunca lo sorprendente de saber usar un aparato debe sustituir la magia del contacto humano, un requisito vital para el desarrollo de nuestra niñez.

30 de abril y 1 de mayo megapuente escolar, de esas raras veces que son coincidentes las fechas de quincena y descanso; comercios, hoteles, restaurantes, lugares de esparcimiento, alisten sus “cañones comerciales” porque “el que pega primero, pega dos veces”.

Luego el tres: Día de la Santa Cruz. Albañiles, “arquis”, “inges”, no se hagan locos que hay que ponerle singular alegría al festín en las construcciones. Se abre la oportunidad para los negocios que provean de insumos para hacer las comidas de los que trabajan en la construcción, bebidas espirituosas incluidas.

El 5 de mayo, más festejado por los norteamericanos, aunque sea un pasaje histórico de la milicia mexicana de haber vencido al ejército galo que en ese tiempo era una potencia militar, pero su inadaptabilidad al terreno y sobre todo, el coraje y valentía de civiles y militares que detuvieron las pretensiones de las tropas francesas de invadir México; "las armas nacionales se han cubierto de gloria. Las tropas francesas se portaron con valor en el combate y su jefe con soberbia, necedad y torpeza", frase célebre del general Ignacio Zaragoza.

10 de mayo, Día de las Madres. Para el mexicano el vínculo emocional más fuerte respecto a la familia, porque somos capaces de agregarle a cualquier cosa la palabra “madre” para indicar magnanimidad: “estuvo a toda… ya valió… a la… y que fluyan los detallitos, desde la más sencilla flor, la comida, el celular, hasta los regalos más costosos. El Día de la Madre genera euforia y opciones de ventas quizá solo equiparables al día de Navidad. Ya deberían de estar inundando las mentes de los consumidores para que vacíen sus bolsillos las promociones, publicidad, descuentos, ofertas, cupones para como consumidores ir haciendo el guardadito. Y cerramos, el día 15, los maestros y el 23 el estudiante.

Motivos sobran, argumentos comerciales están faltando. Qué nostalgia recordar aquellos festivales del 5 de mayo en la avenida Juárez, las interminables serenatas del 10 de mayo bajo otros estándares de seguridad donde incluso hasta te “aventabas’ un palomazo para apoyar a un desconocido o le ibas a cantar a la suegra “pa’ quedar bien”. La algarabía de la festividad del 3 de mayo con el colorido que le imprimían los albañiles a sus construcciones, Y ni qué decir del 23 de mayo, las ‘parvadas’ de alumnos que recorrían las albercas, los parques; todo aderezado con la “cooperacha” de los negocios o de los mismos estudiantes para hacer el convivio más atractivo, oportunidades de vender al por mayor. Lo digo y lo reitero: “las oportunidades son calvas y se tienen que agarrar por los pelos” pero en nuestra frontera el comercio parece estar sordo ante el ruido de las pisadas de las oportunidades. Hay una extraordinaria coyuntura para hacer crecer los negocios con base en las oportunidades comerciales. ¿Qué falta? ¿Inteligencia comercial o voluntad empresarial? Ahí están los consumidores, ¡levántense y vendan! 




  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: