Incultura vial | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Lunes 23 Julio 2018 | 

9

37

09

Secciones

Lunes 23 Julio 2018 | 

9

37

09

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Incultura vial

Carlos Irigoyen/
Analista | Viernes 06 Abril 2018 | 00:01:00 hrs

No hemos aprendido, seguimos cayendo en los mismos errores y seguimos tropezando con la misma piedra; la cultura vial en Juárez es “fake news” dirían los millenials. Hemos visto en el último año terribles accidentes viales que han consternado a muchas familias juarenses que han perdido familiares o amigos víctimas de la imprudencia de conductores que manejan en estado inconveniente, la misma forma insensata de cruzar las calles por parte de los peatones, la falta y falla en infraestructura vial, pero sobre todo ¡absolutamente sobre todo! una ausencia y vacío de cultura vial que es realmente grotesca entre muchos de los habitantes de la ciudad.

Según datos del Centro Nacional para la Prevención de Accidentes, los atropellos, las muertes de ocupantes del vehículo, los motociclistas y los ciclistas contabilizan el 67 por ciento de las muertes ocurridas en accidentes viales; los últimos son considerados como usuarios vulnerables de la infraestructura urbana; parte el mismo peatón, parte el “cafre” que no sabe respetar, pero insisto, ¿dónde está y de quién es responsabilidad la creación e impartición de la cultura vial?

Necesitamos trabajar en los modelos que sensibilicen a nuestra sociedad y la lleven a actuar, hay un sentido de urgencia. El crecimiento desordenado de propiedad de automóviles puede ser insostenible, Así Estamos Juárez afirma que son más de 460 mil y el Inegi dice que hay más de 575 mil automotores. Lamentablemente, ni los vehículos, ni la ciudad como ecosistema, ni la infraestructura y mucho menos el habitante está preparado para todo lo que conlleva esta vorágine de movimiento vehicular, desatando cualquier cantidad de emociones, sentimientos y percepciones entre los automovilistas que “luchan” por su espacio vital en la “jungla de acero”, comportamientos dignos de la era de piedra; poca civilidad y mucho salvajismo.

¿Ejemplos? Desde los más simples hasta los más terribles. ¿Por qué no ponemos la direccional para efectuar un simple cambio de carril? Aquí parece que cuando haces esa acción le estás diciendo al otro conductor “cierra el espacio y no me dejes pasar” y qué grave degenere se percibe cuando dos conductores se están agrediendo verbalmente porque uno “abusó” del otro; no hubo capacidad de comunicación, civismo y entendimiento así la sociedad privilegia el recurso del insulto como el medio más efectivo de control de una situación. Y hay cosas peores, hablar por celular mientras manejas, conducir “a ciegas” porque andan buscando un papel o algo que se cayó, cantando con el volumen por todo lo alto con el riesgo de no oír las sirenas de un vehículo de emergencia, manejar intoxicado por una droga. ¿Que de verdad la conciencia será tan enana para no admitir el gigantesco peligro que esto implica?

Luego hablemos también del peatón que descaradamente ignora los lineamientos de vialidad esenciales como cruzar las calles por las esquinas. Es lamentable ver como hay personas que en una faena sumamente descuidada andan “toreando” los carros en las avenidas, da lo mismo si es avenida principal o calle lateral, el objetivo es demostrar que la persona es diestra en el “toreo” de autos y camiones. Como peatones deberemos de impulsar el uso de los puentes y zonas peatonales con el ejemplo, decirles a nuestros hijos como se debe de cruzar con precaución cualquier calle y usar adecuadamente la infraestructura existente.

Y es que, para concluir, ese es otro grave problema en la falta de cultura vial, la infraestructura existente no es la más adecuada ni es la que mejor puede orientar a la promoción de una cultura vial. En algunas avenidas las banquetas están hechas un muladar, los señalamientos constantemente son vandalizados, las calles llenas de hoyos, la falta de iluminación, la pintura desgastada, los semáforos no sincronizados y muchas otras cosas más que hacen sumamente inseguro movilizarnos de manera segura.

No es atizando con multas económicas como se llegará a concientizar a la población, entre más se crean multas por cualquier motivo más probabilidad de activar la corrupción que tanto ha lastimado a nuestra sociedad, una muestra más de la falta de cultura.

Sin duda, la cultura y el impulso a la educación son más baratos que las consecuencias que estamos viviendo de la ausencia de una cultura vial. Hay que apostarle a la educación.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: