Procurar la justicia, obligación del Estado | Opinion

Opinión

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 19 Septiembre 2018 | 

14

54

34

Secciones

Miércoles 19 Septiembre 2018 | 

14

54

34

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Procurar la justicia, obligación del Estado

Lourdes Almada Mireles/
Analista | Viernes 30 Marzo 2018 | 00:01:00 hrs

El lunes pasado los abogados de Hugo Almada Mireles, quien fuera subsecretario de Desarrollo Social en la Zona Norte, presentaron una denuncia pública en la que afirmaron la actuación ilegal, parcial y violatoria de derechos de la Secretaría de la Función Pública. En la presentación de algunas de las irregularidades más sobresalientes que encontraron en el expediente administrativo 23/17, afirmaron: “Como autoridad que ejecuta tareas materialmente jurisdiccionales, la Secretaría de la Función Pública tuvo el fundamental deber de dirigir el procedimiento administrativo incoado al Dr. Hugo Almada con imparcialidad y estricto apego a la ley. En vez de ello, ha instrumentado un expediente plagado de violaciones y arbitrariedades, con el evidente propósito de cumplir una consigna política contra el doctor Almada”.

Las acusaciones planteadas por los abogados son muy serias. Establecen, entre otras cosas, que la autoridad toleró la presentación de testigos falsos y la fabricación de pruebas para inculpar al denunciado, lo que, según argumentan, es apreciable a simple vista sin la necesidad de “ser abogado o jurisconsulto”. Lo anterior, aunado a una serie de violaciones procesales en su perjuicio, como el haber sido retirado de su cargo por la presentación de una denuncia sin que el proceso hubiera iniciado y sin haber sido siquiera notificado de ello, o haberse la autoridad administrativa convertido en juez y parte, mejorando oficiosamente las pruebas y habiendo aceptado pruebas que la denunciante ofreció en contravención a la ley, entre otras irregularidades.

De ser ciertas estas acusaciones, se está hablando de delitos que se persiguen de oficio y sobre los cuales la mencionada Secretaría está obligada a dar parte a la Fiscalía General de Justicia del Estado. Precisamente por las implicaciones que éstas tienen, la Secretaría de la Función Pública debe una explicación clara sobre las acusaciones vertidas en su contra, pues, si éstas fueran ciertas, es muy preocupante que la institución del Gobierno del Estado encargada de velar por el respeto a la ley y a los derechos humanos, sea responsable de la violación a los mismos. Si cuenta con los argumentos para desmentir el análisis jurídico presentado sobre el caso, es indispensable que los presente. Si no los tuviera, Gobierno del Estado tiene la obligación de hacer las investigaciones correspondientes, fincar responsabilidades sobre las/os funcionarios que hayan actuado de manera irregular y resarcir los daños al doctor Hugo Almada Mireles.

El análisis de este caso nos hace reflexionar sobre la situación de la justicia y las implicaciones que tiene para “el ciudadano de a pie”, que no tiene los medios necesarios para una defensa legal adecuada. En el ámbito de lo político, es igualmente preocupante el hecho de que se utilicen la calumnia y la complicidad de las autoridades para acceder a posiciones de poder o incluso a recursos públicos. El acceso a la justicia y al debido proceso es uno de los pilares de la democracia y debería ser una prioridad de cualquier gobierno que se precie de estar bajo ese régimen.

La justicia es un derecho, no una concesión. Pero si ello no fuera suficiente, el gobernador de nuestro estado tiene una segunda responsabilidad. Es innegable que Javier Corral ha jugado un papel importante en la exigencia de respeto a la ley, en la demanda de poner freno a la corrupción y la impunidad respecto a la extradición y los procesos judiciales contra el exgobernador César Duarte. Su posicionamiento claro sobre el asunto ganó la simpatía -e incluso el voto- de un importante sector de las y los chihuahuenses. Coincidimos muchos en que se trata de una lucha necesaria y fundamental para sentar precedentes y acortar los márgenes de la impunidad. Precisamente por eso, y en aras a que su lucha y su liderazgo sean creíbles, requiere dar muestras contundentes contra la impunidad, a favor del apego a la ley y el respeto irrestricto a los derechos humanos.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: