La Judicatura... Otra vez | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 23 Julio 2018 | 

9

37

32

Secciones

Lunes 23 Julio 2018 | 

9

37

32

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


La Judicatura... Otra vez

Sixto Duarte/
Analista | Martes 10 Abril 2018 | 00:01:00 hrs

En varias ocasiones, en este mismo espacio, he vertido mi opinión sobre el Consejo de la Judicatura del Estado de Chihuahua. El 30 de mayo de 2017, dije que me parecía un exceso las facultades que tenía para incidir en el nombramiento de magistrados. El 12 y el 26 de diciembre pasado, hablé del albañal que se había convertido el Poder Judicial de Chihuahua. No es que me haya vuelto monotemático, o que tuviera una fijación especial con el tema; simplemente me llegaba a parecer irrisorio, casi de caricatura, que el gobernador Corral mandara en el Poder Judicial como un capataz manda en una hacienda, y que nadie dijera nada al respecto. No hablo de los jueces, pues al menos los de control (en su mayoría) han demostrado ser subalternos de Corral o de quien esté en el poder. Hablo de la opinión pública en general, que justificaba los excesos “porque Duarte también hacía lo mismo”.

La semana pasada, la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronunció sobre dos asuntos que hacen ver a Chihuahua como una provincia de la época feudal. En primer término, la Corte resolvió que era inconstitucional la remoción del entonces presidente del Tribunal Superior de Chihuahua, Gabriel Sepúlveda, por medio de un decreto legislativo. La Corte señaló la grave intromisión de los otros poderes en la rama judicial de Chihuahua. En segundo término, resolvió que el nombramiento del Consejo de la Judicatura del Estado era inconstitucional, pues se destituyó al Consejo anterior. En la discusión del proyecto de resolución, el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea enfatizó que la violación a la independencia judicial y a la división de poderes eran algo “gravísimo”, dejando en claro que lo que ocurrió en Chihuahua fue inconstitucional. Si la Corte determina que hay que destituir al actual Consejo de la Judicatura, el gobernador Corral tendrá que buscarle otro trabajo a Lucha Castro, pues no cumple con la edad para ser consejera. Tampoco cumplía este requisito cuando fue nombrada, pero al gobernador no le importó.

A aquellos que sostuvimos desde un principio que Javier Corral se entrometía y vulneraba la independencia judicial en Chihuahua, el tiempo nos terminó dando la razón. El actuar del gobernador Corral en el Poder Judicial es algo que nos afecta a todos, pues no se alcanza plena libertad hasta en tanto el poder se encuentre efectivamente dividido, tal como lo planteaba el Barón de Montesquieu. Los únicos que están de luto por esta resolución son aquellos que insisten en politizar la justicia en Chihuahua.

Aunado a lo anterior, un tribunal federal determinó ejercer competencia en el caso de Alejandro Gutiérrez. Esto desde luego que no le gustó a Corral, pues no tiene control sobre los jueces federales. Su molestia evidencía que, efectivamente, ejerce un control sobre los jueces del fuero común. De no ser así, no tendría porqué haber reaccionado como lo hizo, acusando parcialidad. Parece que para Javier Corral, justicia es únicamente la que dictan sus tapetes, los jueces del fuero común.

Creo que esta coyuntura es idónea para que los jueces y magistrados del fuero común en Chihuahua recuperen un poco de la dignidad que han perdido y que todo juzgador debe tener. La forma de recuperar esta dignidad es que empiecen a velar por la independencia judicial, guiándose únicamente por lo que dicte la ley, no lo que dicte el gobernador. Bien dijo el ministro presidente Luis María Aguilar al respecto: “Sin independencia, no puede siquiera llamarse juzgador a una persona”. Parece que, con tal de estar dentro del sistema, muchos juzgadores han olvidado que protestaron guardar y hacer guardar la Constitución y la ley.

Tan ocupado ha estado el gobernador Corral metiéndose en las funciones de los otros poderes que ha olvidado atender las responsabilidades del Ejecutivo. La función primigenia del Estado es brindar seguridad. En días recientes, acribillaron a varios escoltas del fiscal y de él. Esto viene a reflejar el enorme grado de descomposición que existe en Chihuahua, y evidencía que la violencia va en aumento.

El poder de la nómina corrompe hasta a los más arraigados principios. Comento esto pues hay aplaudidores oficiales que promueven una campaña en redes sociales donde le dicen a Corral “No estás solo”, a partir del atentado que sufrieron sus escoltas en días recientes. Tienen toda la razón, Corral no está solo. Los que estamos solos somos los chihuahuenses con esta violencia desbordada, que ni el mismo gobierno puede o quiere detener.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: